Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Recomendados Netflix: 7 películas ideales para estas fiestas

5009518_orig
Agregar a favoritos

A todos nos gusta ver películas en estas fiestas, no digan que no. Algo hay que hacer en todo ese tiempo muerto que la mamá se demora en poner la mesa y preparar las papas duquesas, por lo que decidí zambullirme en las aguas de Netflix y mandarme algunas recomendaciones. Pero no quise dedicar la lista a esas películas “festivas” que transcurren en Navidad y/o son muy temáticas, que aparecen en todas las listas de estas fechas. Esta vez decidí buscar aquellas películas que se pueden ver en familia, y que lo dejan a uno esperanzado y con ganas de seguir viviendo. Porque para mí la Navidad y el Año Nuevo es la época en que nos despedimos de un año que se fue y recibimos el que viene, y es bueno meterse en historias que hacen bien desde esa perspectiva. Y para eso no necesitamos nieve ni niñitos rubios maltratando ladrones, no se hagan.

Así que abran Netflix y guarden al tiro estas películas para que las tengan listas cuando se aburran de abrir regalos y/o de ir a pelear al supermercado, y vean estas películas en patota, con sus seres queridos y sientan cómo los rodea el amor y la paz etc.

Cuestión de tiempo (About time, 2013)

maxresdefault
Hace tiempo que no veía una película con personajes tan queribles donde todo fuera tan romántico y donde hubiera tanta genuina esperanza y celebración de la vida y todas esas cosas que vienen en las tarjetas de Navidad. Se trata del Colorín Flacuchento, un loser muy simpático que siempre tiene cara de haberla embarrado, y que descubre que tiene el poder de viajar en el tiempo. Las reglas son bien simples, solo puede viajar al pasado a lugares donde él estuvo, y siendo un adolescente nerd que nadie pesca, lo que más quiere es encontrar una polola. Pareciera que la película es increíblemente apestosa, pero créanme que no lo es. No es la típica comedia romántica donde el compadre pierde a la polola ni nada de eso, es sobre lo linda que puede llegar a ser la vida, incluso para nosotros los que no podemos viajar en el tiempo. Con esta dejan feliz hasta a la abuelita, lo juro.

El Mago de Oz (The Wizard of Oz, 1939)

02wizard
A propósito de abuelitas, la naná va a estar feliz si ven este clásico de todos los tiempos, ojalá en la mejor pantalla que tengan en la casa para que les salten las pupilas cuando el sepia del “mundo real” pasa ese color increíble una vez que los personajes llegan al mundo de Oz. Si nunca han visto esta película van a gozar que ni les explico, porque es todo tan icónico y tan alucinante que juraría que ya tenemos las imágenes incorporadas en nuestro código genético. Un niño nacido en esta década es capaz de quedarse pegado en esta película tal como se queda pegado con Peppa Pig, y eso es mucho decir. No tengo que explicarles de qué se trata, porque todos conocen a Dorothy, la adolescente que se disfraza de niñita y que asesina a una señora cuando aterriza prepotentemente en un pueblo de puros enanos. Después se junta con el espentapájaros (Michael Jackson), el hombre de hojalata (un robot) y el león cobarde (James Hetfield) y juntos van a ver no sé a quién. Hay canciones, mucha buena onda, y es todo igual de alucinante que ir a Disney. En serio, esta cuestión es la felicidad hecha película, no se van a arrepentir.

Sueños de fuga (The Shawshank Redemption, 1994)

03shawshank
Ya sé que dije “películas para ver en familia” y este clásico de todos los tiempos tiene asesinato, criminales, cárcel y reos mala onda capaces de hacerle cosas muy malas a otros reos, pero qué quieren que le haga. La bondad que chorrea de Sueños de fuga es algo completamente irresistible en estas fechas, y no hay manera que no te contagie un poco de esperanza, buena onda y amor por la vida. Porque si unos presos condenados a décadas fueron capaces de encontrarle el gustito a la vida, todos podemos. Se trata de Tim Robbins que cae preso por matar a su esposa aunque él dice que es inocente. Ahí conoce a Morgan Freeman que no solo es el preso más noble que existe, además es el narrador de la película. Y todos sabemos que Morgan Freeman es prácticamente el Santa Claus de la narración, así que calza perfecto con las fechas. Qué mejor que comerse la tortita de postre que viendo cómo estos compadres nos enseñan a apreciar un día de trabajo bajo el sol, ver una película de Rita Hayworth y escuchar un pedazo de ópera en un día común y corriente. También nos enseñan a concretar un plan de justicia que solo toma décadas de arduo trabajo, pero pucha que da gusto. Para repetírsela miles de veces.

La guerra de las galaxias (Star Wars: A new hope, 1977)

04starwars
No sé si les suena, pero hay una película independiente medio desconocida ahora en cartelera llamada Star Wars The Force Awakens. Bueno esto puede que les impacte pero resulta que Star Wars: A New Hope es la primera película de Star Wars que se hizo y se trata de Luke Skywalker, un extraterrestre campesino que sueña con volar naves y enfrentarse al malvado Imperio Galáctico sin saber que eso es justamente lo que va a hacer en la película (spoiler). Este es otro clásico de todos los tiempos que cambió el cine para siempre, y que nos mostró una lucha muy simple entre el bien y el mal con personajes inolvidables y todo un universo que conocer. Y que se puede revisitar todos los años. En serio, hay una sola forma de mejorar el arbolito de Navidad, y es con una estrella (de la muerte). Véanla estas fiestas mientras rodean con un brazo a su ser querido. En palabras de Yoda: Star Wars completamente maestra es.

Quisiera ser grande (Big, 1988)

05big
Esta es la película en que un niñito le pide un deseo a una máquina de feria satánica. Su deseo es “ser grande”, porque está chato de que lo ninguneen por ser cabro chico, y el compadre termina transformándose en Tom Hanks y trabajando en una juguetería increíble, además de conocer a una minoca, etc. Debe ser una de las películas más simpaticonas y encantadoras de todos los tiempos, gracias a la actuación de Tom Hanks que de verdad te vende que es un cabro chico en el cuerpo de un adulto. Es tan convincente el compadre que no solo vende la película, te recuerda además a tu propia infancia, y te enseña también que a veces ser un poco cabro chico es todo lo que se necesita para disfrutar mucho más, y ese es un mensaje que le llega a grandes y a chicos lo juro por mi alma. Eterno respeto a Tom Hanks no solo por conmovernos jugando con juguetes en Big, sino también por años después ser él mismo un juguete que nos conmueve en las Toy Story donde hace de Woody. Ser un poco cabros chicos, ¿no es esa una de las gracias de Navidad y de la vida misma?

Los Excéntricos Tenembaums (The Royal Tenembaums, 2001)

rt1
Y nada mejor para ver en familia que una película sobre una familia donde todos son increíblemente odiosos, egoístas y apestosos, pero de alguna manera consiguen ser queribles y muy reales. Igual que la familia propia, a veces. El papá de esta familia (Royal, Gene Hackman) es especialmente desgraciado, pero es tan buen personaje, tan gracioso y cool en sus tonteras que es imposible no tenerle buena, y a la vez entender a todos los que lo odian, partiendo por sus hijos. La secuencia en que el compadre sale a pasear con sus nietos y a hacer “maldades” debe ser uno de los momentos más alegres y tiernos de la historia del cine, y te deja listo para aceptar las cosas buenas de la vida, junto con las feas. Una excelente película para ver en estas fechas, si me preguntan a mí. Además es Wes Anderson, así que sabemos que la banda sonora es increíble y que se va a ver todo muy lindo ahí en la pantalla. Como para enmarcarla, les juro.

Y finalmente…

Rocky (1976)

descarga
Si me preguntan a mí, Rocky debe ser la mejor película que ver a fin de año de todos los tiempos, básicamente porque su mensaje es muy simple y muy directo: No importa lo pobres que estemos, lo miserables que creamos ser, lo solos, limitados, y poco afortunados que nos sintamos, siempre hay que seguir dando la pelea. Rocky se trata de Rocky, un boxeador muy triste que vive apenas y que el único trabajo estable que tiene es como matón de los mafiosos. Pero el compadre es tan bueno y tan tonto, que ni eso puede hacer bien. Hasta que un día de la nada, el campeón del mundo Apollo Creed le ofrece la oportunidad de pelear con él, y el loco decide aceptar el desafío y darlo todo entrenando, levantándose a las cuatro de la mañana a correr y a desayunar huevos crudos, etc. Actualmente todos conocen a Rocky, pero pocos se acuerdan de lo increíblemente bien escrita y actuada que está, por Stallone, que se ganó un Oscar por el guión. El final no es el que todos esperamos, pero es justamente lo que te da esperanza. Así que recibamos el Año Nuevo como Rocky, muy machucados, pero con los brazos levantados y listos para el siguiente round.

¡Felices fiestas, cabros!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad