Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Netflix Review: “Santa Clarita Diet”

santaclarita_destacado
Agregar a favoritos

Sinopsis: Joel y Sheila Hammond son agentes inmobiliarios y residentes en Santa Clarita, en la periferia de Los Angeles. Su vida es bastante normal y da un giro radical cuando Sheila muere y se convierte en zombie, cosa que los lleva por una senda de muerte y destrucción… pero en el buen sentido.

Si hay algo bacán de Netflix, es que todas sus apuestas tienen un factor de originalidad increíble. En el enorme catálogo tenemos historias apasionantes de superhéroes, presidiarias adorables, y personas comunes y corrientes con vidas extraordinarias. Lo que faltaba está aquí; ‘Santa Clarita Diet‘, una serie de humor negro con zombies, Drew Barrymore, y mucha, mucha sangre.

La dieta: horror, humor y una pizca de locura

Si pudiera definirla diría que ‘Santa Clarita Diet‘ es una mezcla de muchas cosas: Drew Barrymore y Timothy Olyphant (que interpretan al matrimonio protagonista) no es primera vez que están juntos. Hace ya varios años, los vimos juntos en Scream, y esta idea de reunirlos vendría siendo como un guiño a sus papeles pasados sobre el terror, además Joel (Olyphant) es bastante parecido al Phil Dumphy que conocemos en Modern Family (ridículo pero con buenos sentimientos), talento que sin duda habla muy bien de los pedazos de actores que son Ty Burrell y Timothy Olyphant, monstruos de la entretención que saben exactamente cómo hacernos reír.

Joel es un padre de familia ultra preocupado de su esposa e hija. Romántico, leal y bastante apañador, a pesar de estar constantemente escapando de sus obligaciones para fumar marihuana como un cabro de dieciséis años. Fuera de eso –y para muchos–, su gran problema es que su constante preocupación por su mujer puede ser considerada como un reflejo de su cobardía, pero para otros es una nueva forma de masculinidad al estar codo a codo con ella, aun cuando tenga que conseguir nuevas víctimas para alimentarla. Al menos para mí, su papel es por lejos el más adorable de la historia, y cumple con el propósito de no dar un excesivo protagonismo para que así Drew Barrymore haga de las suyas como el centro de la historia.

santaclarita2

Sheila (Drew) por otra parte, es la clásica madre norteamericana que intenta llevar una vida feliz junto a su esposo e hija adolescente. Cuando ella se transforma, todo eso queda de lado, y la serie comienza a tomar un ritmo desenfrenado sin importar las prioridades típicas de una familia yankee.

Una vez Sheila transformada en zombie, podemos ver que los homenajes de Braindead (1992) comienzan a ir y venir en la serie, detalle que ralla en lo absurdo, pero es parte de la serie convertir un molde de terror en la cosa más irrisoria posible dejando una panorámica así: “mi madre se convirtió en zombie y no sabemos qué @#%!  hacer…“.

¿Recuerdan la posesión de Regan en Scary Movie 2, y esa frenética batalla de vómitos? Aquí es lo mismo respecto a la conversión de Sheila a zombie. Quizás, por muy asqueroso que parezca, esta es una de las cosas más chistosas de la serie, al intentar superar el nivel de regurgitación de un ser humano y superando de forma gráfica lo que otras series como ‘Padre de Familia’ han intentado imitar.

Rompiendo esquemas

En todo caso ‘Santa Clarita Diet‘ no tiene el típico diseño de zombie que todos conocemos; Sheila está en –aparentes– perfectas condiciones, sólo que no tiene signos vitales y debe alimentarse de forma esporádica de carne humana, y ahí es cuando todos los problemas comienzan a tomar forma; “¿a quién convertir en la cena de mamá?“.

Sheila es un zombie-no zombie, que en vez de ser un monstruo aterrador termina por ser la criatura más adorable de todas. Y es de esperar que los fanáticos duros del –nuevo– género “zombie”, no sientan ninguna conexión con esta serie, porque sencillamente no está dirigida a quienes buscan una alternativa a The Walking Dead, sino una comedia ligera (muy ligera) que se puede consumir en dosis bajas de veinte minutos por cada capítulo. Incluso, podría decir que es una serie para ver en familia ya que el mensaje final es preservar la unión bajo el hogar por sobre la adicción de comer carne humana (ok, no todos tenemos ese problema pero sirve como ejemplo).

santaclaritadiet1

Lo malo, es que pese a contar con buenos capítulos a disposición, hay momentos en que los diálogos se vuelven un poco extensos y la serie pierde un poco de interés. Algunas tallas son bastante divertidas, pero hay otras en que no se logra cuajar el “remate” del chiste, cosa que luego de los primeros tres episodios se vuelve constante y uno no sabe “hacia dónde” va la serie. De todas formas, es una serie que se sostiene sobre sus dos protagonistas por sobre el resto del elenco, que viene a completar el entorno clásico del vecindario; de hecho hay un par de personajes que son un poco detestables y lateros como el caso de un vecino en particular que hace sus apariciones únicamente para complicarle la vida a la familia.

No me parece que sea una serie que vaya a revolucionar el streaming, pero tiene los ingredientes necesarios para volverla atractiva y de fácil visualización (es rápida, grata, entretenida, con buenos actores, etc.) cosa que lamentablemente no tienen otros estrenos de este año como Una serie de eventos desafortunados.

No recomendada para los que se asquean fácilmente o para los que buscan terror gore “del serio”. ‘Santa Clarita Diet‘ está hecha para pasar el rato, en familia, y comiendo un bistec humano frente al televisor.

Pueden ver los diez capítulos de Santa Clarita Diet ahora mismo usando la app de Netflix en tu Smart TV LG. Obtén un mes GRATIS inscribiéndote en www.netflix.com/LG.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad