Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Cobresal ya instaló sus sueños en la Copa Sudamericana

Cobresal-800x400
Agregar a favoritos

¿Quién podía imaginar a Cobresal, en el arranque de éste y de los últimos años, tan sólo a 90 minutos de alcanzar un cupo para torneos internacionales? Muchos lo veíamos (sí, porque me incluyo) más cerca de la Primera B e incluso de la desaparición. Porque también se especuló con el cierre de la institución, puesto que el campamento de El Salvador no seguiría funcionando y no había razón para mantener al club, el cual, además, cada día lleva menos público al estadio, y el resto de los equipos se queja por el gastadero de plata que representa subir a las alturas del mineral, y razones hay, es verdad. Algunas de ellas, con harto peso (y pesos). Sin embargo, Cobresal ha sido más obstinado que la cruda e indesmentible realidad. No sólo sobrevive, sino que con un empate frente a Palestino el domingo, irá a la Copa Sudamericana…¡Háganse ésa!

A los que siguen de cerca el fútbol chileno les resultará inevitable recordar al gran Cobresal de 1986, instalado, con propiedad, en la mismísima Copa Libertadores. Ese cuadro, dirigido por Manuel Rodríguez Araneda, el “Guerrillero”, ex mundialista del ’62, contaba con figuras como Julio Acuña, Gilberto Reyes, “Lechuga” Araya, Gustavo Huerta (padre del comentarista de TVN), Julio Suazo, Manuel Pedreros, Sergio Salgado, Nelson Pedetti y Rubén Martínez, entre otros. Y aunque no clasificó a la segunda ronda, terminó invicto en la fase de grupos, donde compartió la serie con la Universidad Católica y los colombianos América y Deportivo Cali.

El momento actual de la entidad nortina dista mucho de aquella época, en lo deportivo y en lo institucional. Sabemos que el formato del nuestros torneos permiten la clasificación a copas internacionales de clubes con el perfil de Cobresal. Y también de Palestino. Nivelamos hacia abajo, en pocas palabras. Aun así, lo hecho hasta ahora por el elenco de José Cantillana (cuyo parecido físico con el actor estadounidense Willen Defoe, se acentúa con el correr de los años) sobrepasa toda expectativa.

En rigor, tanto Cantillana, como Emiliano Astorga (estratego de su rival), hacen mucho con muy poco. Juegan con presupuestos cortos, estadios vacíos e indiferencia en torno de su destino. Cobresal y Palestino parece importarle apenas a un racimo de hinchas, sin reparar en las condiciones en las que suelen desenvolverse.

Es más: livianamente se olvida que en el primero se consagró Iván Zamorano, y en el segundo militó, y fue campeón, nada menos que el mejor futbolista de nuestra historia: Elías Figueroa.
Resta sólo el partido de vuelta. En la ida (jugada el miércoles pasado), los nortinos se impusieron por 2-0, con goles del paraguayo Ever Cantero y de Lino Maldonado. Los “tetracolores” terminaron con 10, por la expulsión de Diego Rosende.

Pero hay optimismo en Palestino en que ese marcador podrán revertirlo en su casa. Quizás, su lectura nazca del 4-0 con que golearon a los otros mineros (Cobreloa), hace pocos días. Astorga ha hecho de La Cisterna un reducto muy complicado (perdió solamente dos partidos en el Torneo de Clausura, jugando en esa cancha), y también enarbola una campaña más que aceptable en ese mismo campeonato: los árabes terminaron quintos, con 26 puntos, cinco más que Cobresal.

Nuestro partido muy, pero muy recomendado para este fin de semana es, entonces: Palestino-Cobresal (domingo 11 de mayo, 12 horas, Estadio Municipal de La Cisterna). Al término, veremos quién acompaña a la Sudamericana a Deportes Iquique, Huachipato y la UC, ya clasificados en otras instancias.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad