Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Jack is Back: 12 razones vivir otro día

24-800x400
Agregar a favoritos

Un adicto a la series tiene sus récords personales frente al televisor. El mío está grabado con fuego: sábado, 27 de mayo de 2006. Llegué a mi departamento enano donde con suerte cabía mi cama, la tele y mi gato Musso; me “cociné” unos fideos con atún, lo único que sé cocinar sin que se incendie mi cocina, y puse el primer capítulo de la quinta temporada de 24.

La secuencia que sigue solo puede ser entendida escuchando de fondo el sonido del relojito de la serie: me paré de la cama exclusivamente para cambiar el disco y hacer pipí; el gato se acomodó sobre mis pies decenas de veces y en algún momento maulló para que le pusiera comida; oscureció y, horas después, salió el sol otra vez. Era domingo cuando le puse play al último capítulo de la temporada. 24 horas viendo 24, mi récord personal.

Así de intensa es mi relación con Jack Bauer, el último gran héroe de acción de la televisión. El verdadero soldado que sin importar cuantas veces lo traicionen, torturen o exilien, siempre vuelve a terminar el trabajo.

En ocho gloriosas temporadas Jack, interpretado por el siempre seco y ronco Kiefer Sutherland, enfrentó árabes, separatistas rusos, serbios, narcotraficantes mexicanos y chinos macabros, murió dos veces por su país, le disparó en la rodilla a la mujer de su enemigo y no le tembló la mano al momento de torturar a cuanto sospechoso se le cruzó por delante. Pero Bauer también sufrió. El hombre más fuerte del universo fue a la vez el alma más atormentada de la TV y en su descenso al infierno perdió esposa, hija, pololas y amigos.

Jack Bauer (Kiefer Sutherland) in 24

La última temporada de la serie cerró con un personaje en caída libre, sin gobierno al que defender, perdiéndolo todo, traicionándose a si mismo y desapareciendo de escena como un solitario justiciero. Luego vino el silencio y los viudos de Bauer migramos a otras series. Cada cierto tiempo nos ilusionaron con películas que nunca llegaron y cuando la esperanza parecía perdida, ocurrió el milagro y los relojes comenzaron a girar en cuenta regresiva. Jack vuelve bajo el título 24: Live Another Day.

Dado mi amor infinito por la serie, en un ataque de originalidad le propuse a mi editora escribir “24 razones para ver 24”, solo para enterarme, un día antes del cierre de la columna, que es cuando logro arrastrar mi cuerpo cansado hacia el computador para escribir, que hasta mi abuelita Elvira escribió un artículo con ese título. Así que, después de gritarle un par de insultos elegantes a la pantalla del computador, reenfoqué mis energías en las “12 razones por las que hay que ver los 12 capítulos de la nueva 24”.

Tengo súper claro que es el peor título de la historia de los títulos, solo superado por “Nuevo Documento de Word”, pero ya estamos acá y como esta nueva temporada tendrá solo 12 capítulos, siento que TODO CALZA.

1. Jack Bauer es tan rudo que ahora está en Londres y de seguro le quita la pega a James Bond.

24_a

El título Live Another Day no puede ser una coincidencia y mi teoría es que en esta vuelta, Jack hará estallar el MI6 y la reina lo convertirá en caballero.

2. Chao elipsis ñoñas, viva el tiempo real ¡Aguante relojito de 24!

areloj

El que diga que no extraña el relojito demoniaco que se queda en silencio cuando muere un personaje, está mintiendo. Quiero verlo correr y sé que todos aguantaremos el aliento cuando transcurran los primeros segundos.

3. Regresa la seca de Chloe O’Brian.

image

No sé si llamarle madurez, pero con el paso del tiempo llegué a una sólida y simple conclusión irrefutable en mi vida: Chloe O’Brian es el mejor personaje femenino de la historia de las series de televisión. Jack no habría llegado ni a la mitad del primer día sin ella. ¡Grande Chloe!

4. La esperanza oculta y absurda de que aparezca una sobrina o hija de Nina Myers.

Sarah_Clarke_Photo10

¿Se acuerdan de Nina Myers más mala que la maldad? Sé que no puede volver y que fue más mala que Darth Vader y Scar juntos, pero la amo y durante las cinco temporadas que siguieron a su dramática desaparición, mantuve la secreta ilusión de que su personaje de alguna manera volviera a la trama principal. Me conformo con que alguno de los nuevos villanos la nombre, ojalá vengando su muerte desde la cornisa de un edificio. No pido más.

5. ¡Hola, hola, cliffhangers!

kim-jack-and-terry-bauer2

Olvídense del capítulo débil y de los minutos de relleno. Si esta nueva entrega está a la altura de las anteriores, estamos hablando de 12 capítulos de pura acción y adrenalina. Una de las gracias de 24 era que uno se relajaba cuando Jack detenía la bomba justo antes de que explotará y justo en ese instante una amenaza más grande estallaba en otra parte, la hija de Bauer estaba a punto de ser devorada por un puma o Nina Myers llamaba por teléfono a un terrorista nuevo, más malo que el anterior.

6. Jack Bauer no duerme, no come y no descansa.

24-jack-bauer-wallpaper (1)

Hasta John McClane se tomaba unos segundos para fumarse un cigarrito y tirar un par de tallas, pero Jack, NO. Este cabro es de verdad y una vez que el relojito empieza a girar, no para. Nunca lo vimos comerse un sandwich o actualizar su estado de Facebook; es más, nunca lo vimos hacer pipí.

7. La pantallita dividida.

pantalla dividida

Muchos han tratado de imitarla, pero ninguno lo consiguió. La pantalla dividida con cuatro focos de acción que trascurren simultáneamente es puro mérito de 24 y no es un lujito que aparece una sola vez en la historia, es una constante durante todos los capítulos.

8. En esta serie no te puedes fiar de nadie.

villanos 24

Siempre hay algún agrandado que dice que sospechó todo el rato que Darth Vader era el papá de Luke, pero todos sabemos que si el iluminado “adivina tramas” está hablando de 24, de seguro está mintiendo. Nadie sobre la faz de la tierra adivinó quién era el verdadero villano en la primera temporada. Lo mejor de 24 siempre serán sus guiones malditos, capaces de hacernos confiar en personajes que en el último minuto vuelven de la muerte para darse vuelta la chaqueta y apuñalarnos por la espalda.

9. Los aparatitos tecnológicos.

24 Year 8

Jack es un hombre sencillo, que para salvar al mundo solo necesita su morral de género y su celular supercalifragilístico de última tecnología. En una época en que la mayoría de nosotros todavía luchaba con el celular de la cuncunita, Bauer se lucía usando un Palm donde descargaba imágenes satelitales, fotos de los malosos de turno y planos de edificios abandonados. Todos quisimos uno para descargarle el ringtone de la CTU y quebrarnos con nuestros amigos.

10. Acá nadie se salva de milagro.

Edgar-Stiles-death

Antes de que en las series se pusiera de moda matar a los protagonistas, 24 ya asesinaba personajes principales a diestra y siniestra. Hay muertes que nos dolieron más que otras (ay, gordito Edgard todavía te veo llegando tarde a la sala de aislamiento), pero todas fueron terribles e inesperadas. ¿A quiénes asesinarán esta vez? ¡Por favor guionistas no toquen a Chloe O’Brian!

11. Jack McGyver.

Lisa24Season3Wall

A Jack, además de despedirlo y no pagarle las vacaciones, suelen dejarlo botado a su suerte en medio de operaciones ultra peligrosas y secretas, pero esto no representa ningún problema para nuestro héroe. Lo suyo es el trabajo de campo improvisado y no importa dónde esté, siempre se las ingeniará para construir un kit de tortura con los cables de una lámpara. ¡En tu cara McGyver!

12. El “Efecto 24”.

24_wallpaper_1024x768[1]

El regreso de Jack Bauer es sin duda alguna el evento televisivo más esperado del año, pero el verdadero “Efecto 24” se generará una vez que estén todos los capítulos disponibles. Esta es una serie que nació para ser vista en maratón, rápido, sin esperas, un capítulo tras otro. Así que vamos preparándonos para el único maratón que vale la pena: ese que se vive frente al televisor.

¡Bienvenido Jack, te estábamos esperando!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad