Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Netflix Review: ‘Orange is the New Black’, temporada 5

oitnb_destacado
Agregar a favoritos

Las reclusas de Litchfield han pasado casi por todo: fugas, muertes, liberaciones, peleas, contrabando, y una treintena de personajes han desfilado por la penitenciaria femenina más famosa de la cultura popular. Pero hasta ahora lo que no habíamos visto era un motín. Un levantamiento que se convierte en la columna vertebral de esta quinta temporada, y que trae una trama diferente que antes no habíamos visto en ‘Orange is the New Black’.

Hace rato que no se trata solo de Piper

Cuando partimos la serie Piper era el eje de toda la trama, y poco a poco comenzamos a conocer el resto de los personajes que fueron revelando una gama intensa de colores culturales, sociales y personales.

Hoy el panorama a evolucionado en algo imparable luego de la muerte de uno de los personajes más queridos de la serie; Poussey (Samira Wiley), y con una revuelta que quedó en suspenso al final de la temporada cuatro. Y claro, que luego de un terrible acontecimiento como ese, la serie giró hacia la temporada cinco con más tiempo y humor para los personajes secundarios, que a la misma Piper y Alex, por ejemplo.

La sensación agridulce de la penitenciaria continúa, pero el “tiempo libre” del motín que acaba de empezar, es suficiente para respirar una libertad de las protagonistas dentro del mismo edificio. Es decir, en esta temporada los personajes empiezan a actuar y jugar sin presión, idealizando el mundo que –tal vez– siempre quisieron tener, pero que por diferentes razones la justicia les negó.

¿Quién necesita el mundo de afuera, cuando ahora lo pueden tener todo?, la cárcel es su nación, y ahora ellas la están gobernando.

oitnb3

Por su parte, Judy King (Blair Brown) cumple su cómoda condena, y prepara su salida de Litchfield con la televisión a puertas de la prisión esperando una exclusiva de la “Martha Steward” de ‘Orange is the New Black. Lo que no sabe, es que no está a salvo de la revuelta, ni mucho menos de las nazis… y digámoslo: entre tanta efervescencia, ella es el símbolo de una gran parte de la población que aun no entiende el significado de la “desigualdad” social y racial en Estados Unidos.

Piper (Taylor Schilling) sigue adelante en su condena, y mayormente no se involucra en los desórdenes, mucho menos busca tener la notoriedad que en algún momento anhelaba tener. Ahora es tiempo de una pausa, y de formalizar su relación con Alex, una mucho más adulta y seria que la que tuvieron afuera.

Red, podría ser el personaje que más le toca pasarlo mal esta temporada, y quizás es el único momento en toda la serie en que la veremos humillada y denigrada a un nivel que llega a dar pena. Nada comparable con el final de temporada, y debe ser porque Jenji Kohan (mente maestra detrás de ‘Orange is the New Black‘) se dio cuenta de que la muerte de Poussey fue demasiado power para repetirla con otros personajes.

El resto de los personajes va girando y desenvolviéndose de acuerdo a lo que sucede dentro del edificio (¡grande La Flaca y Maritza esta temporada!), y más de alguna va a aprovechar la circunstancia para lograr los objetivos que antes –bajo la mirada de los guardias– no se podían concretar. Además, obvio de que la conexión con el “mundo real” las obliga a adoptar una nueva forma de ver la cosas, y de sentirlas obviamente.

oitnb4

El cambio en el poder

En esta temporada la historia continúa exactamente donde la dejamos: con Daya (Dascha Polanco) apuntando un arma hacia Humphrey, y con un grupo enorme de reclusas que “aleonan” el disparo hacia el desagradable guardia que yace en el suelo.

Este rollo es tan grande que resolverlo con palabras ya es una cuestión imposible. Piscatella hizo que la olla de presión reventara con desastrosas consecuencias para todos, y es el punto de quiebre de la serie en que por única vez los papeles se invierten. Los guardias que continúan dentro de Litchfield son los rehenes de las que ahora tienen el poder a un centímetro de convertirse en verdugos.

Hay también todo una crítica social al poder, y a las condiciones en que las reclusas tienen que vivir de las sobras del gobierno, alejadas de toda humanidad y despojadas de una vida exterior que las llama a gritos.

oitnb1

Punto fuerte de esta temporada es Taystee (Danielle Brooks) que encabeza la revuelta como nunca antes la habíamos visto. Alimentada por el dolor de haber visto morir a su mejor amiga, y (al parecer) la única con los pies en la tierra para tomar decisiones que influyan en los derechos humanos de las internas. Ella es la bandera de lucha, la líder, y la actriz que debería ganarse todos los premios de aquí al otro año como Mejor Actriz de Reparto, sin duda.

Como mejor capítulo de la temporada destaco el 5, titulado “Canta, Effie” en que el pasado de uno los personajes consigue remece la piel. Janae, en uno de los flashback recuerda la vez en que perdió la fe en el mundo; una visita a una escuela de “blancos ricos” que protagonizaban uno de los musicales más populares nacidos de la cultura afroamericana. “Dream Girls” era imitado por una niña de no más de doce años con poco talento y enorme ignorancia sobre la cultura que hay detrás de lo que presentan como algo “propio”.

El remate es perfecto: “Nos roban nuestra cultura, y ni siquiera lo saben…”

oitnb2

Una temporada diferente

Como dije anteriormente, esta temporada es diferente a la del resto. En contexto, en diálogos y en tiempos, ya que a diferencia de las otras temporadas que duraban narrativamente varios meses, esta no sobrepasa una semana en lo que es el “motín de Linchfield”. Parte de esa novedad, es que podemos digerirla tan rápido que no nos damos cuenta de que estamos a puertas del final y que –de hecho– en una, o dos temporadas más ya podríamos estar diciendo adiós a una de las series más premiadas de Netflix.

Lo que queda ahora depende de ustedes. ‘Orange is the New Black‘ está bullendo a una temperatura sorprendente, y no se pueden quedar sin verla en sus Smart TV.

¿Ya la vieron?, ¿qué les pareció?, comente que no mordemos.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad