Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Conoce más detalles de “El Club”, la cinta con la que Pablo Larraín triunfó en Berlín

LG-1-Mascara-2015-800x400
Agregar a favoritos

Pablo Larraín ha sido un sujeto que ha logrado cimentar una carrera sólida en base a filmes dispares. Y aunque los resultados de cintas como Fuga o Post Mortem fueron algo regulares, la consagración le llega de la mano de obras como Tony Manero, la serie producida por HBO, Prófugos, y la reciente (y exitosa) NO.

Ahora, la apuesta de Larraín toma por sorpresa el panorama del cine nacional con  una historia potente llamada El Club.

El Club aborda una historia de aquellas casas de retiro para sacerdotes que han cometido o tenido conductas “reprochables” y que la iglesia dispone para que sus sacerdotes desparezcan de la esfera pública.

Con la participación de Alfredo Castro, como el Padre Vidal; Alejandro Goic (padre Ortega) Jaime Vadell (ex capellán del ejército Padre Silva) Alejandro Sieveking (padre Ramirez) y la actriz Antonia Zegers como Sor Mónica.

La potente idea de la iglesia chilena, que no responde a una sociedad ni a un estado civil, fue recibida con bastante entusiasmo por el jurado del Festival de Cine de Berlín, quienes mostraron diversas y positivas reacciones con respecto a la cinta del chileno. De hecho, le otorgaron el Premio especial del jurado.

Mira la conferencia de prensa de la película:

El elogio de los medios

Variety ha elogiado la ambientación del trabajo de Larraín, planteando que:

Un maestro de la atmósfera sucia, Larraín cuenta aquí con un feroz dominio de su arte, donde tambaleamos hacia el mundo hermético del club, hasta sentirnos también prisioneros de sus paredes”.

Por otra parte, para The Hollywood Reporter, la cinta recalca el aura mafiosa que rodea el actuar de la iglesia:

Ofrece un retrato de humor negro y profundamente sacrílego de cuatro sacerdotes exiliados en las afueras de su fe, donde llevan una existencia que está más cerca de las hazañas de la familia Soprano que algo autorizado por el Vaticano”.

La 65 versión del Festival de Berlín, presentó 19 cintas que compitieron por el prestigioso Oso de Oro, entre ellas la del director chileno, además de otra cinta nacional, El botón de Nácar de Patricio Guzmán, que obtuvo el galardón por Mejor Guión .

Luego de la exhibición de la película, el director hablo sobre su obra:

En mi país, como en otras partes, la iglesia no rinde cuentas a la justicia civil. Lava sus atrocidades con el sacramento de la confesión. La pederastia o la complicidad con los torturadores quedan impunes y a lo sumo se recluye a sus culpables en tranquilos retiros”.

Larraín está demostrando que talento tiene de sobra, y pone en perspectiva el cine nacional, entregando un relato que se codea con cintas de nivel internacional. El sujeto está para las grandes ligas.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad