Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Netflix Review: ‘House of Cards’, temporada 5

houseofcards_destacado
Agregar a favoritos

Sinopsis: Nadie dijo que el camino al poder sería fácil y en la quinta temporada de ‘House of Cards‘ los Underwood continúan su camino en las elecciones presidenciales, influyendo el miedo en la población, cosechando enemigos, y contrarrestando la masiva popularidad de Conway entre los norteamericanos.

La democracia está sobrevalorada

House of Cards‘ es una de las series más exitosas de los últimos años al desnudar las estrategias y alianzas que se forman tras las paredes de la Casa Blanca, y que tanto Frank Underwood como Claire Underwood (Kevin Spacey, Robin Wright) ha construido en cinco temporadas, que se han sabido renovar año a año, desde el 2013.

Y es quizás esta atmósfera tan brutal la que hace que los seguidores adoren a esta pareja de villanos, que aun con todos esos planes perversos para obtener el poder, lograron atraparnos en una serie políticamente densa aunque absolutamente rica en oscuridad. Esa misma esencia que hoy (en nuestra realidad) se respira en el calendario, en donde los candidatos presidenciales son capaces de sacarse los ojos con el objetivo de llegar a lo más alto de la pirámide alimenticia.

A propósito del triunfo Trump, y de los actos terroristas en Europa, es que esta serie –al igual que Homeland– toma elementos de la realidad contemporánea y los mezcla con la ficción para darnos una inquietante historia que no está muy lejana de nuestra política mundial. Esas decisiones que muchas veces no tenemos idea por qué ocurren, aquí toman un significado mucho más personal, perverso, y desclasificado.

No por nada, el mismo ex presidente Barack Obama ha dicho en varias ocasiones que ‘House of Cards‘ es su título favorito en sus horas de ocio. ¿Será que La Casa Blanca tiene mucho de la serie?, quién sabe…

houseofcards2

¿Qué voy a encontrar en esta temporada?

La última temporada (la 4) nos dejó con uno de los mejores cliffhanger de toda la serie cuando en el pronóstico de perder las elecciones, los Underwood deciden que es momento de pasar al plan B, y acudir a esparcir el temor entre la población con la infaltable y vieja guerra. No, no una declaración de guerra como muchos pensaron, más bien es un llamado a estar preparados a cualquier acto terrorista que pueda ocurrir en suelo norteamericano, lo cual “entre líneas” es como decir: “nos van a atacar, y nosotros (los Underwood) somos los únicos que podemos protegerlos, si nos dan el voto, claro...”.

Ahora en esta temporada, el asunto se pone cada vez más tenso cuando las votaciones comienzan a revelarse, y los protagonistas deban pasar al plan C, D, E y F. Cosa que resulta bastante sabrosa de ver, ya que uno como espectador empieza a descubrir que las cosas que se pensaban en un comienzo, empiezan a mutar en otras mucho menos esperadas, y más difíciles de que ocurriesen en algún momento.

Esta temporada podría definirse como el momento de la serie en que Frank reconoce la raíz de sus problemas, y pretende evitar los errores que en el pasado le costaron el éxito como político. Es un momento crucial, en que su entorno, y el mundo se está dando cuenta de quién realmente es Frank Underwood, y de lo que está dispuesto a hacer para alcanzar la meta. Acciones que no necesariamente involucran volver a ensuciarse las manos con sangre, pero si obligar a que “ocurran” ciertos hechos a su favor.

houseofcards1

La prensa, el senado, el parlamento, los ex presidentes, los partidos, todos han tenido que pasar por el consentimiento de Frank, y los que no han salido bien parados en algún momento ahora tienen la posibilidad de sabotearlo para hacerlo caer.

La Casa de Cartas tiembla, porque los cimientos en que está construida comienzan a debilitarse,  y ¿quién sabe si en una de esas, es Claire quien podría derrumbar todo el plan de Frank?. La última carta, la reina de corazones a mi parecer, es la que tiene todo para ganar de aquí al final de la serie.

Usher y Davis, las nuevas cartas

Además de los protagonistas que siempre nos van a dar buenos momentos, es importante destacar a dos integrantes que se suman al juego del poder. Por un lado tenemos a Jane Davis (Patricia Clarkson) que llega como Subsecretaria Adjunta de Comercio internacional (?) y quien más temprano que tarde termina siendo un factor influyente en las decisiones de Claire.

Por otro lado está Mark Usher (Campbell Scott), el asesor de Conway que poco a poco comienza a mostrar sus verdaderos colores, con o sin su candidato.

Estos dos personajes son quizás, lo mejor de la temporada porque siguen la misma línea de Frank y Claire en lo que es la ambición, pero distan bastante de lo que Conway quiso aparentar como una copia barata de Frank Underwood. Estos no, estos son tan zorros como los protagonistas, y podría significar tener los mejores aliados, o la chance de que “otras fieras” lleguen a quitarles el poder. Tal como Frank lo hizo con Walker en su momento, ¿lo recuerdan?.

houseofcards3 houseofcards4

Menciones especiales

Me da la sensación de que en algún momento se tuvo contemplado eliminar a Doug Stamper (Boris McGiver) como cualquier otro peón de la serie, pero en el camino se dieron cuenta que el personaje tiene mucho que contar. Principalmente porque es el perro leal de Frank, y es quien muchas veces tiene que hacer el trabajo sucio del “amo”. En esta temporada, como es de esperar y aunque no deja de meterse en problemas tontos, sigue siendo uno de los personajes indispensables en la serie, porque representa la moralidad imperfecta del reinado o un comodín dispuesto a sacrificar todo por Frank.

Tom Yates (Paul Sparks) y LeAnn Harvey (Neve Campbell) siguen siendo los mismos, pero en este ciclo se ven matices más íntimos de su personalidad. Ya no son robots chaperones que reciben órdenes, y al menos ahora, sus personajes tienen un poco más de emotividad. En ese sentido creo que Neve Campbell ha hecho un trabajo increíble como actriz, y los años de la tontilla Sidney Prescott quedaron en el pasado gracias a este papel que la posiciona –de una vez por todas– como una actriz versátil.

Respecto a la temporada, el arranque es dinámico cerrando el tema de las elecciones y las estrategias, y ahí es cuando la serie toma un rumbo mucho más refrescante y peligroso, puesto que los personajes comienzan a verse perseguidos por el pasado.

Lo que más se rescata es la evolución de Claire Underwood, quien aun después de cinco temporadas sigue siendo indescifrable. Una parte de ella está junto a Frank, y otra (un poco más sensible) se duerme enamorada junto a Tom. Hay dos Claires en evidencia, y otras más que quizás aun no hemos descubierto, pero que sin duda están por venir en las próximas temporadas.

Si no han visto esta temporada, es momento de que prendan su Smart TV y pongan Netflix, porque ‘House of Cards‘ tiene una temporada que pone a prueba todo lo que hemos visto hasta el momento. Y comienza a contar un arco nuevo, repleto de consecuencias y unas cartas a punto de derrumbarse.

¿Ya la vieron?, no olviden dejar su comentario.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad