Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¡Crítica Maestra! ¿Y qué tal Lego Batman: la película?

LG
Agregar a favoritos

No sé ustedes, pero yo a The Lego Batman Movie le tenía muchas bati-ganas. Como toda persona cuerda sobre el planeta Tierra, me reí mucho con The Lego Movie y no pude creer que les quedara tan bueno un comercial de juguetes (porque eso es, no nos pisemos la capa entre gitanos). Una de las cosas más graciosas de The Lego Movie era Batman, por supuesto, con su canción dedicada a la oscuridad, su mala onda y su parada de rock-star. ¿Quién no querría ver una película completa con él? Respuesta: Todos.

Como los de Hollywood no son nada de tontos, empezaron a hacer esta película cuando la gente todavía no se levantaba del asiento de Lego Movie, y aquí estamos. Como Deadpool en febrero del año pasado, aquí tenemos otra que le inyecta energía al género de los superhéroes riéndose de todo y recordándole al mundo que esto es para pasarlo bien y lo más importante es la chacota. A diferencia de Deadpool, sí, esta película es mucho más rápida, dispersa y con cien millones de chistes metralleta porque aparentemente en Hollywood quieren dejar a todos los niños con traumatismo encéfalo craneano. En serio, cuando vi esta cuestión estornudé y me perdí diecisiete chistes, y en un momento miré la hora y cuando levanté la cabeza ya iban en Lego Batman vs. Lego Superman III.

Ya, pero digamos todo lo bueno antes de ponernos Gruñones McAmargos. Esta película es muy graciosa y si les gustan remotamente los superhéroes como Batman y Superman, y han visto todas esas películas, esta cuestión la hicieron a medida para ustedes. Incluso pueden llevar a sus bisabuelos al cine, porque hay referencias hasta al Batman que hicieron con pintura rupestre en el año 100 A.C., lo que indica que los peliculastas se olvidaron de los cabros chicos y decidieron hacerle una película a la tercera edad presente en la sala. Es como si los compadres hubiesen dicho: “Filo, son monitos Lego, así que eso debiera entretener a los cabros chicos, ahora sigan metiendo referencias a la película de Batman de 1966”. Así que si conocen a Batman y sus múltiples encarnaciones, ver esta cuestión es obligación.

La historia llega a dar lo mismo, pero yo diría que definitivamente el modelo fueron las de Christopher Nolan porque son como tres películas distintas metidas en una. Se trata de qué pasa cuando la nueva comisionado Gordon intenta imponer un nuevo plan anti-delincuencia en Gotham. También se trata de Bruce Wayne adoptando un huérfano que le va a enseñar sobre tener una familia, y por último (la trama que más me gustó) se trata del Joker obligando a Batman a reconocer que tienen una relación de co-dependencia. A eso agréguenle setecientos villanos no solo del universo de Batman (los cameos son lo mejor), y tendrán una película en la que es mejor no parpadear, porque siempre hay donde mirar. Algo que igual cansa después del minuto treinta, si quieren mi opinión honesta.

thelegobatmanmovie_clip_snakeclowns

Quizás estoy pensando mucho una película que es para verse y olvidarse al toque, pero qué quieren que le haga. La Lego Movie igual terminaba tratándose de algo más cercano de Toy Story: te hacía pensar sobre cuál es el rol de los juguetes en la infancia (por ejemplo), y tenía un final en que descubrías que se trataba de otra cosa. Acá en cambio decidieron olvidarse de todas esas cosas, y la película es sobre un gran bati-despelote donde todo es gritos, música para todos los gustos (actual pop para los más chicos y ochentera para los más pailones) y muchas referencias a todo lo que se puedan imaginar, incluyendo palos para Suicide Squad, que hicieron ellos mismos.

¿Y saben qué? Aquí es donde yo pongo el límite, señores. Encuentro mucha sinvergüenzura de parte de los ejecutivos de Hollywood que a) Hayan hecho Suicide Squad y que b) Me quieran vender la película que se ríe de Suicide Squad, sobre todo cuando c) Las estrenaron con menos de un año de distancia y están preparando Suicide Squad 2. ¿Cómo no me voy a sentir estafado? Ustedes se sentirían igual si alguien les vende un veneno y meses después saca el antídoto e intenta vendérselos también. En mi opinión Warner Bros. y DC Cómics deberían morir con las botas puestas y no tratar de hacernos la pata para que sigamos teniéndoles buena.

Quizás es porque me gusta demasiado Batman, pero de verdad esperaba mucho más de esta película. Me pasé el rollo de que –igual que Lego Movie- esta película iba a terminar tratándose sobre alguien que colecciona Legos de Batman. Un adulto coleccionista triste que ha juntado bati-merchandising desde los años sesenta, y que aprende a apreciar la vida cuando un niño llega a su vida. Lo mismo que le está pasando a Batman con Robin en la película, pero en la vida real. ¿Habrá sido ese el plan originalmente? Quizás. Cada vez que los mismos personajes hacían ruidos de “persona jugando” durante las batallas más pensé que para allá iba el batimóvil. Pero no. Era una película de Batman Lego no más.

maxresdefault (1)

(Aquí habría puesto que la película no me gustó tanto porque no soy niño, el público objetivo… Pero no me vengan con cuentos. Si esta es una película para niños: ¿Por qué tanta referencia ochentera? ¿Por qué ponen la música de las Superman de Christopher Reeve? ¿Por qué se burlan del repelente de tiburones (1966)? ¿O de las de Schumacher? ¿Y por qué pusieron Gremlins por el amor de Jebús? Yo les voy a decir por qué: Porque esta película es para adultos, punto. Y todos los que estábamos en el cine el 14 de febrero en la noche lo sabemos).

Así que el veredicto es que sí, me reí mucho, lo pasé muy bien y le recomiendo esta película a todos los que les guste Batman. Pero no es una película que me vaya a repetir en el futuro próximo, y probablemente la olvide de aquí al jueves. Es buena, pero podría haber sido mucho mejor. Y eso es lo que me duele en el bati-corazón.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad