Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

7 Motivos por los que no debes perderte Narcos

narcos-VivirSmart2
Agregar a favoritos

No sé ustedes, pero yo nunca jamás me voy a cansar de las películas de mafiosos. Siempre son pulentas por una mezcla de cosas irresistibles, y todo se puede resumir en que son las medias teleseries: llenas de traiciones, personajes maestros, violencia, y gente que se hace millonaria y poderosa gracias a un “negocio” que corrompe y termina en guerras campales no solo entre mafiosos y policías, sino también entre los mismos mafiosos. Y aunque todo esto da para hacer películas muy distintas entre sí, sigue siendo el motivo por el que nunca van a dejar de gustarnos cosas como El Padrino, Buenos Muchachos, Caracortada, Los Intocables, Ciudad de Dios e incluso Breaking Bad.

Las buenas noticias queridos lectores maestros, es que hay una nueva serie que agregar a la lista de buenas historias de mafiosos, y se llama Narcos. Una serie original de Netflix que pueden ver ahora mismo en tu Smart TV LG, y que consta de diez capítulos maestros listos para devorarse. Y créanme que lo único que van a querer hacer es devorársela, porque esta serie es de aquellas, cabros. ¿Tan así? Tan así. Y aquí les tengo mis 7 motivos para no perderse Narcos. Como dijo Pablo Escobar, vamos al gramo.

Narcos2

7.- Porque es la historia verídica de uno de los narcos más brígidos de todos los tiempos

El famoso Pablo Escobar, narcotraficante colombiano que hizo un imperio de dinero, drogas y poder y llegó a ser tan millonario que tenía islas, barcos, helicópteros, una mansión hecha con billetes de un millón de dólares, etc. Y el compadre no solo era criminal, además se ganó al pueblo regalando dinero y fue considerado un héroe por muchos. Esta serie cuenta en detalle cómo el compadre llegó a transformarse en leyenda, y cómo lo pasaron los pobres giles tratando de meterlo preso. Hay tantos detallitos buenos y tantas cosas que contar, que solo por ser la historia de Pablo Escobar deberíamos verla. Pero todavía me quedan motivos.

6.- Porque tiene todo lo que nos gusta de las películas de mafiosos, pero en una serie

Si la serie Breaking Bad era El Padrino, con su protagonista power y su ritmo más piola y dramático, Narcos es Buenos Muchachos. Esta cuestión es una metralleta de escenas, personajes, información, balaceras y momentos de comedia chistosa. Y cuando les digo que tiene todo lo que nos gusta de las películas de mafiosos, lo digo en serio: Están los personajes peligrosos y temibles que uno sigue porque en el fondo a todos nos gustaría ser cómo ellos. Está la violencia cuática que te hace querer arrepentirte de querer ser como ellos. Están las traiciones, el lujo, el poder, el drama de despedirte de personajes que querías de un puro balazo, y así sucesivamente. Si les gustan las series, esta está muy buena. Si les gustan las historias de mafiosos, ver esta cuestión es un deber ciudadano. Incluso está el gran Luis “Pachanga” Guzmán, qué más quieren:

landscape-1440513662-narco-s1-005-h

5.- Porque de verdad no tiene nada que envidiarle a una gran película de mafiosos

Y aquí hay que aplaudirle a Netflix por jugársela con una serie como esta e invertir lo que claramente fue una superproducción de millones de dólares. En esta serie hay miles de locaciones, escenarios exóticos que van desde la jungla colombiana hasta el mismísimo Chile (más sobre esto más adelante), mansiones, viajes en avión, balaceras en Miami en los años ochentas, de todo. Hay muchísimos personajes y material de archivo de cosas que pasaron de verdad, y en resumen, podrían estrenar esta cuestión en los cines si quisieran, y le volaría el traste a muchas películas actualmente en cartelera. Así de filete es. Lo que nos lleva al siguiente punto.

4.- Por el peliculasta José Padilha

Okay, okay, este compadre hizo el remake de RoboCop que es ahí no más, pero antes de eso hizo otra película sobre policías robots máquinas de matar en una guerra incansable contra la delincuencia. No transcurría en el futuro sino en los barrios más peludos de Brasil, y se llamaba Tropa de Elite. Si no han visto esa película corran a verla porque es filete, y además tiene segunda parte que es casi tan o más buena que la primera. En esas dos películas este compadre demostró no solo que podía hablar del mundo criminal desde ambos bandos (los criminales y los que tratan de pararlos), sino también que podía hacer una película increíble, muy brutal y realista, y mostrarnos a personajes temibles como seres humanos. Lo mismo hizo con los dos primeros capítulos de Narcos, que son como una película en sí mismos, y definió todo el tono de la serie (es productor ejecutivo de todos los demás capítulos). Maestro. Y maestro también el del motivo siguiente:

21939834

3.- Por Wagner Moura

Las películas Tropa de Elite se trataban de un policía de fuerzas especiales que alcanzaba niveles de sicópata en su lucha contra las drogas. Ese policía era el coronel Nascimento, y el actor que lo interpretaba era un compadre capaz de proyectar toda la sicopatía del mundo con la pura mirada. Wagner Moura se llamaba el actor y desde que lo vi en esa película que estaba esperando que le dieran un personaje digno de sus talentos y su capacidad de intimidar. Ese personaje resultó ser Pablo Escobar, y el compadre se saca los zapatos actuando así que pónganle ojo de una vez. No solo tiene el lado sicópata que ya lució en Tropa de Elite, sino que también lo vemos en su lado más amable, amigo de la gente y de su familia. Como todo buen mafioso, ustedes ya saben.

 2.- Porque Chile

Ya sé que es tonto emocionarse cuando mencionan Chile en películas y series, pero qué quieren que le haga. Es emocionante. Y en Narcos Chile juega un rol muy importante, partiendo porque todo el imperio de Pablo Escobar partió gracias a la droga de un chileno llamado “Cucaracha” y que es interpretado por el famoso actor chilensis Luis Gnecco (Nemesio Gatica, comerciales de yogur, etc.). No solo mencionan a nuestro país y muestran imágenes de archivo de nuestra historia, sino que además podemos escuchar nuestros queridos garabatos y modismos de la boca del Cucaracha. Y no solo eso, también actúa Paulina García (Gloria) como la mamá de Pablo Escobar, y Pedro Pascal, el famoso perdedor de batallas de Game of Thrones pero con su cráneo intacto, como el policía colombiano compañero del rubio protagonista (obvio). En este mes de la patria, vean Narcos es lo que estoy tratando de decir.

Y finalmente…

1.- Porque debe ser una de las series más entretenidas que existen

Olvídense de ese viejo dicho “La serie se pone buena después del octavo capítulo” porque en esta está todo pasando desde el capítulo uno. Si les gusta el ritmo metralleta de películas como Casino o Ciudad de Dios, lo van a pasar increíble con esta serie. Al igual que en esas películas, personajes siempre entretenidos entran y salen, con historias dentro de las historias dentro de las historias, y la sensación de que en cualquier momento puede pasar cualquier cosa. Al principio pensé que un ritmo así no podría sostenerse durante toda una serie, ¡pero estos compadres lo lograron! Y cada capítulo es diversión pura, así que ya saben.

Ya se anunció segunda temporada de Narcos para el próximo año. Por mientras, gocen los diez capítulos que hay, me lo van a agradecer.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
custom_avatar
Publicado por Juan Barrera Marchant hace 1 año:

Maestro de maestros, la veré porque me convenció… Pero tanto hablar de Breaking Bad… Sin duda la serie mafiosa por excelencia (y para mí la mejor de la historia) es Los Soprano. Debería dedicarle alguna crítica para aquellos que quieren profundizar más en las series gringas, sobre todo cuando son de (gracias a Jebus por esto) HBO.

ad