Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Crítica maestra: Wifi Ralph

460959_grande_Cu5xeR9j
Agregar a favoritos
Todo sobre:Estrenos

No sé qué opinan ustedes de Ralph El Demoledor, pero para mí no tiene nada que envidiarle a las buenas películas Pixar que nos maravillan con sus mundos increíbles, nos entretienen con sus chistes pulentos, y nos hacen llorar con sus finales emotivos de alto snif. ¿La vieron? Se trata de un malo de videojuego que está cansado de ser un villano, por lo que se mete a otros videojuegos buscando ganarse alguna medalla. Con tanta mala suerte que termina en un videojuego de carreritas a lo Mario Kart llamado “Sugar Rush”, donde conoce a una cabra chica apestosa que le roba la medalla y lo irrita siendo la cabra chica apestosa que es.

Durante la historia Ralph se da cuenta de que esta niñita es víctima de un complot que llevó a un tirano al poder de manera ilícita (larga historia), y lo mejor es que se convierte en un héroe no porque consigue una medalla, sino que salva el día, y gana una amiga.

Me gusta porque además de la choreza de hacer con los videojuegos un poco lo que Toy Story hizo con los juguetes, la historia de verdad termina en un punto emocionante muy parecido al de Monsters Inc. donde lo importante no son los detalles, sino el cariño de dos personajes. Está en Netflix así que partieron a verla si es que no lo han hecho ya.

Y con eso tenían todo para hacer una segunda parte pulenta, y adivinen, fue justamente eso lo que hicieron. En esta segunda parte, la vida y la amistad de Ralph y Vanélope se ha vuelto rutina. Los dos “trabajan” todo el día en sus respectivos juegos, y cuando el local cierra, se juntan a tirar la talla y pasarlo bien. Este arreglo resulta muy conveniente para el flojonazo de Ralph, pero para Vanélope, siendo la cabra chica apestosa e inquieta que es, es insuficiente y quiere “más”. Como toda persona que ya se sabe el videojuego de memoria y no le queda nada por desbloquear, está muy aburrida y su mundo le parece demasiado pequeño. Pero entonces ponen “wifi” en el local donde están todos los videojuegos y para no contarles la película completa, Ralph y Vanélope terminan metiéndose a Internet.

disney animation ralph GIF by Walt Disney Studios

Aquí es donde empieza el festival de chistes que absolutamente ningún cabro chico menor de diez años va a entender, pero que todos ustedes pailones usuarios de Internet sabrán apreciar. No sé si todo esto tiene mucha lógica (¿cómo es que un personaje de videojuego puede entrar a redes sociales?), pero dejando de lado las inquietudes de Neil deGrasse Tyson, esta película se disfruta, y mucho. Siempre hay alguna observación aguja o algún momento interesante que estar mirando, y de a poco se va armando una historia más grande, que al igual que la primera película va más por el lado de los afectos de sus personajes que por el de la chaya distractora que usualmente se encuentra en las películas para niños.

¿Y saben qué? Me resistí, lo reconozco. Habiendo tanto que explorar con los videjuegos, teniendo tanto personaje bueno que usar, no me gustaba mucho la idea de mandar a estos compadres a explorar Internet. Eso me sonaba más a la trama de “Ralph El Demoledor 5: Raspando el Barril”, y no se me ocurre algo más “perecible” que meter en películas que el humor de memes y redes sociales (en tres años más todos esos chistes van a estar obsoletos, lo doy firmado) pero, así y todo, la película es increíblemente entretenida, y mucho más inteligente de lo que cualquier película Disney ha sido hasta el momento. Y ya habrán visto por los tráilers que en una escena Vanélope visita la mismísima página de Disney (en una paradoja que dejaría al doc Brown con infarto), y con una cantidad de cameos similar a si hubieran grabado We Are the World con el elenco de Roger Rabbit en el mundo Ready Player One. Nah, nunca tanto. Pero de que aparecen personajes que nunca pensamos ver en la misma película, se ven.

Y debo tirarles flores a los peliculastas, porque viendo los créditos caché a muchos que trabajaron en Los Simpsons y en Futurama, así que se entiende de dónde vienen los chistes buenos, las observaciones aguja y lo vigente que son algunos de sus temas. En resumen, lo van a pasar chancho. Si les gustó la primera película tanto como a mí, deberían estar con la entrada lista y preparados para pasarlo igual (o más) de bien que con la primera. Y apúrense para que no les arruinen los cameos ni los chistes.

disney animation ralph GIF by Walt Disney Studios

Para terminar, los dejo con una breve sección de Preguntas Frecuentes.

¿Es mejor que la primera?

Francamente, no sé. Creo que esta no es tan redondita como la otra, que hace muchas cosas a la vez. Desde presentar el mundo hasta trazarles un buen viaje a los personajes, cerrando todo perfectamente en la nota emocional precisa. Esta se siente más desordenada, con más chistes solo por divertirte y entrando “en terreno” (es decir, el corazón emocional de la historia) tirando más bien para el final. Pero el clímax de esta película es hermoso, y también lo que dice de la vida y las relaciones. Así que por el momento diré que encuentro mejor película a la primera, pero esta es sin duda más entretenida y digna de risotada, aunque solo el tiempo contestará esta pregunta.

¿Puedo ir con mi hermanito/hijo/sobrino/nieto?

Obvio que sí, el que debería estar preguntando si puede ir contigo es el cabro chico, pailón. Esta es una película infantil, qué vienes a preguntar tonteras. Pero aprovecho de decirte que muchos de los chistes son para usuarios de Internet por lo que mucho cabro chico va a pasar de largo con los chistes sobre videos virales, aplicaciones, subastas en Internet, etc. Pero las aventuras, el color, y las apariciones de personajes que probablemente todos conocen va a hacer que lo pasen bien igual. Así que hay para todos, qué mejor.

¿Necesito ver la primera para entender esta?

Mira, la verdad es que no es estrictamente necesario verla para entenderla, porque salvo la amistad de Ralph con Vanélope y el concepto general de cómo funciona este mundo, no es mucho lo que sigue de la otra historia. Pero creo que sí es necesario verla para disfrutarla más. Así uno sabe quiénes son los personajes secundarios, y uno entra sabiendo lo importante que son los personajes para los demás, etc. Además, es buena, véanla, qué les cuesta, está en Netflix, no les cuesta nada, eso les cuesta.

¿Vale la pena verla en 3D?

No.

En el tráiler vi que salen otras princesas Disney, pero me da lata que hagan eso y quiero saber si son cameos no más o si realmente importan para la trama.

Digamos que son cameos muy bien hechos, con un poder de observación muy importante y que son importantes para la trama porque ayudan a un personaje en un momento clave (que además es muy divertido). Igual estamos en la época en que Disney es dueña del 90% de las infancias de todo el mundo, más nos vale irnos acostumbrado.

Me gusta mucho la primera, pero odié la voz de La Chilindrina en el doblaje. ¿Me va a pasar lo mismo con esta?

Primero, lávate la boca antes de hablar mal del doblaje de María Antonieta de las Nieves. Es cierto que sonaba como una cabra chica apestosa e irritante que uno quería hacer callar, pero adivina… El personaje de Vanélope es JUSTAMENTE una cabra chica apestosa e irritante que uno quiere hacer callar. Se supone que el espectador debe sentir lo que siente Ralph cuando la escucha, así que basta de basurear a una señora de edad por hacer tan buen trabajo. Segundo: El trabajo vocal de La Chilindrina era infinitamente superior al trabajo vocal de Sarah Silverman, la Vanélope original en inglés, y el que esté en desacuerdo conmigo que me escriba un email a estasequivocado arroba lavatelasorejas punto gil. Los matices y el sentimiento que la señora María Antonieta le puso a ese personaje son una mejora por donde se lo escuche. Dicho eso, sí. Cambiaron a La Chilindrina esta vez, así que no te preocupes por volver a escuchar a una excelente doblajista haciendo un gran trabajo. El pago de Chile.

Y finalmente… ¿Tiene escena post-créditos?

Sí. Siguiendo la usanza Marvel tiene dos (2). Una a la mitad de los créditos y otra al final-final, así que a agotarle la paciencia al personal de aseo del cine no más y quedarse hasta el final. No se van a arrepentir, eso no más les digo.

 

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad