Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

La teoría que explica por qué la ciencia no prospera en Game of Thrones

LG
Agregar a favoritos

A más de alguno nos tiene rayado. Game of Thrones se ha convertido en la única razón que justifica la existencia de los domingos. Y es que ha hecho que la llegada del lunes sea mucho más llevadera, que los fomingos no sean tan aburridos después de todo y que tengamos un tema de conversación comodín cuando conocemos a alguien que también está enviciado con ella.

Pero también levanta algunas sospechas. Si bien está claro que la ambientación de la serie es medieval, la verdad es que ya llevan harto tiempo enfrascados en ella. De hecho, en la misma historia original (en los libros de la saga Canción de Hielo y Fuego) se desprende que llevan miles y miles de años en condiciones similares. ¿Y de smartphones? Nada.

Nace una nueva teoría (otra vez)

Ese fenómeno le quitó el sueño a los youtubers de NerdWriter1, quienes estudiaron a profundidad el tema y dieron con una solución a tamaña incógnita. ¿La respuesta? Los dragones. El video se llama Game of Thrones: por qué los dragones detienen el progreso:

La historia universal aplicada a GoT

George R. R. Martin, el creador de la saga de Game of Thrones, ha dicho abiertamente  que la serie está estrechamente inspirada en la Guerra de las dos rosas: una guerra civil que tuvo lugar entre el 1455 y 1485 en Inglaterra. En esa ocasión, se enfrentaron las casas de York y Lancaster, ya que desde ambas partes consideraban que eran los verdaderos herederos del trono (¿te suena familiar?).

Ese período es conocido como la Baja Edad Media y se sitúa en un momento de la historia que estaba a un paso de una revolución militar. Con la llegada de la pólvora a Occidente, los castillos feudales como los de la serie, que aglomeraban a las poblaciones en su interior para ofrecerles seguridad, pronto se volvieron vulnerables. Los grandes cañones de pólvora lograban atravesar sus muros con facilidad, así que las guerras comenzaron a tener una tónica distinta.

Si antes las batallas se libraban al interior de los feudos, ahora tenían que hacerlo al aire libre. Eso significó que los ejércitos tenían que ser mucho más grandes, lo que a su vez impulsó un cambio abismante en la sociedad. La necesidad de tener mayores recursos para sustentar a los mayores ejércitos, terminó con la creación de los Estado-Naciones. Y es que los pequeños feudos no eran capaces de mantener las enormes filas de hombres que iban a luchar, así que tuvieron que formarse alianzas de una escala mucho mayor. Así, se empezó a producir más comida y a recaudar más dinero a partir de impuestos.

El paso que nosotros dimos y ellos no

Y ahí está el meollo de todo este asunto. En nuestra historia pudimos dar el paso para convertirnos en Estado-Naciones, lo que a su vez condujo al reordenamiento completo de la sociedad, acercándonos un poco más a lo que conocemos en la actualidad. Pero los pobres habitantes de Game of Thrones no han podido hacerlo.

Esto, según la teoría de NerdWriter1, se debe a la existencia de los dragones. Como sabemos, la Casa Targaryen es la que ha tenido el control sobre estos enormes monstruos voladores a lo largo de la historia de la saga. Por lo mismo, las otras casas se han visto obligadas a jurar su lealtad a ellos y así no ser devastadas por los dragones.

DragonsSeason4

Eso significa que nunca se generó el incentivo para crear ejércitos más grandes. ¿Para qué lo harían, si terminarían siendo rostizados? Y como mencionamos anteriormente, como no necesitaban ejércitos más grandes, tampoco requirieron de una mayor producción de alimentos y la generación de dinero, lo que a su vez significó que los feudos podían quedarse tal como estaban. Después de todo, tampoco hemos visto pólvora en la serie, así que los habitantes de ese mundo no tienen por dónde.

¿Te hace sentido esta teoría? ¿Se te ocurre otra justificación al respecto?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad