Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Netflix Review: “Pequeño Demonio”, la sátira del anticristo que vale la pena ver

pequeñodemonio_destacadi
Agregar a favoritos

Sinopsis: Gary y Samantha, una pareja de recién casados, planean llevar una vida americana perfecta, ¿qué podría salir mal?. Nada, salvo que el hijo de ambos podría ser el mismo anticristo.

Una sátira-satánica

Ok, les digo que de inmediato que no estamos frente a una de las grandes obras maestras de la comedia o el horror, pero entre tantos estrenos de Netflix, es necesario dar el espacio necesario a títulos fresquitos, sobre todo aquellos que tienen un buen elenco y una historia irrisoria que se sustenta como la típica comedia light norteamericana. Piola, bien hecha.

Aquí el protagonista es Gary interpretado por Adam Scott (Big Little Lies), un hombre trabajador, enamorado de su reciente nueva esposa, y empecinado en formar una buena relación con su hijastro Lucas (Owen Atlas), quien es la viva imagen de los personajes diabólicos que hemos conocido desde hace cuatro décadas, particularmente de Damian de La Profecía (1976). El cabro chico casi ni habla en toda la película, porque su rol es desatar el infierno mismo en la vida de quienes lo rodean con el más terrible silencio, como buen personaje infantil con cara de malo. Todo en un tono de broma, claro.

pequenodemonio1

Pareciera ser que en este mundo, la gente prefiere ver a Lucas como un niño retraído, con pocos amigos y enormemente tierno. Pero la verdad (lo chistoso), es que desde su concepción ha estado destinado a ser quien traerá el apocalipsis a la Tierra, una vez que la secta que lo ha vigilado durante toda su vida, decida que es momento de revelar la verdad en un ritual satánico. Sí, es todo muy profético y rarísimo, e incluso cada cinco minutos se ven referencias a otras películas de culto como El Resplandor (1980), Los Chicos del Maíz (1984) y Poltergeist (1982), lo cual endulza mucho más la idea de que estamos viendo una sátira oscura en nuestra Smart TV LG.

Otra cara conocida es la de nuestra querida Kate de Lost Evangeline Lilly, quien al parecer hizo una pausa en las grabaciones de Ant-Man & The Vasp, para jugar un rato a ser la mamá buena onda, quien con un hijo endemoniado a cuestas intenta llevar una vida normal con su tercer esposo. Esperando que este último pueda superar los prejuicios de Lucas como el futuro anticristo, bajándole el perfil y creyendo que el amor lo puede todo.

Hay otros personajes estereotipados, pero que solamente sirven para rellenar la historia hasta el conflicto final, todo muy light y entretenido. Incluso, me atrevería a decir que aún con toda esa onda diabólica, es una película completamente familiar, y es de esperar que Pequeño Demonio sea un panorama ideal para grandes y chicos (sobre todo grandes).

pequenodemonio2

Más allá de las expectativas

Una cosa es esperar una obra de arte, y otra distinta es aceptar las películas por lo que son. Personalmente, me inclino por la segunda al ver una película como Pequeño Demonio, que si bien tiene partes un poco lentas y con demasiados arquetipos americanos, logra salir a flote riéndose de sí misma como una sátira de terror y no como una promesa de falsas expectativas.

También entra en escena el tema de la reflexión de ser un padre inexperto. Bueno, precisamente nadie tiene la desdicha de Gary de ser el cuidador del Anticristo, pero pone sobre la mesa el tema de “esforzarse por entender la perspectiva del niño antes de juzgarlo”. Ahí calza perfecto la idea de que quizás todos alguna vez hemos visto a los niños como pequeños monstruos del caos, y pocas veces nos damos el tiempo de contar hasta cinco, y escucharlos un poco más…

Aún con todo lo que pueda tener en contra, Pequeño Demonio tiene personajes carismáticos que van evolucionando entre tallas y desventuras en un film vitamínico. Te sube el ánimo con la excusa perfecta de ser ese tipo de películas que te gustaría ver abrazado bajo la lluvia una tarde de domingo.

La gran queja que tengo sobre Pequeño Demonio, es que tiene un ritmo súper frenético en el último arco de la historia, y se cae en el relleno cuando todos sabemos que el final está pisando fuerte. Detalle que rompe un poco el compás que hasta ese minuto lleva la película, y la vuelve un poquito latera antes del clímax.

De todas formas, igual es una trama sencilla para distraerse un rato. No es que les estemos recomendando ver un título trascendente de la comedia, pero sí es un experimento que resulta entretenido, y además con un humor sorprendente que de seguro te sacará más de alguna una carcajada.

Recomendaciones

  • No recomendada para quienes buscan títulos de buena factura, o historias blowmind.
  • Si ponemos a pelear las películas de Netflix, esta de seguro no es Okja, pero tampoco es iBoy, mucho menos una Death Note
  • Recomendada para quienes busquen un pasatiempo en la biblioteca de Netflix, o para los fanáticos del cine de terror que entiendan el lenguaje del terror de antaño.

Pequeño Demonio o Little Evil está disponible para ustedes en Netflix y pueden verla a través de su hermosa Smart TV LG.

¿La vieron? ¿Les gusto?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad