Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¡7 películas maestras para ver en Netflix ahora mismo!

LG
Agregar a favoritos
Todo sobre:Netflix

Típico. Abren Netflix y están setecientas horas buscando qué ver y terminan no viendo nada, sepultados bajo el peso de la oferta. Bueno pues aquí está su viejo amigo Hermes para recomendarles siete (7) películas maestras que pueden ver hoy mismo en su Smart TV. Como siempre, traté de incluir películas para todos los gustos, así que nos fuimos.

Mi Gran Noche (2015)

Qué onda: Qué difícil describir esta película. Es española, una comedia desopilante donde todo es caricatura negra, diversión y ridiculeces, que se trata de lo que pasa durante la grabación de un show televisivo que saldrá al aire la noche de Año Nuevo. Hay setecientos personajes y todos están en la suya, desde los cantantes que se presentan hasta los extras contratados que están en el público, y todos confluyen al final en un escándalo mayúsculo. Es de esas películas que son verlas para creerlas.

Por qué verla: Básicamente por su director, Álex de la Iglesia (El día de la bestia), especialista en películas increíbles, únicas, y con humor negro para llenar el estanque completo. Como todas sus películas, esta es otra más que es “verla para creerla”, llena de sátira dolorosa y de imágenes jugadas.

Lo mejor de la peli: Lejos, pero lejos, Raphael. Sí, el cantante Raphael de España. Acá interpreta a “Alphonso”, un cantante que más parece el emperador de Star Wars (lo juro) y que canta sus propias canciones. Además se enfrenta a un asesino que es su fan (y su hijo biológico) que tiene el cuerpo lleno de tatuajes con letras de sus canciones. Cabros, en serio, esta película es verla para creerla.

Ideal para: Fanáticos de Raphael y no estoy bromeando. Cuando la vi en el cine el año pasado, mi función estaba llena de abuelitas que CLARAMENTE estaban ahí por Raphael y adivinen quiénes fueron las que más se rieron con la película. Sí, las raphaelievers.

Ya no me siento a gusto en este mundo (I Don’t Feel At Home In This World Anymore, 2017)

Qué onda: Netflix no solo está financiando series exclusivas, también está haciendo películas. Y esta ya se ganó el premio del Gran Jurado en Sundance, y la pueden ver en sus casitas en este preciso instante. Se trata de una comadre que le va muy mal en la vida, y que descubre que se metieron a robar a su casa. Cuando se une a un vecino medio friqui para encontrar a los ladrones, de a poco se empieza a meter en unos problemas que mejor ni les cuento. Esta película es una joya, cabros.

Por qué verla: Porque su director es un compadre que actuó en dos películas maestras de Jeremy Saulnier (Green Room, Blue Ruin), y en esta película demuestra que ha aprendido bastante de su compadre. Es una lección de cómo hacer que te importen los personajes antes de mandarlos a la aventura, y el elenco está muy bien. La protagonista es Melanie Lynskey (Criaturas Celestiales, Two and a Half Men) y su vecino es Elijah Wood (Frodo), que en esta película hace una especie de Dwight de The Office, y los dos se ganan nuestro afecto muy rápido. Uno nunca sabe para dónde va esta película, y lo pasa bien desde el principio.

Lo mejor de la peli: Esto es difícil de explicar, pero lo mejor de la película es su “onda”. Es la típica película “independiente” hecha con más amor que plata, pero es increíblemente entretenida, y lejos la mejor sorpresa que me he llevado últimamente.

Ideal para: La gente desencantada con el cine, y los fans de las cosas buenas.

Lo que hacemos en las sombras (What We Do In The Shadows, 2014)

Qué onda: Este es un “documental falso” sobre unos vampiros que comparten departamento en Nueva Zelandia, y es otra de esas películas que hay que verlas para creerlas. Cada personaje representa un estilo distinto de vampiro (hay un “Nosferatu”, un “Drácula”, un “Entrevista con el vampiro”), y justamente por ser tan fiel a los mitos vampíricos es que resulta tan increíblemente graciosa. Porque sí, es una comedia para morir de la risa.

Por qué verla: Uno, por los peliculastas. Jemaine Clement (Flight of the Concords, Moana) y Taika Waititi (Hunt for the Wilderpeople y la próxima Thor: Ragnarok). Estos compadres no solo dirigen y escriben, además actúan y en cinco minutos de película ya sientes que has visto tres temporadas de estos personajes y les tienes una barra increíble. Es una película muy “culta” además, y conoce demasiado bien todas las películas de vampiros que se han hecho porque tiene referencias muy inteligentes de casi todo, y consigue incluso ser dramática y terrorífica cuando quiere.

Lo mejor de la peli: El elenco y sus interacciones. Aunque recrea muy bien el estilo de estos documentales, lo mejor es lejos ver a Vladislav, Deacon y Viago interactuar entre ellos y con los demás personajes (¡Stu!). Dicen que están haciendo una segunda parte, pero en mi opinión esta película es perfecta.

Ideal para: Los fanáticos de los vampiros y de las comedias buenas.

La última ola (Bølgen, 2015)

Qué onda: Esta es una película “de catástrofe” hecha y derecha. Se trata de un geólogo que, en su último día de pega (típico), descubre que unos temblores van a terminar dejando la grande, con tsunami y todo, y empieza a tratar de advertirle a todo el mundo. Tensión de aquella.

Por qué verla: Como es una película noruega, no tiene las típicas tonteras de Hollywood, y lo que sí tiene es mucho momento para comerse las uñas y gritarle a la pantalla. No es muy distinta a otras películas de este estilo (Como San Andreas con La Roca) porque se trata de una gran catástrofe y la consecuente búsqueda de seres queridos etc, pero esta funciona porque está muy bien hecha y se siente más real.

Lo mejor de la peli: La tensión sin igual y el miedo que todos le tenemos a estos desastres naturales mala onda.

Ideal para: Fanáticos de la supervivencia y de esos documentales apocalípticos de cómo la madre naturaleza a veces nos castiga.

El sueño de Walt (Saving Mr. Banks, 2013)

Qué onda: Esta es de esas películas “basadas en la vida real” que se trata sobre algo en particular y que resultan muy sorprendentes porque uno no tenía idea de que algo así había pasado. En este caso en particular, es la historia de cómo Walt Disney (Tom Hanks) convenció a la escritora P. L. Travers (Emma Thompson) para dejarlo hacer una película con su libro Mary Poppins. Intercalan todo el proceso de la película con momentos en la vida de la señora, y el resultado es increíblemente emotivo. Y muy entretenido para todos los que sean fanáticos de Disney, Mary Poppins y el Hollywood clásico de esa época.

Por qué verla: El puro elenco ya hace que esta película valga absolutamente la pena. Tom Hanks como Walt Disney es un toque de genio en sí mismo, y Emma Thompson hace de la escritora más amargada y odiosa desde Jack Nicholson en Mejor imposible. Si son fanáticos de Disney, esta película tiene un montón de detalles que les van a encantar, además, como escenas en que componen canciones famosas, y cosas así.

Lo mejor de la peli: Las mentiras. Como toda historia “basada en la vida real”, esta película se toma sus licencias, y si se ponen a investigar verán que las mejores partes de la película no ocurrieron tan así. De todas maneras se goza, es emocionante y uno termina queriendo todavía más a estos señores que crearon la infancia de muchos.

Ideal para: Los fanáticos de Disney. En serio, esta película es como ir a un museo del compadre.

Solo los amantes sobreviven (Only Lovers Left Alive, 2013)

Qué onda: Otra película de vampiros, esta vez más en serio, pero con un enfoque completamente nuevo. Se trata de los vampiros Tom Hiddleston y Tilda Swinton y no tengo que decir nada más porque eso es todo lo que necesitan saber. Los compadres han sido pareja durante siglos (literalmente), y la película es un retrato muy bueno de lo que es ser inmortal. Estos compadres son medio hipsters, y se dedican a coleccionar cosas. Música, libros, porque obvio que eso es lo que haría alguien que vive por siempre. ¿O no?

Por qué verla: Porque es del peliculasta Jim Jarmusch, y porque Tom Hiddleston y Tilda Swinton hacen de vampiros. ¿Qué más necesitan saber? Respuesta: Nada.

Lo mejor de la peli: Es lejos esa interpretación sobre “la inmortalidad”. No es una película de muertos, sangre y crucifijos (aunque igual tiene un poco de eso), es una película sobre las relaciones largas, sobre el sentido de la vida, etc. Y con una banda sonora pulenta.

Ideal para: Los que disfrutaron What We Do In The Shadows. Y también para las fanáticas de Loki.

Educando a Arizona (Raising Arizona, 1987)

Qué onda: Este es un clásico de todos los tiempos que por fin está en Netflix para regocijo de todos los que disfrutan de las cosas buenas. Es la segunda película de los hermanos Coen y la primera vez que Nicolas Cage actuó en un largometraje, pero también es un cuento de hadas contado como si fuese un dibujo animado, con cien mil chistes por segundo y un final que ya vaticinaba que los hermanos Coen iban a ser de los mejores cineastas de todos los tiempos. (Un final que después reciclaron los creadores de la serie Fargo en el final de la segunda temporada). Es de esas películas que uno se repite setecientas millones de veces y sigue disfrutando, y se trata de una pareja (Nicolas Cage y Holly Hunter) que no pueden tener hijos ni adoptar, por lo que deciden secuestrarle una guagua a una pareja que tuvo quintillizos, para que así no sufran tanto. De pronto todos los personajes andan detrás de la guagua, y la película se transforma en una persecución hermosa. Véanla por el amor a todo lo que es santo.

Por qué verla: Ver párrafo anterior. Esta película lo tiene todo, en serio.

Lo mejor de la peli: Es difícil escoger una sola cosa, pero las actuaciones están ahí arriba en los top. Cualquiera que ha basureado a Nicolas Cage debería ver que es el único capaz de darle corazón a un dibujo animado, y el nivel de comedia física que tiene en esta película es para no creerse. Si ustedes creen que la pelea de Beatriz Kiddo con Elle Driver es la mejor pelea en una casa rodante que se ha hecho, entonces no han visto a Nicolas Cage peleando con John Goodman en esta película. Es además de esas películas con narración en primera persona, y el uso de la cámara y de personajes secundarios, y las secuencias sin diálogo (como esa persecución después de que Nicolas Cage se roba unos pañales) son hermosas. Ah, y la banda sonora la lleva.

Ideal para: Todos los seres humanos habitantes del planeta Tierra.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad