Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Crítica Maestra: ¡El (Des)encanto ya llegó a Netflix!

disenchantment_1
Agregar a favoritos

¿Saben qué? Siempre me ha molestado un poco que digan que Matt Groening es el creador de Los Simpsons. Ya, técnicamente es cierto. Él inventó los personajes, propuso que fueran amarillos, les puso los nombres y todo eso. Pero lo que todo el mundo conoce como ese hito de la historia de la televisión (y de la cultura pop) es producto de un largo proceso de desarrollo televisivo, donde hubo guionistas maestros que fueron contribuyendo a todo lo que conocemos hoy. Y lo mismo con esa otra joya que es Futurama. Dicho esto: ¡Se acaba de estrenar en Netflix la última serie animada de Matt Groening, el creador de Los Simpsons y Futurama!

“Esta serie se trata del ‘pasado'”

disenchantment

Yo sé que todos dejaron de leer esto y se fueron a Netflix a ver la “primera parte” de la serie. Son diez (10) capítulos todos un poco más largos que el común de las series animadas, y después de revisar el presente (Los Simpsons) y el futuro (Futurama), esta serie se trata del “pasado”. Entre comillas, porque es medieval, pero con elfos, hechiceros y obviamente muchas referencias graciosas a “Game of Thrones” (el capítulo 04 se llama “La fiesta roja”, calculen).

La serie se trata de “Bean”, una princesa que, al igual que Elsa, Ariel, Jazmín, etc., odia ser princesa y quiere hacer lo que ella quiere, en vez de lo que quiere su papá, un rey increíblemente pelmazo. Se hace amiga de un elfo llamado Elfo y pronto se les une un demonio negro que todos creen que es un gato enviado por unos hechiceros con fines misteriosos. Y de ahí en adelante todo es aventuras, enredos medievales y un humor que es tan nerd con el medioevo y la fantasía, como lo era en Futurama con el futuro y la ciencia ficción.

“Mi respuesta es vaya que sí. Lo es”.

Como siempre Matt Groening no está solo, y los fans de sus dos series anteriores reconocerán varios nombres entre los guionistas y directores. Hay muchos consagrados de ambas series como Josh Weinstein y David X. Cohen, dos nerds que son responsables de varios de los momentos más memorables de esas series. Pero yo sé lo que están pensando: “¿Es Disenchantment tan buena como Los Simpsons y/o Futurama?”. La respuesta a esa pregunta depende. ¿De qué temporada estamos hablando? Si comparamos las primeras temporadas (lo que sería lo justo) mi respuesta es VAYA QUE SÍ. LO ES. Si están pensando en el impacto cultural que el tiempo les ha dado a esas series, el cariño del público y toda una generación de personas que es capaz de citar diálogos completos en diversos contextos: solo el tiempo lo dirá. Pero probablemente no. Y a la grande le puse Cuca. ¡Plan dental!

Puntos a favor y en contra

disenchantment

En su contra, esta serie tiene varias cosas. Primero: el exceso de competencia. Vivimos en una era donde Rick y Morty han licuado las neuronas de muchos espectadores. Donde existen cosas hilarantes como Gumball o Steven Universe, por nombrar solo algunas. ¿Qué tanto puede brillar una fantasía medieval hecha por nerds en la mediana edad?

Lo otro que tiene en su contra es que es una serie de Netflix, y todos sabemos que ahí el tiempo no les importa tanto. Algunos capítulos se sienten largos, o con muchos lapsus de tiempo sin chistes (onda, cuarenta segundos sin un chiste, lo cual es demasiado para los estándares de hoy). A su favor tiene que el humor es exactamente el mismo espíritu de esas otras dos series insignes, muy oscuro, muy nerd, y con muchísimas referencias que van desde El Señor de los Anillos” y “Game of Thrones”, hasta la historia de la humanidad misma, con mucha referencia a la Peste Negra, las Cruzadas y todas esas cosas que nos enseñaron las películas, digo el colegio, el colegio.

¿Otras virtudes de la serie? La animación y las voces. Siguiendo el estilo de dibujos de Matt Groening, de ojos grandes y mandíbula superior prominente (hasta la nave de Futurama sigue este patrón), esta serie se ve increíble, con muchísimo color y suficientes mejoras en 3D para que se vea bien sin estorbar al resto 2D. Los planos generales de la ciudad y el castillo están llenos de detalles y hay momentos donde la animación en sí misma es lo que brilla (como cuando el demonio pide que lo miren a los ojos, o la casa de dulces de Hansel y Gretel).

“’Disenchantment’ consigue lucirse solita”

Pero la mejor noticia es que es muy graciosa. Aunque uno se demora en tenerle buena a los personajes y en aclimatarse a la onda, ya para el capítulo 04 van a estar muertos de la risa, y con ganas de ver el capítulo siguiente. Pese a tener esas dos otras series titánicas haciéndole sombra, en mi opinión “Disenchantment” consigue lucirse solita. Lo que sí una advertencia final: esta serie es tan para niños como lo son los especiales de Halloween de Los Simpsons: Mucha muerte y desmembramiento, brujas, chistes de doble sentido y oscuridad. Pero también mucha risa y felicidad, así que la responsabilidad es suya. Feliz visionado, cabros.

Los primeros diez capítulos de Des(encanto) (léase Disinchanted) están disponibles desde hoy en la aplicación Netflix de tu SmarTV LG.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad