Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¡Probé el proyector LG MiniBeam! ¡Aquí mi veredicto!

1
Agregar a favoritos

Bueno cabros, ya saben cómo es la cosa cuando a uno le gustan las películas: Siempre estamos soñando con tener un cine en la casa, no digan que no. Hace un par de años esto era un sueño lejano y terrorífico. Teníamos que comprar mucha cuestión, los proyectores eran gordos y feos, estaba el problema de dónde proyectar y cómo, etc. Un atado de aquellos. Afortunadamente para nosotros, hoy en día es más fácil. Mucho más fácil. Y este proyector LG MiniBeam PF50KS LED 600L se va a transformar en su mejor amigo.

No voy a hacerles las cosas muy técnicas porque a los que les interesan esos datos los pueden encontrar en cualquier parte. Yo les voy a contar sobre la experiencia de este proyector, y todas las gracias que le encontré. Pero partiré por la parte fácil: Si andan buscando un proyector, esta es una excelente opción.

Liviano y fácil de transportar

Lo primero es lo primero. Es muy compacto y fácilmente transportable. Pesa un kilo con suerte, y cabe en cualquier parte, ocupando incluso menos espacio que el reproductor de Bluray promedio. El diseño es precioso, además, como pueden ver en las fotitos junto a ese modelo buen mozo. Lo compacto ya es un punto a favor si consideramos que el proyector perfecto debiera ser algo que se pueda llevar a cualquier parte. Paseos a la playa, cumpleaños, casa de la abuelita, etc. Incluso se puede llevar a un evento al aire libre porque tiene una batería que da hasta para dos horas y media de duración (en otras palabras, no vean El Señor de los Anillos ni Titanic solo con la batería, solo películas de duración razonable).

Lo segundo que debo reportar, es que se ve filete. Yo lo probé en un telón clásico para proyector y la película escogida se veía muy brillante y con colores muy vivos. También probé con una pared clara (que ni siquiera era blanca) y también tirando la imagen al techo (que tenía imperfecciones en la superficie) para ver películas acostado como en el planetario, y la verdad es que me dejó impresionado. Los blancos son muy blancos, y los colores dan gusto. Obviamente que donde mejor se veía era en el telón, pero a veces la necesidad tiene cara de hereje, y ese hereje proyecta en cualquier parte.

5

“Cine en el baño, obvio”

Si me preguntan a mí, con esas dos virtudes ya da para recomendarles el MiniBeam sin muchas contemplaciones. Pero tiene otras gracias que me dejaron bien entusiasmado. La primera son buenas noticias para quienes vivan en espacios reducidos o no tengan muchas opciones para tirar rayos con imágenes. Y eso es que el MiniBeam necesita muy poco espacio para proyectar una imagen enorme. Mi experiencia previa con proyectores es que se necesita unos buenos metros para que que la imagen llegue al otro extremo en un tamaño decente que justifique la existencia del proyector. Esto hace que cueste encontrar el punto exacto en el respectivo hábitat para armar la función de cine (si han intentado hacerlo, saben de qué estoy hablando). Pues sorprendentemente, el MiniBeam con menos de dos metros de distancia ya había llenado el telón completo. ¿Y saben lo que significa eso? Cine en el baño, obvio. Martin Luther King con su sueño, yo con el mío ¿okay?

(Un paréntesis que quería incluir aquí es que con el tamaño del MiniBeam tuve hartas ideas que no se me habían ocurrido manipulando otro tipo de proyectores, como por ejemplo, usar este proyector para jugar videojuegos… Por ser tan compacto y no necesitar grandes distancias para proyectar, es ideal para improvisar una junta de Mario Kart o lo que sea que juegan los jóvenes hoy en día. Y también sirve para usar la vieja técnica de proyectar imágenes sobre una tela y lanzarse a pintar como un experto artista. Pueden resultar cosas muy buenas de ese experimento).

La otra virtud que no esperaba encontrar en el proyector es que tiene Smart TV incorporado, y entrada de conexión LAN para Internet. Eso significa que pueden ver Netflix por ejemplo, o usar cualquier app que tengan sus Smart TV directamente en el proyector. Con los proyectores antiguos uno tenía que andar trayendo el reproductor de DVD/Bluray, o conectarle un computador para poder proyectar contenido de Internet, pero con el MiniBeam están listos, conexión a Internet y están al otro litro. Incluso el control remoto es igual al de las Smart TV, y no un control remoto “de proyector”. Y bueno también tiene dos conexiones HDMI si quieren ver Blurays y ese tipo de cosas, yo sé que los cinéfilos tienen todavía películas en formato físico.

¿Y para el sonido? Como muchos proyectores, este también tiene sus parlantes incoporados. Pero yo recomendaría anexarse una buena barra de sonido, o algún otro tipo de parlantes (hay algunos portátiles que son bastante buenos). De escucharse se escucha, pero una imagen tan buena debiera tener su contraparte sonora, y en mi opinión no basta con el sonido incorporado. Tiene salidas de audio, y si conectan algún Bluray vía HDMI les recomiendo sacar el sonido directamente de ahí en vez de estrujarle ADEMÁS los parlantes al pobre proyector. Si tampoco es Superman.

Aprobado

Mi veredicto final es que debe ser uno de los mejores proyectores que me ha tocado probar, y una excelente inversión si ustedes también persiguen el sueño del cine en la casa. No se van a arrepentir.

Puedes encontrar el proyector LG MiniBam en el siguiente link.

4

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad