Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¡7 Razones para ver Raw en Netflix!

LG
Agregar a favoritos

Voy a ir al grano, señoras y señores: No todos los días se estrenan películas maestras alucinantes, directamente en las pantallas que tenemos en la casa, la mochila o el bolsillo. Raw (“Grave” o “Crudo” o “Voraz”) es una de esas películas, y en vez de estar leyendo estas líneas deberían estar viéndola. En serio, están desperdiciando pantalla e Internet conmigo, ciérrenme, no me voy a ofender. ¿Siguen conmigo? Eso significa que necesitan más argumentos y quién soy yo para negarme. Bueno, señoras y señores, con ustedes, 7 Razones para ver Raw en Netflix:

7. Dejó la escoba en todos los festivales que la dieron

Quizás se acuerden de la noticia el año pasado. Reportaron en todas partes que cuando dieron esta película en el Festival de Cannes, mucha gente se salió, otros se desmayaron, una señora dio a luz y ni siquiera estaba embarazada, etc. Por esos días Raw se ganó la fama de ser la película de terror más asquerosamente fuerte y sangrientosa de todos los tiempos, y desde entonces que todo el mundo la espera, con ganas de ver más sangre que tenedor libre de vampiros en el ascensor de El Resplandor.

Si eso es lo que andan buscando, lamento decepcionarlos, porque la verdad es que todos los que se desmayaron en el Festival de Cannes son unos debiluchos que probablemente se desmayan si los pica un mosquito. Raw es bastante intensa, sí, pero no es de esas películas. Si produce emociones, son más de desagrado que de asco, y lo fuerte es la intensidad emocional y que se muestran cosas que normalmente no muestran otras películas. ¿Se acuerdan en El Cisne Negro cuando la comadre se tiraba el cuerito de la uña y uno se arrugaba entero? Ese es el tipo de cosas que pasan en Raw. Pero nada es gratuito, ni con intenciones de que uno se desmaye. Si me preguntan a mí, esta película debió dejar la escoba en los festivales por lo buena que es y nada más. Gente de Cannes, vean más películas, gracias. 

6. Es una historia de mujeres

Siempre he dicho que el terror es el género que más ropa le ha prestado a las mujeres desde siempre. Piensen que hasta en la película de asesinos más ordinaria que se puedan imaginar, la que termina ganándole al malo con inteligencia y espíritu es una mujer. Esta película no tiene nada de ordinaria, pero lo pone a uno en los zapatos de una mujer de la misma manera.

Bueno, pues Raw es una película independiente francesa, dirigida por una mujer, y se trata de Justine, una adolescente que acaba de entrar a la universidad a estudiar para ser veterinaria. La pobre además de novata es vegetariana y no tiene mucha experiencia en el mundo, así que es tímida y lo pasa pésimo en cualquier interacción social. Hasta que un día los más pailones de la universidad la mechonean y la obligan a comerse un corazón de conejo, porque todos los rituales de mechoneo son muy civilizados y considerados con los nuevos estudiantes. Al principio la comadre se niega porque es talibán del vegetarianismo, pero ni su hermana mayor que estudia lo mismo le presta ropa, y la comadre termina desayunando sashimi de conejo. El problema es que se le abre un apetito cada vez más difícil de saciar que la va a llevar a extremos bastante terribles, entre ellos, comerse una pechuga de pollo cruda. Nah, eso es lo más livianito que hace, ya van a ver. Pero la ingesta de carnes de diversa procedencia es lo de menos, porque…

_95479836__95442711_raw-chicken

5. Es una metáfora comodín sobre muchas cosas

Otra de las gracias de las películas de terror, es que pueden hablar de muchas cosas y de paso hacer que nos muramos de susto. Bueno, al igual que Carrie (comadre con poderes mentales) o Ginger Snaps (comadres licántropas), esta película se podría decir que es una metáfora de la adolescencia. Porque, ¿qué es la adolescencia sino darnos cuenta de que tenemos nuevos apetitos insaciables?

Esta película se encarga no solo de mostrarnos eso, sino también de dejar en claro que esa adolescencia es mucho más difícil cuando se es mujer. Porque la pobre Justine no solo tiene que ser la primera de la clase, también tiene que verse bien, vestirse bien o le van a poner pañales, depilarse donde nunca antes se había depilado y así. Si no tienen recuerdos de su propia adolescencia, o si no se acuerdan de gente que han conocido a lo largo de sus vidas, es porque no están prestando suficiente atención a la película. O a la vida.

4. Es una película de terror de aquellas

No sé si es una película que da mucho miedo, pero déjenme decirles que esa no es la única vara con que medir este tipo de películas. Es inolvidable, tiene emociones fuertes, y es como ninguna otra película de terror. El terror no viene de ver a gente en peligro, sino de descubrir que es el propio cuerpo el que te puede llevar al peligro, y que el mal está dentro tuyo. Quizás es más parecida a una película de Cronenberg que a una historia de fantasmas o de asesinos, pero ese ya es mérito suficiente.

raw-pelicula-trailer-1b

3. Está increíblemente bien actuada

Si el mundo fuera justo, Garance Marillier, la protagonista de esta película, habría sido nominada al Oscar a Mejor Actriz. La comadre maneja su transformación como nadie, y pasa de ser una pobre novata vulnerable, a ser prácticamente un monstruo en el transcurso de la historia, sin que uno se dé ni cuenta. Y no solo ella, su hermana, sus compañeros y sus papás, todos maestros. Es de esas películas que uno se cree completamente de principio a fin, y de eso hay que darle las gracias principalmente a las actuaciones. También hay que darle las gracias a la directora, claro, lo que nos lleva al siguiente punto.

2. Está increíblemente bien dirigida

Según Internet, esta es la primera película de Julia Ducournau para el cine, y si me preguntan a mí, es el tremendo debut. Esta película está increíblemente bien dirigida no solo por las actuaciones y el buen ritmo, sino que además se ve increíble.

Las secuencias de carrete universitario, los ataques, los personajes conversando solos a un costado del camino, todo se ve muy bien. La comadre usa el sonido, el encuadre y todo lo que tiene a mano para contar su historia como nadie. Y por si fuera poco, se manda unas imágenes medio de pesadilla entremedio de todo, como ese caballo corriendo en cámara lenta en la trotadora (escuela de veterinarios, acuérdense). Es el tipo de película que podrían ponerle “pausa” en cualquier momento y ZUÁCATE, un hermoso cuadro para colgar en la pared. Bueno, a veces ni tan hermoso. A veces abiertamente grotesco y brígido, pero colgable al fin y al cabo. Felicitaciones, Julia Ducournau, me voy a memorizar tu nombre para futuras referencias.

18073379_10155048965294713_2069815507_n-512x480

Y finalmente…

1. Es una de las mejores películas del año

Sí. Si sumamos todos los puntos anteriores no queda otra. Raw es una de las mejores películas del año, así que sáquenle el jugo a la membresía Netflix y aprovechen este estreno en la comodidad del click. Yo que ustedes me busco la pantalla más grande posible, junto a un grupo de amigos de esos que les gustan las películas buenas (los mejores amigos), y se hacen un crudito para verla. O un tártaro de salmón. O un sashimi. Algo sangriento, preferentemente.

Recuerda que puedes ver Raw y todos los títulos del catálogo Netflix, en tu Smart TV LG.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad