Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

“El Titán” de Netflix, una buena película pero queda debiendo

71a327eb37bd92dacd6fda1c191f716b900a8f42
Agregar a favoritos
Todo sobre:El TitánNetflix

Segunda semana de abril y es necesario hablar sobre un nuevo estreno de Netflix. Esta vez nos reunimos en la Internet (que viejo sonó eso) para hablar de El Titán, la nueva película del streaming, protagonizada por Sam Worthington (Avatar) y Taylor Schilling (Orange is the new black). ¿Nos gustó o no nos gustó? A continuación todos los detalles de la mano, tecla y corazón de Cinestro:

Un mundo obligado a evolucionar

¿Qué pasa si la sobrepoblacion lleva a los científicos a experimentar con militares para enviarlos a una luna de Saturno? Así es El Titán, una película de ciencia ficción que juega al suspenso en una carrera contra el tiempo, para poder viajar a un satélite natural “conocido por poseer agua” y convertirlo la única opción de la humanidad antes de que el planeta quede devastado.

La idea es que algunos militares que hayan sobrevivido a situaciones extremas (el protagonista cruzó un desierto solo), sean alterados de manera genética para aumentar su resistencia al violento clima de Titán (la luna de Saturno). El problema es que los cambios pueden ser tan grandes que la persona que comienza esta transformación termina convirtiéndose en un ser muy diferente a lo que entendemos por la definición de “humano”. Claro, no diré spoilers, pero quédense con la idea de que aquí no van a encontrar una película de viajes espaciales, sino que de suspenso medio futurista (medio críptico tal vez…), tradicional y situado solo en La Tierra.

Una de las cosas interesantes, es que uno puede ir viendo la evolución de los personajes que están siendo parte del experimento, así como también de la esposa del protagonista (Schilling), quien comienza a ser testigo de esta evolución forzada y de cómo su marido deja de ser quien conoció en algún momento.

eltitan2

¿Viajando demasiado lejos?

Si bien El Titán es una película re-contra llamativa (obvio que sí, los desastres naturales y viajes espaciales siempre son un gol), no logra aterrizar bien sobre su propio terreno. Me refiero a que hay veces en que la trama pasa de ser algo entretenida, a una cosa media tontita con aires de grandeza. Incluso se plantean situaciones a nivel de guión, en que uno imagina un gran e imponente “¿WTF?”.

Desde que he visto a Sam Worthington en sus películas, siempre he sentido que es un gallo medio mañoso y que sus papeles se van repitiendo cada vez más. Da la sensación de que su personaje está el 90% de la película enojado y que ni siquiera se siente cómodo estando con su familia, quienes son parte fundamental de la humanidad en el personaje.

Tampoco uno espera más de un proyecto sin tantos presupuestos, pero queda la idea en la cabeza de que si el mundo del cine nos pudo entregar un Ex-Machina o un buen capítulo de Black Mirror, ¿por qué entonces una película que habla de experimentos científicos no nos puede entregar lo mismo? Ahí es cuando digo que las lucas no siempre son un factor predominante a la hora de sacar adelante una buena película.

eltitan3

Eso sí, aunque la película cumple lo suficiente para no caer en el oscuro pozo de Netflix donde yace Death Note (2017), sabe sacar provecho también de algunas locaciones sin necesidad de ocupar tanto CGI, maquillajes y FX… En teoría es una buena película en el catálogo, pero se queda en eso solamente.

Ya que estamos entrando en las odiosas comparaciones, debo decir que me gustó mucho más Aniquilación, porque se la juega con casi los mismos elementos, aunque de una manera brutalmente loca. Ahí es donde Natalie Portman hace todo lo que Sam Worthington debería haber hecho en El Titán, y es capaz de llevar todo el hilo de la trama sin perderse en un personaje aburrido.

No les voy a mentir y decir que la película es un imperdible, pero tampoco les diré que es mula. Basta con decir que la premisa es lógica, correcta (de hecho hasta puede que la disfruten), pero lamentablemente se termina por perder “como lágrimas en la lluvia”, como dijo por ahí un replicante amigo mío…

Eso por ahora, El Titán está disponible en Netflix para que puedan ver desde sus casitas, junto a la maravillosa compañía de su Smart TV LG y el frío que comienza a llegar en este otoño.

¿La vieron? ¿La verán? ¡Espero sus comentarios!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad