Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Partido Recomendado ECDF: 8ª fecha torneo de Clausura

Audax-Italiano-Universidad-de-Chile
Agregar a favoritos

Una tendencia clara: entre Colo Colo, O’Higgins, Católica y la “U” saldrá el nuevo campeón del fútbol chileno. No habrá sorpresas ni algún “tapado”. Y de esos cuatro equipos, albos y rancaguinos están, por ahora, medio peldaño sobre el resto. En contra de la UC complota su mal comienzo de torneo, mientras que los azules -y aquí radica su gran “consuelo” por estos días- aún no plasman todo su potencial. Porque el equipo del “Profe Reloj” es más de lo que ha mostrado hasta este momento…

En esta columna veremos, entonces, la fecha desde la perspectiva de los cuatro firmes candidatos a quedarse con la corona del Clausura 2014:

Audax Italiano-Universidad de Chile 2

– Audax Italiano-Universidad de Chile (viernes 21, 19 horas, Estadio Bicentenario de La Florida). Buen partido para arrancar la fecha octava fecha. Por una parte, un Audax presionado para salir del fondo de la tabla acumulada y, por otro, un rival que necesita acortar con urgencia la distacia que lo separa de los líderes. La realidad del cuadro itálico da para un análisis más extenso, pues se ha convertido paulatinamente en una unidad de negocios, más que en un equipo de fútbol. El despotenciamiento del primer equipo es inversamente proporcional a las ganancias económicas que reportan las ventas de jugadores. Así, Audax pierde estabilidad y consistencia futbolística, surge la inevitable rotación de entrenadores y todo redunda en esta lucha para no caer en la Primera B. La “U” viene de ganar en el torneo chileno y en la Copa Libertadores. En rigor, saltará a la cancha con amplio favoritismo. Sus problemas son más bien periféricos: la superficie de una cancha sintética (que ya incomodó a los azules en Quilllota), el lío entre Johnny Herrera y un puñado de “barrabravas”, y el hecho (especulo) de que quizás algunos jugadores tengan la cabeza más puesta en el frente internacional, que en el Clausura.

O'Higgins-Universidad Católica

– O’Higgins-Universidad Católica (sábado 22, 18.30 horas, Estadio Monumental). El partido más atractivo de la jornada, porque -como dije anteriormente- se trata de dos equipos que pelean por el título. Los de Rancagua superaron hace pocas horas al América de Cali y, por sobre del cansancio y del desgaste natural que produce un duelo copero, la victoria refuerza las convicciones más íntimas y el concepto futbolístico del plantel de Berizzo. Para la UC será una gran ocasión para lavar las heridas que dejó la finalísima perdida en diciembre pasado. El técnico Rodrigo Astudillo poco a poco está encontrando un equipo base y coherente: acumula más equilibrio en mediocampo -tras el fracaso en la Copa Chile- y mayor contundencia ofensiva. No es menor la goleada por 7-1 que le propinó a Huachipato el fin de semana anterior. Así, el O’Higgins-Católica se convierte en un encuentro de díficil pronóstico, que genera expectativas y que puede representar un punto de quiebre para el cuadro estudiantil: es decir, si lo pierde, comenzará a despedirse del campeonato…

Palestino-Colo Colo

– Palestino-Colo Colo (domingo 23, 19 horas, Estadio Santa Laura). El técnico Héctor Tapia describió, durante la semana, con lujo de detalles cómo Palestino encarará el partido del domingo: “achicando espacios y jugando de contra”, resumió el estratego. Tapia acierta en su análisis, apuntando directamente a las debilidades y a las fortalezas de su oponente. Porque, si bien Palestino ha hecho campañas que superan los vaticinios iniciales, siempre deja la impresión de que mezquina protagonismo y recursos ofensivos. El cuadro tricolor, en pocas palabras, es un elenco complicado y de cuidado: se cierra bien defensivamente (demasiado, diría), sale con rapidez y tiene un buen porcentaje de conversión. Colo Colo sufrirá la ausencia del “Gordo” Vecchio (desgarro) y es probable que veamos un mediocampo con Baeza, Pavez (Esteban) y “Pajarito” Valdés. El resto permanecerá inmutable. Un dato: ojo con Miguel Escalona, central de Palestino. Cada día juega mejor.

Reconozco que este post privilegió a los equipos de arriba. Mirado así, resultó sesgado, parcial y hasta un poco “clasista” (si me permiten la expresión). Prometo compensar este enfoque con un buen análisis de los equipos que pelean por no perder la categoría, pugna igualmente apasionante, e incluso más cerrada y dramática. Huachipato parece condenado, pero ¿lo está realmente…?

Twitter: @blogsotomayor

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad