Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Netflix Review: “Dear White People”

dearwhitepeople_destacado
Agregar a favoritos

Sinopsis: Samantha White (Tessa Thompson) es una chica que tiene un popular programa de radio, en donde habla principalmente sobre lo que significa pertenecer a una minoría racial en una universidad de elite, con estudiantes mayoritariamente blancos.

Sobre la serie más polémica de Netflix

En febrero de este año, el primer avance de la serie Dear White People, de Netflix, comenzaba con el siguiente enunciado de su protagonista: “Querida gente blanca, aquí hay una lista de diferentes disfraces aceptables para Halloween: pirata, enfermera sexy o cualquiera de nuestros primeros 43 presidentes. Primer puesto en la lista de disfraces inaceptables: yo“.

El tráiler se reproduce mientras se muestra a gente blanca jugando al blackface; juego gringo (bien mamerto) que consiste en pintarse la cara negra, y que por supuesto es una broma bastante racista e inmadura de los jóvenes millennials. El tema es que la polémica explotó en las redes sociales porque muchos consideraron que Netflix estaba promoviendo una discriminación racial pero “a la inversa“, e incluso hay otros que quisieron ir más lejos declarando que con Dear White People se estaba haciendo un llamado al “genocidio de blancos”. Un poquito mucho, ¿no?

Y llegamos a mayo del 2017, vimos la serie y en LG TV no quisimos estar al margen del fenómeno. Aprovechando el feriado recién pasado, nos pusimos a ver esta serie que no solo es una sátira sobre el racismo, sino que también es un pastelazo en la cara a los infaltables haters de aquí y de todo el mundo.

dearwhitepeople_1

Una crítica inteligente

En una era en que todos andan saltones, hay que tener cuidado con las palabras que se emiten para no herir las susceptibilidades de cierto grupo de personas. Pero como ya algunos conocen nuestro estilo, saben perfectamente que no nos vamos a limitar en las letras y vamos a hablar de esta serie como cualquier otra de las que ya hemos comentado aquí en LG TV. Sin anestesia y sin favoritismos.

Dicho esto, podemos decir que Dear White People vendría siendo el golpe de gracia de Netflix hacia el segmento de suscriptores blancos, que de alguna manera llega sin miedo y con bastante confianza a proponer un nuevo formato televisivo, más agresivo si así quieren llamarlo, pero para nada ofensivo. Esta es una serie para empezar a borrar los tabúes a los que estamos acostumbrados respecto a la raza, el sexo, y las mil maneras en que discriminamos a diario sin darnos cuenta.

Lo bacán de esta serie es que –al igual que otras – se puede ver en dosis diarias de capítulos de treinta minutos, o incluso en una maratón de fin de semana. De hecho, parte de la gracia de Dear White People es que cada capítulo se trata de un personaje en cuestión, episodios en donde vemos su punto de vista, opinión y luchas personales que tiene que vivir a diario en la universidad. De esa forma, se rompe automáticamente uno de los típicos moldes de los títulos gringos en que la comunidad negra de una universidad se reduce a un grupo de amigos que parecieran ser todos iguales, y bajo el estereotipo del personaje-menos-importante. Aquí hay tiempo para conocer diferentes realidades, y por lo mismo diferentes aristas de un mismo problema, que es al que se enfrenta toda la universidad a causa de una mala broma con la que arranca el primer capítulo.

Ahora, tampoco es la idea que empiece a contar detalles de lo que va ocurriendo a lo largo de esta primera temporada (¡que vengan más!), pero es necesario decir que mucho de esta serie tiene que ver con auto-descubrirse a uno mismo como seres emocionales y pensantes. Quiero decir, que pensar que promueve las ganas de dividir los pueblos en pos del racismo, es tan exagerado como pensar que en el mundo no se mata gente por el color de su piel… osea plis. Dejémonos de tontear y empecemos a mirar de frente nuestra realidad, en donde una serie como esta no hace más que gritar esas verdades que muchas veces no queremos asumir.

dearwhitepeople_2

 Nadie podría quedar al margen de esta serie

De humor negro últimamente no hemos tenido mucho que ver, por lo que Dear White People llega a ser un título recomendado dentro de la biblioteca del streaming, más aún cuando sabemos que varias series clásicas del género como How I Meet Your Mother y Modern Family van a desaparecer para siempre de Netflix (por temas de derecho que se dieron a conocer la última semana). Es ameno descubrir este tipo de series jóvenes (incómodas para algunos y atractivas para otros), son totalmente atípicas si la comparamos con los otros títulos existentes en la historia de la televisión. Esos tv shows que repiten la fórmula una y otra vez sin proponer nada nuevo en particular.

Hay una crítica a los –ya típicos– discursos de moda (igualdad, feminismo, incluso naturistas), que muchas veces son excusas para ser socialmente aceptado. Por eso, insisto en declarar que Dear White People es valiente en aceptar el reto de echar al agua a los falsos voceros de la no discriminación, y de paso articula una temporada en que (en teoría) ninguno de sus personajes está a salvo, porque a veces los más discriminados pueden ser terribles segregacionistas en la privacidad, no se si me explico.

Quizás lo único malo (para nosotros que vivimos en la parte sur del planeta) es que a veces las tallas no son tan cercanas como quisiéramos, porque la barrera cultural nos permite entender solo algunas de las cosas que ocurren “allá arriba” en Estados Unidos, y no en todo el mundo. Cosa menor si lo pensamos bien, porque en general la temporada se construye de tópicos universales que la historia nos ha entregado sobre los estereotipos culturales de la gente blanca y la gente negra.

Igual, el mensaje principal se entiende y basta para que uno vaya hilando los personajes que poco a poco te enganchan a la serie, hasta necesitarla como una droga. De hecho, me recordó mucho la adicción que tuvimos cuando vimos 13 Reasons Why y que se volvió taquillazo en las redes sociales, por lo que es de esperar que también haya mucho ruido con esta serie, a menos de un mes desde su estreno.

dearwhitepeople_3

Hay buena edición, buena puesta en escena, buenas actuaciones, y un sabroso soundtrack que querrán buscar en Shazam a mitad de cada capítulo. Pero más importante, es que es una serie que hace reflexionar, no solo en temas relacionados al racismo, sino que en otros muy comunes y más cercanos de lo que uno imaginaría a nuestra realidad aquí en Chile.

Dear White People, ya disponible en Netflix a través de tu Smart TV LG.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad