Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

China se anima con su propio House of Cards

LG
Agregar a favoritos

Siguiendo la moda que comenzó Netflix con la serie Marseille, “la House of Cards francesa”, China también ha decidido dar un paso y mostrar al mundo sus propios trapos sucios en pantalla, algo bastante inédito para un país que suele ocultar sus heridas al mundo. La serie cuenta con todo el respaldo del gobierno chino y será transmitida a final de año.

Un agente del gobierno contra la corrupción

En el Nombre del Pueblo contará con 42 capítulos en que el protagonista, Hou Liangping, quien es un investigador del gobierno, viaja al pueblo ficticio de Bianxi para investigar un crimen. Su esposa es una agente encubierta del Partido Comunista Chino, a quien se le ha encargado de manera oculta que investigue los antecedentes de un funcionario público de la localidad, para entregar información a la agencia de anticorrupción CCID.

Ying Zhu, profesor de estudios de medios culturales de la City University of New York, declaró a China Film Insider que la serie podría llevar a un resurgimiento de este tipo de temáticas en el medio audiovisual chino: “la aprobación de la serie es un respiro de alivio para los profesionales audiovisuales de China que han visto cómo se desperdician los materiales más osados”, agregó.

El respaldo del Presidente Xi Jinping

Para En el Nombre del Pueblo las cosas han sido tan fáciles por una única razón: cuentan con el apoyo del gobierno, específicamente del Presidente Xi Jinping, quien ha impulsado una enorme campaña anticorrupción en el país. La producción ha sido financiada por la principal agencia de seguridad del Estado y es la primera vez que se muestran como villanos a altos funcionarios estatales. Los productores celebran la campaña de gobierno, compartiendo la convicción de que los altos niveles de corrupción en China podrían poner en peligro el funcionamiento de todo el sistema de gobierno.

Por supuesto que este tipo de contenido en la televisión china ayuda a Xi Jinping a asegurarse la lealtad del pueblo y a mostrarse como un líder fuerte que mantiene las cosas bajo control, prometiendo limpiar los servicios secretos, el estamento militar y las empresas públicas, colocando a gente de su confianza en lugar de corruptos.

El respaldo del gobierno a la producción ha sido tal, que incluso les han abierto las puertas a un cárcel de alta seguridad en donde actualmente residen varios de los castigados durante la campaña. En el gobierno central aseguran que este tipo de proyectos ayudarán a mostrar al mundo las iniciativas positivas que se están llevando a cabo en China para limpiar el sistema, más que mostrar su deterioro.

Esperamos que En el Nombre del Pueblo, una serie basada en la realidad y avalada por todo un gobierno, se mantenga fiel a los hechos y no acabe siendo una herramienta de propaganda del sistema. Si tenemos en cuenta que por primera vez se mostrarán las redes corruptas de funcionarios públicos a través de la pantalla abierta en China, sin duda que es un enorme avance.

¿Crees que En el Nombre del Pueblo pueda ser tan buena como House of Cards?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad