Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

El deporte y el cambio químico en nuestro organismo

deporte y organismo-VivirSmart2
Agregar a favoritos

La práctica de algún deporte o el entrenamiento para mantenerse en forma en estos meses, es una de las acciones que más se ve en todas partes, y es que todos quieren vivir un “verano sin polera” o eliminar el estrés que siempre se acumula a fin de año por trabajo y/o estudios.

A raíz de esto, siempre escuchamos, o leemos, sobre cuántas calorías se eliminan o qué músculo se trabaja con determinado ejercicio, pero, ¿sabías qué también hay un tema de química muy importante?

Con el objetivo de conocer de mejor forma nuestro cuerpo, hoy les daré a conocer como el entrenamiento y rendimiento es muchas veces cuestión de química, precisamente por los cambios que conllevan las adaptaciones metabólicas, cardiocirculatorias, respiratorias, entre otras. Veamos a algunos detalles:

Cambios en nuestro organismo

Los protagonistas en este proceso son el sistema nervioso y el endocrino, que trabajan coordinadamente para iniciar y manejar todos los procesos que actuarán. La hipófisis toma acción, que además de producir hormonas, regula el funcionamiento de otras glándulas endocrinas, las cuales forman y secretan hormonas a la sangre.

Cambios que se producen al practicar un deporte

Cuando se realiza una actividad deportiva se producen contracciones musculares,  por lo que los músculos son el sistema que más demanda energía y oxígeno. Pero éstos, en periodos de reposo, almacenan sustancias nutritivas para iniciar y mantener un ejercicio hasta que se movilizan las reservas, pero no tienen capacidad de guardar oxígeno.

Cuando se realiza un ejercicio, el músculo consume como combustible depósitos de glucosa que contiene glucógeno muscular, glucógeno hepático y los ácidos grasos. Además,  hay un aumento en la presión arterial; lo normal es que se derive la sangre desde los órganos abdominales hacia los músculos activos: corazón, piel y pulmón.

Con el objetivo de que no exista ningún tipo de falla en cualquier actividad deportiva y se oxigene más la sangre en los pulmones hasta que llegue al músculo, se aumenta la frecuencia cardíaca y el volumen de sangre bombeado en cada latido.

¿Y el sudor?

Este se produce para mantener la temperatura tras la realización de un ejercicio, por lo que se elimina el calor generado por el uso de los músculos. Acá se produce la pérdida de agua y de los electrolitos por la piel.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad