Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Crítica maestra: Operación Overlord

overlord_01_4web_only__large
Agregar a favoritos
Todo sobre:Estrenooverlord

¿De casualidad andan buscando una película producida por Jar Jar Abrams, sobre unos soldados en la Segunda Guerra Mundial que en plena misión se topan con unos zombis nacidos de oscuros experimentos nazis? Bueno pues están de suerte, porque la película Operación Overlord está producida justamente por Jar Jar Abrams, y se trata de unos soldados en la Segunda Guerra Mundial que en plena misión se topan con un misterio de inesperado origen.

Actúa el hijo de Kurt Russell (Wyatt Russell), un actor que está chato de que no lo reconozcan como individuo sino solo como el hijo de uno de los actores más pulentos de todos los tiempos, grande Kurt Russel. Como les dije, es de esas películas de “misión”, así que desde el principio todo bien. Kurt Russellito interpreta a un soldado brígido experto en explosivos que va con un grupo de soldados menos brígidos que él (algunos derechamente tontorrones), a una misión que consiste en volar una torre nazi para que las tropas puedan pasar por no sé dónde, etc. no me quedó claro, nunca he ido a la guerra.

La cosa es que uno se afirma en el asiento porque desde el principio está todo clarito: “Miren, esto es lo que tenemos que hacer, antes de las seis” y uno ahí “Ejalé sir, yes sir”. Claro que la misión no va a ser tan fácil porque ya les dije (zombis nazis). Desde el principio es bien intensa la cuestión, con una secuencia en que queda la mansaca en el aire, explosiones, aviones que se caen, y sashimi de soldado a lo Private Ryan. Y llegan a un pueblo francés ocupado donde hay un doctor nazi que agarra a cualquiera y se lo lleva para hacer experimentos, transformándolos en algo así como los “infectados” de la saga de 28 Days/Weeks Later, que en realidad son zombis, pero con otro giro comercial.  De hecho, son tan parecidos, que esta película podría ser precuela y llamarse 708 Months Before, si igual la última película terminaba con los infectados en la torre Eiffel (spoiler), está todo servido hermano.

08-overlord.w700.h700

Operación Decepción

Y bueno ya no puedo seguir ocultando mis sentimientos, cabros, así que aquí va, sin anestesia. Esta película debería llamarse Operación Decepción, porque es un avión flamante con los mansos motores, el estanque lleno y tremenda pista frente suyo, pero nunca llega a despegar. Usé una metáfora de aviación para mis lectores de la Fuerza Aérea, espero que la hayan disfrutado, mis queridas águilas. Les juro, esta película tiene absolutamente todo para haber sido increíble, y el que sea apenas “pasable” es un pecado que no se perdona en la religión de las películas pulentas. O sea, estamos hablando de una película de zombis nazis, ¿cómo es que no lo estamos pasando increíble, aplaudiendo cada cinco minutos? Ese es el verdadero misterio de Operación Overlord.

Ustedes dirán que el problema es mío por haberme hecho expectativas, pero creo que la película misma abre esas expectativas con promesas que no cumple. SPOILERS. Por ejemplo, en una escena temprano en la película encuentran un animal extraño, que los personajes describen como un chacal, pero con pezuñas. Uno dice “Oh dios mío se vienen los animales mutantes” y después las pinzas. Eso era todo. ¿Y qué me dicen de esa cabeza decapitada reanimada? “Ah no, ¿vamos a ver miembros cercenados vivos?” Tampoco. ¿Y la tía de la francesa, toda zombi horrible amenazante que presentan al principio, con harto peligro? Muere fuera de cámara. ¿Ya pero, entonces el clímax, ahí sí que prende todo? El clímax es una pelea genérica entre Kurt Russellito y un nazi zombi con una herida en la mejilla que al principio se ve filete, pero parece que se les acabó el presupuesto porque después de un rato parece maquillaje casero de tu prima esa que va a la Zombiewalk. Mal. FIN DE LOS SPOILERS.

“…la película tiene momentos increíbles”

Lo terrible de este desaprovechamiento de recursos y conceptos, es que la película tiene momentos increíbles. Como les dije la secuencia del avión del principio es muy intensa, inesperada, agobiante. Pero me atrevería a decir que, lamentablemente, es lo mejor de la película, y todo en adelante es cuesta abajo.

Tiene partes buenas, sí, como cuando el compadre se mete a los laboratorios nazis por primera vez, pero no son mejores que el principio. Entonces es como si estos compadres hubiesen dicho “Ya, perrin, vamos a meter zombis, ah, y van a ser horribles, y muy rápidos, y van a ser indestructibles, pero mejor hagamos la parte de guerra no más, filo, ya tres zombies, para qué más, no, aquí lo importante es el niño, que el niño aprenda el valor de la amistad con un soldado gringo, sí, en eso gastemos minutos”. Operación Overlord tiene sus prioridades mezcladas, es lo que estoy tratando de decir.

Así que sí. Mala no es, y se puede aplaudir la mezcla de cosas por jugada, pero tirémosles las orejas a estos peliculastas por dormirse en los laureles y no ofrecer ni siquiera un villano bueno. De verdad esta es una película que no tiene absolutamente ninguna sorpresa que va a dejar con hambre tanto a los fans de las películas de guerra, como a los fans de las películas de zombis, como a los fans de Kurt Russell. Así que siga participando, Operación Overlord, la intención no es lo que vale, sorry.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad