Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Conmemoramos la muerte de Giger: 3 obras de su legado

Giger-800x4002
Agregar a favoritos

Hoy es un día triste. Cuando era niño había muchas cosas que me daban miedo. Muchas. Pero solo había una que me provocaba miedo y fascinación a partes iguales.  En la cinta de 1979 que Ridley Scott llamó Alien, la criatura que asolaba a la tripulación del Nostromo, era un ser inigualable.

Alien: El octavo pasajero es una obra maestra, imperecedera y perfecta. Pero no habría sido nada, de no ser por el hombre que plasmo toda su pasión en la figura de los xenomorphos.

Hans Ruedi Giger, también conocido como Hans Rudolf Giger o H. R. Giger fue el ideólogo tras toda la propuesta estética, que abordaba la biomecánica de Alien, pero su obra no solo se detiene ahí.

Nacido en Suiza, en 1940, desde temprana edad mostró un interés por lo fantástico con  lo horrendo, estudiando arquitectura y diseño industrial en la Universidad de Zurich.

Polstergeist II, Species, el diseño de un Batmobile para las cintas de Joel Schumacher (que no se llegó a ocupar) e incluso, fue convocado como uno de los “5 Samurais” que Jodorowsky  llamó para su cancelada versión de Dune.

Y ayer 12 de mayo, ha fallecido. A la edad de 74 años y según informan, debido a la culpa de una caída. El artista suizo nos ha abandonado, para sumarse a esa infinita negrura de la que impregno su arte.

Queremos recordar la memoria de uno de los genios modernos, es por eso que a través de 3 inquietantes y hermosas  -a partes iguales-  obras del suizo recordamos él porque, algunas cosas nunca van a dejar de asombrarnos.

Videojuego: Dark Seeds I Y II (1992)

Un videojuego desarrollado como aventura gráfica para Amiga, DOS, MAC, Sega Saturn y Playstation. Narra las aventuras de un hombre llamado Mike Dawson, que debe enfrentarse a un mundo oscuro, dominado por los “Ancianos”.

Claras referencias a Lovecraft y un ambiente diseñado en alta resolución (640 pixeles de ancho) por expresa petición de Giger. Transformaron el juego en un clásico. La secuela de 1995 no se queda atrás.

Álbum: Frankenchrist –Dead Kennedys

Los Dead Kennedys son de esas bandas que amas o los odios. Pero en este disco que además de obtener unas buenas críticas porque ser una evolución en el sonido de los Kennedys, lo que nos importa es su portada.

Diseñada por el suizo, su subrepticia imagen ligada al sexo -la obra se titulaba Penis Landscape- les valió cambiar la portada original. Como siempre, incomprendido.

Libro: Necronomicón

El libro que le valio el reconocimiento masivo y de sus pares, esta obra se ve inmersa en el terreno que luego reconoceríamos en toda su obra. La biomecánica.

De hecho, cuenta la leyenda, que Ridley Scott ojeando esta obra, es cuando decide que este será el hombre que creara a su criatura. Y no pudo estar más en lo cierto.

Señor Giger, acá en LG, desde esta humilde tribuna, queremos desearle que haya encontrado lo que con tanto afán buscaba. Duerma tranquilo el sueño de los ancianos.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad