Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Adiós, tío Wolvie: créanse el hype porque Logan es maestra

LG
Agregar a favoritos

Había una vez un señor peludo con patillas pulentas nariz ancha muy malas pulgas que cuando se enojaba mostraba los dientes apretados y le venían momentos de rabia brígidos y no quedaba títere con cabeza. Nunca le pagaba la renta al señor Barriga y retaba al Chavo, pero hoy no vamos a hablar de Don Ramón, hoy es el día del otro señor con patillas pulentas malas pulgas. Así es señores, hablo de el Wolverine.

Han pasado diecisiete años desde que vimos por primera vez a Wolverine en el cine (en X-Men), y no sé si se han dado cuenta, pero vivimos en una época en que a los actores de superhéroes los cambian más seguido que a las sábanas. Mientras este compadre ha estado ahí firme al pie del X-Cañón, hemos visto pasar dos Supermans, tres Spider-Men, tres Bruce Banners y tres Hulks, dos Daredevils, dos Blades, dos Batmans y dos Racheles Dawes, y setecientos quince Dr. Who. Pero no Wolverine, perrito. Ni siquiera ha amenazado con irse, aprende Daniel Craig. Wolverine es de verdad.

Y como desde el principio este personaje ha sido un lobo solitario bueno para cabalgar hacia el horizonte, mucho más cerca de un samurái/vaquero que de un superhéroe, los peliculastas decidieron rendirle justo homenaje y se lanzaron con una de las películas de superhéroes más tristes, adultas y samurái/vaquero de todos los tiempos. Como todos los samuráis y vaqueros de la historia, esta es una historia de perdedores miserables anacrónicos que deben recurrir a la violencia por un sentido perdido del honor y la justicia. Digo yo no más.

Nivel de spoilers: medio

La película se trata de Logan, un abuelito medio borracho que anda siempre con caña y que al igual que el taxista de Colateral, tiene guardado en la solapa del auto un recorte con su sueño de toda la vida. El pobre anda juntando las chauchas para cumplir su sueño de toda la vida, y rápidamente nos damos cuenta de que este es un mundo donde los mutantes perdieron. Sorry, señores.

No es el holocausto mutante que vimos en X-Men Days of Future Past donde destruyeron el mundo y exterminaron mutantes usando robots gigantes. Esto es mucho más triste porque es más realista. En este mundo los mutantofóbicos se aliaron a las grandes corporaciones y consiguieron torcerle la mano a los mutantes, que están extintos y/o pasándolo pésimo.

Gran parte de la gracia de Logan es ir viendo qué pasó con quién y en qué están, y muchos se van a enojar porque no nos dan muchas respuestas que digamos. Sabemos que pasó algo terrible con el profesor Charles Xavier, y sabemos que Wolverine es el único de “la banda original” que está ahí para ayudarlo. También sabemos que Caliban (ese compadre que medio traficaba con mutantes en X-Men Apocalypse) se ha transformado en el Alfred de estos dos, y también sabemos que (para variar) alguien anda muy interesado en no dejar en paz a Logan.

Logan still

Si a eso le agregan la presencia de una cabra chica misteriosa y unos malos con mucho dinero para gastar en mercenarios, armas y vehículos de asalto, entonces ya se hacen una idea de por donde va la cosa. Esta es básicamente una película de “persecución” donde los protagonistas están en fuga permanente con los malos siempre pisándoles los talones. Ustedes saben, la típica. Pero por tratarse de un mundo donde los mutantes perdieron y la vida siguió su curso, todo es mucho más apocalíptico y triste de lo que se imaginan. Y sepan que es muy difícil hablar de esta película sin tirarse grandes SPOILERS así que aquí vamos.

Nivel de spoilers: alto

A estas alturas yo creo que todos saben, pero igual. La cabra chica misteriosa es una mutante llamada X-23 porque X a secas ya estaba tomado por Wolverine que registró el nick al principio, y es igual a Wolverine porque es básicamente su clon/hija/Jango Fett. El profesor Charles Xavier, siendo muy Charles Xavier, le pide a Wolverine que la cuide o los malos la van a agarrar y le van a hacer todas las cosas malas que le hicieron a él, etc. y el otro termina aceptando a regañadientes porque Wolverine/vaquero/samurái y de a poco va dándose cuenta de lo que está pasando.

logan

Y eso es lo triste de esta película. Aparte de las muertes importantes, muestra que los X-Men con toda su omnipotencia glamorosa no pudieron contra la maldad humana. Y al mostrarte a un profesor Charles Xavier con Alzheimer capaz de matar a todo el mundo en un ataque de jaqueca, te dicen que los peores mutantofóbicos tenían razón. El senador Kelly, Stryker, Trask, y también los súpervillanos Magneto, Apocalypse y Trump. Yo encontré que esa idea era brígida.

Imagínense al cerebro más poderoso del universo (declarado arma de destrucción masiva) padeciendo una enfermedad degenerativa. El compadre puede amanecer atravesado y dejarnos a todos jugando 1, 2, 3 momia por toda la eternidad. Un día sin tomarse el remedio y todos en un coma compartido en que no nos damos cuenta que estamos en coma (OMG), etc. También hay que reconocer que es increíblemente triste ver así al líder más noble y poderoso de todos, al que tenía una mansión con el mejor colegio del mundo y un jet debajo de la cancha de básquetbol. Ahora está débil, flaquito y pobre, viviendo en una torre de agua botada, con demencia senil y pidiéndole a Wolverine que lo lleve al baño. Gracias películas por permitirnos escapar de la realidad, dónde está el popcorn.

Además son personajes que hemos visto en todas. Y si de algo sirven diecisiete años de películas es para que uno se encariñe con todos, y les tenga buena. Y si no se les rompe el corazón viendo a Logan usando lentes para leer o a Xavier llorando como tatita porque no puede entender el mundo, es porque se transformaron en robots sin sentimientos, qué quieren que les diga.

Para mí eso ya deja a Logan muy arriba en el ranking de Mejores Películas de Superhéroes de Todos los Tiempos, y ni siquiera he empezado a hablar de la acción que tiene. Que vaya que la tiene, ¿o no? En estas películas siempre se las arreglaron para mostrar a Wolverine como un maestro de las peleas y del fileteo extremo, pero nunca mostraban nada realmente. Uno asumía las puñaladas y los desmembramientos, y hasta ahora la película que lo había mostrado más sangrientoso era (sorpresa) X-Men Apocalypse. Pero acá en Logan agarran toda la plata que se ahorraron en Cerebro y se la gastan en sangre, porque vieran. No han pasado ni cinco minutos de película y Wolverine ya se faenó a una banda completa de mafiosos. Uno sabía que esas garras eran peligrosas, pero nada me había preparado para ver todo el daño que pueden hacerle a brazos, cráneos, mandíbulas y lo que ustedes quieran. Hasta Freddy Krueger se pondría celoso del conteo de cadáveres, y después se le aparecería a Logan en sus sueños y Logan estaría feliz de tener un sueño lindo de vez en cuando, porque todos están muy tristes en esta película.

Y a propósito de faenar delincuentes, ¿qué me dicen de la cabra chica y la primera escena en que saca las garras (literalmente)? Cuando aparece con una cabeza debajo del brazo y se la tira a los malos como diciéndoles “vengan a buscarme si son tan chorizos”, es de esos momentos que no se veían desde que Hit-Girl desenfundó el sable, no digan que no. Voy a jugármela aquí y voy a decir que cualquier película que muestre una cabra chica carnaza asesina en serie = Oscar a la Mejor Película. ¿Saben qué es mejor que Wolverine rebanando gente? Wolverine rebanando gente con la ayuda de una cabra chica que también rebana gente a destajo. Es ciencia, si lo piensan.

dafne-keens-stars-as-laura-aka-x-23-in-LOGAN-1024x690

Una de las sorpresas más pulentas de la película es que una de las armas más letales de los malos es Wolverón, un clon de Wolverine que es más joven y más poderoso y más demente. Lamentablemente su aparición en la película es terrible, porque la primera vez que lo vemos el compadre mata a sangre fría al Profesor Xavier y uno no puede creer lo que está viendo. ¿Hay peor destino para Xavier que morir creyendo que lo está matando el único en el planeta que lo cuidaba? Quizás pensó que era Mystique, su amiga de infancia. ¿Por qué nos hacen eso, peliculastas? Bueno la cosa es que este Wolverón es una especie de Terminator, y su rol en la película es matar a todos los personajes que a uno le importan, incluyendo la familia del pobre granjero Soul Glow. Maldito. Pero todas escenas son filete. Después de haber peleado contra casi todos los súpervillanos del X-Universo, era obvio que el único capaz de derrotarlo tenía que ser él mismo.

Y a propósito de los súpervillanos del X-Universo, hay que reconocer que es muy inteligente dejar fuera a personajes más omnipotentes como Jean Grey o Magneto (o incluso Mystique). Esos compadres son tan poderosos y hacen cosas tan imposibles, que sus películas siempre terminan en destrucción masiva. Acá no, acá la pelea es entre un puñado de personajes, y el gran clímax es con una persecución en un bosque, nada de doblar puentes ni sacar estadios ni alterar el orden gravitacional del planeta. Es más angustiante además, porque hace del personaje de Wolverón alguien completamente terrorífico, pero si estuviera Magneto el compadre podría hacerlo bailar Village People antes de desintegrarlo.

Esto no significa que no haya secuencias de mutantes en acción, claro está. La secuencia de los cabros chicos enfrentándose a los mercenarios al final es pulenta, especialmente cuando se unen para matar a Macaulay Droide. Pero no se engañen, esta no es una película de gente moviendo las manos en el aire y causando daños digitales. Aquí los personajes tienen que pelear cuerpo a cuerpo, es una película análoga, como las que ya casi no hay.

Obviamente de lo que todos van a hablar es del fin de una era, y de cómo Wolverine y el profesor Xavier fueron los últimos (aparentemente) mutantes en abrirle el camino a la nueva generación. Pero déjenme decirles que además es una película terriblemente buena.

Nivel de spoilers: cero

Así que déjenme terminar diciendo que esta es la mejor película de Logan en solitario y definitivamente una de las mejores de toda la saga X-Men, si es que no es la mejor. Hay por ahí un par de cosas que da rabia y que impiden que esta película sea perfecta (mucha coincidencia en algunas escenas, mucha conveniencia en otras, varias secuencias sobre explicadas porque los de Hollywood nos creen tontos), pero de que es increíble, lo es. Y por eso todos deberían ir al cine a ver Logan. Lo vamos a echar de menos, tío Wolvie, pero gracias por la despedida tan pulenta. Así da gusto.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad