Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Chile-México: un duelo entre dos viejos conocidos

Plantilla-LG-TV-800x400_4
Agregar a favoritos

El primer partido que jugó Chile después del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, fue ante México: amistoso en el Estadio Azteca, con triunfo para la Roja por 2-0 (ambos tantos, obra de Carlos Caszely).

Otro apunte: el primer duelo mundialista en la historia de nuestra Selección, fue contra los mexicanos. También terminó con una victoria nuestra por 3-0, en el marco del Mundial Uruguay 1930.

Pero hay más: ya en 1928 ambas selecciones habían chocado en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam, Holanda. Otro resultado favorable para Chile, esa vez por 3-1.

Entrego estos datos para graficar que los encuentros entra la Roja y el Tri (como se conoce a la selección azteca) tienen largo recorrido y marcan hitos importantes para el fútbol de ambos países. Y, ojo, aunque los tres marcadores entregados más arriba corresponden sólo a triunfos nacionales, la estadística global se inclina en favor de los norteamericanos: de un total de 24 confrontes, nuestro equipo registra 9 victoras, con tres empates y 12 derrotas.

México habitualmente nos complica la existencia, como seguramente ocurrirá el próximo sábado 6 de septiembre ( Estadio Levi’s, de California, 22 horas). Esto, porque el juego del Tri refleja la intensidad de la competencia local, cuyos equipos, además, reciben el aporte generoso de muchas estrellas del fútbol sudamericano y mundial. Allá, el poder adquisitivo de las instituciones está, casi, a la altura de Europa.

Es por esto que Jorge Luis Sampaoli alineará prácticamente al mismo equipo que actuó en Brasil 2014. Los tres nuevos integrantes del plantel (Sebastián Martínez, de Universidad de Chile; Juan Delgado, de Colo Colo, y Martín Rodríguez, de Huachipato) deberán esperar su oportunidad para el amistoso frente a Haití (Miami, martes 9 de septiembre, 20 horas

Pensemos, además, en el mediano plazo y en ese gran objetivo que se fijó este grupo de jugadores, en conjunto con el cuerpo técnico: la Copa América 2015, a realizarse en nuestro país. Todos han señalado (algunos, de manera muy grandilocuente; otros, con algo más de timidez) que se debe ganar ese torneo. Declaraciones que encierran un fuerte porcentaje de irresponsabilidad, puesto que Chile nunca lo ha podido conquistar (sólo Venezuela y Ecuador igualan esa triste marca) y, sobre todo, a que enfrentaremos a rivales tanto o más calificados que nosotros: Argentina, subcampeón del mundo; al nuevo Brasil de Dunga; al siempre arisco combinado uruguayo, y a… México, país invitado, junto con Jamaica.

El Tri asoma, entonces, como un obstáculo a considerar en la Copa, y del duelo del sábado se extraerán importantes conclusiones en función de ese objetivo.

Con Haití el tema será más relajado y, es probable, como dije anteriormente, que vea algunos minutos el pequeño grupo de jugadores que conforman nuestra generación de recambio. Lo caribeños representan un fútbol de escaso nivel internacional, pese a que, por ahí,  fueron mundialistas en Alemania 1974. Señalo, con un afán más que anecdótico, que el arquero de la selección haitiana las oficia de cartero en Puerto Príncipe, capital de esa sufrida nación…

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad