Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Mad Men como la serie ha influenciado la vida real

Mad-Men-800x400
Agregar a favoritos

Cuando Matthew Weiner creo Mad Men y fue estrenada por la cadena AMC allá por el 2007 dudo mucho que hubiese pensado en lo que estaba a punto de hacerle a la televisión.

Siete años después, con  15 premios Emmy, 4 Globos de Oro, una legión de fans y la crítica rendida a sus pies, la influencia de Don Draper y compañía, es bastante evidente en la cultura pop.

Catalogada como la  séptima mejor serie de todos los tiempos por Writers Guild of América –el Gremio de Escritores de América- Mad Men es un compendio del buen gusto, sofisticación, moda y alcoholismo, tabaquismo, machismo y excesos en general. Vale, todo lo que un hombre moderno exitoso pudiese desear ser. 

Pero vamos por partes ¿qué hace que Mad Men despierte la admiración de nosotros y la libido de ellas?

La moda

Siendo sinceros, es el punto más extraño de todos. No es que estemos al tanto de las tendencias de moda, pero no seamos mentirosos. A todos nos gusta vestir bien, lucir masculinos, elegantes, refinados, con clase.

Como el gusto que muestra Joe Hamm. Iconos de la moda, desde su aparición, volvieron a poner de moda los 60 (como si alguna vez hubieran ido) y el estilo del traje sobrio y refinado para nosotros.

Para las chicas, es lo mismo. Obviando que sus indumentarias representan y muestran una época donde las mujeres luchaban por un espacio de igualdad y respeto en el corporativismo naciente, ellas siempre se ven bien. Y digo bien por no decir guapísimas.  Christina Hendricks y no tengo nada más que decir.

El estilo

Después de Mad Men, todos quieren ser como Mad Men.

The Playboy Club, Pam Am, Masters of Sex, Magic City y algunas más son parte de una cantidad importantes de series que intenta reproducir el arte y la estética de Mad Men.

Series de distinta índoles, ambientadas en los 60 o no, todas quieren reproducir ese estilo calmo, con una preocupación enfermiza por los decorados, el vestuario y el montaje, todo debe ser perfecto, todo debe lucir bien. De todos formas, no hay porque quejarse, si algo no está roto, no lo arregles dicen por ahí.

Péguense con una piedra en los dientes, sin Weiner, nadie habría pasado del piloto.

El Sexo

Sexo, pilar fundamental de nuestra sociedad. De hecho reducir esta lista a moda, estilo, sexo, habla de lo profundo que han calado en nuestros valores elementos propios del consumo.

No me quejo. Drapper es una inspiración, un icono de cómo hacer las cosas, porque muy los 60 serán, pero las chicas siguen prefiriendo el modelo masculino old school –todos sabíamos que esa idiotez del metro sexual era eso-.

Idolatrando modelos que al día de hoy son vistos, como aberraciones a la igualdad de géneros, el donjuanismo y lo erótico confluyen en una adoración a las relaciones sexuales. Fiel o infiel, eso da lo mismo. Lo que importa es  que haya y si se puede, mejor.

El impacto de Mad men en la cultura no es menor. Considerando que cuando Draper leyó el poema de Mayakovsky” de Frank O’Hara, durante la segunda temporada, el libro quedó dentro de los 50 más vendidos en Amazon, es un simple ejemplo de como el revival no se detiene. Y no se detiene porque nos gusta ¿qué mejor que llegar a tu casa, prender tu Smart Tv, tomarse un buen whisky y encender un cigarrillo para ver Mad Men?

Probablemente en  Sterling Cooper & Partners, habrían hecho una campaña de marketing hipnotizante con todo eso.

¿Es Mad Men un referente de nuestros días?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad