Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¡Crítica Maestra! Kong: La isla calavera

LG
Agregar a favoritos
Todo sobre:Cine y SeriesKong

Esta película me dejó con los monos. Tenía absolutamente todo para ser maestra, de lo mejor del año, la que nos iba a pillar a todos desprevenidos. Los tráilers de veían filete. El elenco no se puede creer: Brie Larson (Capitana Marvel), Samuel L. Jackson (Nick Fury), John C. Riley (Rohmann Dey), Tom Hiddleston (Loki) y Stan Lee (King Kong). Y finalmente, el peliculasta Jordan Voght-Roberts parecía tenerla más clara que nadie a la hora de hablar del rey simio King Kong.

Porque todo lo que me dijo en exclusiva (a mí y a las cinco mil personas que estaban escuchándolo en Comic Con de Sao Paulo), era para aplaudirlo. Dijo por ejemplo que la película estaba ambientada en los años setenta porque ese fue el último momento en la historia de la humanidad en que existieron islas inexploradas. Dijo también que todos los personajes tenían su propia historia, incluyendo un mercenario británico (Loki), una fotógrafa de guerra (Brie Larson) y un soldado enojado por Vietnam (Samuel L. Jackson). Dijo que no le interesaba hacer una película “para abrir franquicia” y que esto era una historia de Kong pura y dura, ni precuela de King Kong vs. Godzilla ni nada. También dijo que para los efectos especiales lo pensaron todo realista, y que por eso las criaturas que viven bajo tierra tienen huesos encima de la cara, que han desarrollado durante años viviendo en el calor subterráneo. En resumen, dijo puras cosas sensatas que en mi cabeza eran sinónimo de una película muy pulenta que se nos venía encima.

Pero al igual que pasó con Suicide Squad, estamos ante una de esas películas que dan ganas de ir a denunciar al SERNAC por publicidad engañosa, lamento reportar.

Se trata de un “proyecto secreto del gobierno” dedicado a buscar cosas desconocidas, liderado Pedro Picapiedra y el compadre acaba de encontrar una isla desconocida gracias a las primeras imágenes de los primeros satélites. Para plantar la bandera antes que los rusos (típico), deciden agarrar unos soldados que acaban de volver de Vietnam y parten todos a la isla sin saber que ahí se van a encontrar con monstruos, nativos terroríficos, un simio malas pulgas que le gustan las rubias, etc. Lo típico, ustedes saben.

El momento en que el escuadrón de helicópteros se enfrenta a Kong por primera vez es una de las pocas escenas en que uno cree que la película podría ser buena. A diferencia del Kong de siempre, este compadre está furioso desde el principio, y está decidido a hacer charquicán de helicóptero con soldados rallados gratinados a la explosión. Es cierto que los soldados tiraron bombas y lo despertaron de la siesta, pero si me preguntan a mí King Kong siempre tuvo un motivo para atacar a los hombres que llegaban a la isla, principalmente que le iban a quitar su juguete nuevo (la rubia). Este Kong es más pelmazo, destruye todos los helicópteros que pilla, mata a un pulpo gigante y ruge todo el día aunque nadie le dice nada, por lo que más que simio parece un conductor de camioneta grande promedio. Después dicen que él es “el protector” de la isla, que “cuida” a los que viven ahí, pero si me preguntan a mí yo creo que es pelmazo no más. No quiere que los soldados se vayan de la isla, los quiere hechos compota.

enjoy-over-100-hd-screenshots-from-new-kong-skull-island-trailer-21

Les seguiría contando de qué se trata la película, pero creo que estamos listos. Después del primer ataque los soldados empiezan a reagruparse para devolverse, se encuentran con el soldado náufrago loco, y Samuel L. Jackson quiere matar a Kong porque la venganza es un plato que se come mejor sin sentido. Ahí la rubia con Loki deciden salvar a Kong de Samuel L. Jackson porque intercambiaron miradas una vez (lo juro por Dios), y hay unos monstruos malos feos que aparecen de la nada y hacen un ruido ensordecedor solo cuando aparecen en cámara, The End, escena post-créditos, The End ahora sí que sí.

Y qué quieren que les diga, cabros, después del primer ataque de Kong esta cuestión se desinfla más rápido tu esperanza en el mañana. Todos los personajes dan lo mismo, y por muy cool y maestras que sean los planos pulentos, uno está ahí con ganas de que Kong se meta a una cueva a hibernar y no despierte hasta que aparezca un peliculasta que sepa hacer películas y no momentos bacanes para el tráiler.

Para mí uno de los peores crímenes de esta película es que Kong no tiene personalidad. Ni siquiera estoy diciendo que sea el pobre gil en la friendzone que se sube al rascacielos a morir, me conformaría con que tuviera un mínimo de motivación, o comportamiento interesante que no sea estar siempre enojado pegándose en el pecho y rugiendo. ¿Saben qué hace este Kong? Empuña la mano y mira feo. Eso es todo. Uno de los mejores monstruos de la historia del cine (además de ser uno de los primeros), tiene la personalidad de este meme:

arthurfist

Les diría que las escenas de monstruos y/o aventuras son entretenidas y valen la pena la entrada al cine, pero las mentiras hacen llorar al niño Dios. Esta es la clase de película donde los monstruos son de diseño y naturaleza fomeque, se mueven todos muy rápido y absolutamente todas las muertes consisten en que un monstruo aparece de pronto y se come a alguien sin que a nadie le importe mucho. Le dan cualquier color con un monstruo “grande” que va a “despertar” y resulta ser exactamente igual a los demás monstruos que ya salieron antes, pero es más grande. Y en cuanto a peleas monstruosas se refiere, esta película no le llega ni a los talones a Pacific Rim, Godzilla ni Jurassic World. La verdad duele, yo sé.

A los que les interese hay una escena post-créditos, y estoy a punto de arruinarla en este párrafo así que sáltensela si no quieren saber… aquí va. Al final de los créditos resulta que aparece alguien con una carpeta con clips (igual que en Suicide Squad) a decir que (redoble de tambores) hay más monstruos en el mundo. Y zuácate, fotos de Godzilla y de la famosa polilla gigante Mothra, que todavía no hemos visto en una película gringa. Los personajes se miran y oh my god, dice nadie, nunca. Porque qué quieren que les diga, cabros, la idea de este Kong peleando con Godzilla solo me interesa si Godzilla es el héroe que le va a enseñar una lección a este prepotente.

Qué te hicieron, Kong. Tú solías ser el rey.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad