Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Egipto e Irlanda: las últimas estaciones

Chile---Egipto-800x400 (1)
Agregar a favoritos

Recta final de la etapa de preparación: dos partidos en casa para despedirse del público, ajustar los últimos detalles y determinar la lista definitiva de los 23 futbolistas que viajarán a Brasil.

Nada nuevo bajo el sol… ¿O sí?

Como ya lo he señalado en este post, nada es tan simple en el mundo de Jorge Luis Sampaoli. Siempre hay una perspectiva distinta. Una sutil ambigüedad. El palíndromo: no es lo que se quiere ver ni decir, sino todo lo contrario.

Rescatemos, por ahora, lo que señaló el propio estratego en la última conferencia de prensa, que ofreció hace pocas horas. Junto con disipar algunas incógnitas, y mantener otras bajo las siete llaves del hermetismo (nunca quedó clara la razón de la salida ni del posterior retorno de Paredes, por ejemplo), aseguró: “La idea es que juegue quién juegue se vea cómo jugaremos en el Mundial. En estos dos amistosos tendremos que usar a muchos jugadores, considerando que en el Mundial usaremos a más de once”. Textual.

En otras palabras, los duelos ante Egipto (en Santiago) y frente a Irlanda (Valparaíso) servirán para definir y consolidar el “cómo” jugará Chile en el Mundial. Y aquí hay que aclarar: la Roja maneja varios sistemas tácticos, los cuales son propuestos por Sampaoli dependiendo del rival.

En defensa, podemos actuar tanto con cuatro hombres en línea, como con un líbero y dos centrales delante suyo; en mediocampo, podemos pasar de cuatro a tres volantes; lo mismo que en ofensiva. Todo esto, además, se refuerza con la dinámica propia de un partido, donde la movilidad, con o sin pelota, es requisito sine qua non. Jorge Valdivia, quien aparece como hombre con menor metraje recorrido en un partido, suple esa deficiencia a punta de talento: cuatro o cinco asistencias de gol para sus compañeros.

Entonces, frente a egipcios e irlandeses se aplicará alguno de esos sistemas, en función de profundizar la sincronización en las coberturas y en los relevos; la posesión del balón y la elaboración de las jugadas, y la aceleración (vertical y diagonal) y la definición.

Pero, también, el técnico dilucidará ciertas interrogantes en la formación misma del equipo titular. Al parecer (escribo antes de los amistosos mencionados), Chile jugará ante Egipto con tres en el fondo; cinco mediocampistas (considerando dos volantes externos y un enganche) y dos puntas.

Contra Irlanda iríamos con un 4-3-3.

Las mayores incertidumbres, sin embargo, se centrarán en quiénes se quedarán fuera de la lista de los 23 (por ahora, son 25 los que trabajan en Juan Pinto Durán), y sobre quiénes recaerá la responsabilidad de ser titulares, al menos, en el primer partido contra ante Australia (el próximo viernes 13 de junio).

Sobre lo primero, aventuro: José Pedro Fuenzalida y Rodrigo Millar. Respecto de la alineación estelar para el debut mundialista, sólo espero (y también exijo) que nuestro DT no nos sorprenda con algún experimento poco confiable. Lo digo hoy, pues según muchos reportes, la línea de tres frente a los africanos, incluiría a Francisco Silva como líbero, algo que prácticamente no resiste análisis. Tampoco sería aconsejable utilizar a Charles Aránguiz como enganche, o al “Mago” Valdivia como 9 falso, 9 y medio ó 9 en cualquier condición o variedad. El volante del Palmeiras es nuestro 10, en el sentido más clásico y específico de la nomenclatura.

Como vemos, por muy amistosos que sean estos pleitos (el jugador no corre ni “mete” ni se entrega como en un cotejo oficial, por los puntos), igual tendrán un peso específico. Las conclusiones que sacará Sampaoli marcarán detalles importantes en el Mundial. Es cierto que, con el correr de los días, aumentará la ansiedad, pero, en la misma proporción, disminuirán las dudas.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad