Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Un cuento de fantasmas y de “bestia negra”

wikipedia
Agregar a favoritos
Todo sobre:DeportesFútbol

Las dificultades objetivas de Colo Colo este fin de semana estarán subordinadas a la obligación de ganar. El tropiezo frente a Ñublense y el sólido caminar el Universidad de Chile sitúan a los albos a cincos puntos del líder. Una caída, entonces, ante la Universidad de Concepción el domingo, prácticamente los dejará fuera de carrera por el título.

Al menos, el técnico Héctor Tapia podrá contar con los dos grandes ausentes contra los chillanejos: Jean Beausejour y Jaime Valdés. Es tan “corto” el plantel de Colo Colo, que el estratego sufre un calvario cada vez que se lesiona o es suspendido uno de sus titulares. No tiene banca. Sólo juveniles con escaso rodaje en el profesionalismo, exceptuando, obviamente, a Paulo Garcés (arquero suplente) y a Sebastián Toro.

En esta misma columnas afirmé, no hace mucho, que la propuesta futbolística del Cacique estaba pasando por una grata evolución en el segundo semestre, y que el equipo, incluso, jugaba mejor que en el torneo anterior, donde fue campeón. En las últimas fechas, sin embargo, condicionado por el hecho de no perderle pisada a la “U” (es decir, sin margen de error) y por las ausencias ya descritas, Colo Colo se estancó en términos de funcionamiento, erradicando los quiebres en el ritmo de salida y la aceleración en el último cuarto de cancha, y apelando mucho al juego de pases laterales, predecible, sin asumir grandes riesgos.

Así se pueden conseguir puntos ante rivales menores, pero no pelear por objetivos importantes, como es la corona, o peor aún, sentar las bases de una propuesta para comienzos de 2015, cuando los albos inicien una nueva aventura en la Copa Libertadores.

Y ya que hablamos de rivales, el de este domingo tiene características demasiado especiales: la Universidad de Concepción se convirtió en la tan temida “bestia negra” del cuadro popular. Ojo, eh, que no es una exageración: Colo Colo no le gana al Campanil desde el 5 de diciembre de 2010. A partir de ahí, los sureños suman siete victorias y un empate. Un registro increíble, el cual fue refrendado hace pocos días por la Copa Chile: el once de Pablo “Vitamina” Sánchez goleó al Cacique y lo dejó fuera de carrera en esa competencia.

En otras palabras, Héctor Tapia deberá resolver en pocas horas cómo exorcizar los fantasmas propios (falta de ritmo y carencia de plantel) y, fundamentalmente, de qué manera puede doblegar a esa “bestia negra” del sur, un adversario invencible en los últimos cuatro años. Agreguemos que el puntero no cae, para configurar, así, un panorama muy difícil para el joven director técnico, tal vez los días más complicados y trascendentes que ha vivido en su corta carrera. Porque si llega a vencer a la U penquista, se instalará de una manera muy distinta de cara al Superclásico de 19 de octubre…

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad