Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Crítica maestra: ¿Qué tal “Jigsaw: El juego continúa”?

LG
Agregar a favoritos

Aunque no lo crean, esta es la octava película de la saga Saw: El juego del miedo. Eterno el juego pos, qué quieren que les diga, ¿no tienen un hermano grande que les pase la última etapa acaso? Más largo que jugar Scrabble con mi tía disléxica. Ahí tenís miedo.

Cualesquier malabar guionístico

No sé si han estado atentos, pero esta cuestión de la saga Saw debe ser la más enredada y tramposa de todos los tiempos, y por una sencilla razón: el villano es un tatita llamado don Héctor Jigsaw que en la primera película tenía cáncer terminal y después de tres juegos del miedo murió en la tercera película (spoiler). Y como estas películas no son sobrenaturales ni hay zombis ni espiritistas, los compadres han tenido que hacer cualesquier malabar guionístico para mantener vivo al tatita y seguir haciendo películas. Ejemplos: la II es una precuela de la uno (más o menos), meten flashpacks a cada rato para explicar que cierto personaje en realidad es cómplice de don Héctor Jigsaw y fue su aprendiz durante años, revelan que muchas de las cosas que pasan en verdad son parte de un complicado plan que don Héctor viene armando desde que tenía doce años, y así. Les juro cabros, al lado de los planes de Jigsaw, el Joker de The Dark Knight es un improvisador cortoplacista que no piensa en detalles, con eso se los digo todo.

jigsaw-el-juego-continua-soundtr

Bueno pues, esta vez la historia parte con un compadre desesperado que claramente es un concursante de “el juego del miedo”, que en mi opinión es mil veces peor que jugar Jumanji pero nunca tan penca como jugar Monopoly. El compadre fallece por causas no naturales antes de darles pistas a los carabineros (típico), mientras vemos a cinco o seis compadres en un establo, encadenados con unos baldes de metal en la cabeza, y mucha confusión. Están todos histéricos porque no entienden nada, las comadres tienen la pintura corrida, dicen garabatos, nadie entiende nada porque nadie ha visto las Saw, y así. Mucha diversión. Todo en este escenario calza con el “modus operandi” del tatita: pistas ambiguas, sermoneo sobre las culpas, títere horrible en triciclo, sierras, jeringas y demases artefactos corto punzantes, malas actuaciones, etc.

Pero ustedes se preguntarán: ¿Cómo es posible que Jigsaw esté detrás de todo esto si él y su séquito de cómplices están muertos hace como diez años? Bueno, pues contestarles eso sería un SPOILER que probablemente les arruinaría la única sorpresa de esta película y yo no soy ningún SAWdico. Igual, después de años, de ocho películas, de ciento treinta trampas letales y giros inesperados inventados tirando una pelota de tenis arriba del teclado y viendo qué sale, encuentro que es demasiado poco que esta película tenga una pura gran sorpresa, y que más encima sea entera trampa. Así que por eso les voy a dar un consejo a los peliculastas.

cinescape-603x336-178583

¿Es hora de resucitar a Jigsaw?

Verán. Hace muchos años salió una saga terrorosa llamada Viernes 13, que al igual que las Saw se trataba de una excusa para ver gente morir de maneras creativas. La primera Viernes 13 se trataba de una señora que mataba adolescentes campistas para vengar la muerte de su hijo, el pelao Jason. En la segunda película, era el pelao Jason el asesino vengando la muerte de su madre, porque no había muerto realmente así que la señora les debe una disculpa a las familias de sus víctimas, opino. El pelao Jason siguió siendo el asesino hasta Viernes 13 IV: El último capítulo, que fue cuando los peliculastas dijeron “hasta cuándo vamos a seguir haciendo estas películas” y PUM, machetazo al pelao Jason en toda la cara, lesión que lo deja de por vida inhabilitado para vivir. ¿Qué hicieron los peliculastas entonces?

Pues ni más ni menos que la Viernes 13 más odiada de todos los tiempos, la V: Un nuevo comienzo. Aquí era un impostor el que mataba gente haciéndose pasar por el pelao Jason, cosa que descubríamos al final. Resultado, todos odiaron esa película. Y los peliculastas se dieron cuenta de que lo más sano era resucitar al pelao Jason de una, y convertirlo en zombi cara de palo, para que no muriera nunca. Y eso fue exactamente lo que hicieron, cinco películas después de la primera. Al principio de Viernes 13 VI: Jason Vive, le cae un rayo al compadre que está lleno de gusanos en su tumba y ZUÁCATE: asesino inmortal para el resto de los tiempos, porque de pronto esta saga es sobrenatural. Eso abrió la puerta a nuevas posibilidades: En la VII, Jason peleó contra una comadre con poderes mentales a lo Carrie. En la VIII fue a NY, pero se manifestó antes como niño fantasma. En la IX era un gusano mutante que se pasaba de cuerpo a cuerpo (OMG), en la X fue al espacio y se volvió robot (larga historia) y en la XI, peleó contra el flacuchento Freddy Krueger.

jigsaw2-1038x532

¿Van entendiendo para dónde voy con esto, peliculastas de Saw? Yo creo que es hora de que la corten con el flashpack explicativo mula y metan de una a un hechicero de magia negra que encuentra la forma de resucitar a Jigsaw, o por lo menos de meterlo en el cuerpo de otra persona que podría ser el gemelo perdido ponte tú. Así, don Héctor Jigsaw podrá sermonear a millones de personas, y organizar juegos del miedo a una escala mayor, donde él mismo puede participar de verdad porque no morirá nunca.

Pero perdónenme, me estoy yendo por las ramas. No me gustó nadita esta película de Jigsaw y no me imagino alguien en el planeta que le guste realmente. Hay algunas partes sangrientosas buenas, pero nada que no podamos ver en YouTube, en el teléfono, en alguno de esos compilados con “las mejores muertes de Saw”. Al final, eso es lo bueno de estas películas y saben que es verdad.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad