Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Netflix Review: “Una Serie de Eventos Desafortunados”

unaserie_destacado
Agregar a favoritos

Sinopsis: Tras un fatídico incendio, los huérfanos Baudelaire -Violet, Klaus y Sunny- tendrán que vivir bajo la desagradable tutoría del conde Olaf; un estrambótico villano que intentará adueñarse de su herencia.

Hello, hello, hello. Llega a Netflix la primera temporada de Una serie de eventos desafortunados, la nueva adaptación de los libros firmados por Lemony Snicket, y que el 2004 ya tuvo una primera versión encabezada por el gran Jim Carrey, pero que ahora vuelve renovada con ocho capítulos y con –el siempre bienvenido– Neil Patrick Harris, en el papel del villano Olaf.

Se lanzó por streaming el viernes pasado y ya está dando mucho de qué hablar. Navegando por Internet, pude darme cuenta que algunos la amaron y otros se decepcionaron. Y aunque tuvo un tibio estreno, ‘Una serie de eventos desafortunados‘ ya está en el centro de la discusión, porque es una historia irregular, una apuesta única y tiene los elementos necesarios para darle una oportunidad. Te la recomendamos, porque al final de cuentas tu eres el mejor crítico a la hora de dar play, ¿no?.

 unaserie2

Apuesta segura y estilo propio

Para los perdidos,  esta serie nos muestra la desdichada travesía de unos niños huérfanos que son enviados a vivir a la casa de un pariente lejano. Este pariente se hace llamar conde Olaf, un decadente actor que utiliza extravagantes disfraces con el fin de hacerle la vida imposible a los niños en cuestión, y también a quienes tenga a su cuidado. A medida que estos niños intentan sobrevivir a los constantes ataques del conde, comienzan a descubrir pistas sobre el pasado de sus padres y las verdaderas intenciones de su tutor.

Como bien dije arriba, en el cast se pueden encontrar agradables sorpresas; el ya consagrado Neil Patrick Harris explora nuevos niveles de actuación conservandoel inigualable carisma que disfrutamos en ‘How i meet your mother‘ (y es sin duda lo mejor de la serie). Malina Weissman, Louis Hynes y Presley Smith como los hermanos Baudelaire (grande la guagua con su idioma), y hasta Joan Cusack (Los locos Addams 2) en el papel de la jueza Strauss, entre otros.

Una serie de eventos desafortunados es una buena serie, primero porque está basada en una saga de libros de taquilla internacional, segundo porque el autor de estos libros, Daniel Handler, está involucrado en la realización de esta serie (guión, arte, estilo, personajes, todo) con el fin de hacer una producción lo más cercana a su imaginación, donde se creó todo este universo.

Así que la serie es así, desde la fibra se puede sentir ese ambiente lúgubre, triste y con escenarios que parecieran ser sacados de una película de terror o de un teatro. Y es porque desde el punto de vista sensitivo, el arte toma gran relevancia a la hora de mostrar la miserable vida a la que los hermanos Baudelaire están expuestos. Un estilo muy parecido al de Tim Burton y con pinceladas al de Wes Anderson; nubes, sonrisas y tonos pasteles sobre fondos grises. Una mezcla muy simpática y fácil de leer porque la narración es lineal, como si nos estuvieran contando un cuento atípico (uno tragicómico, por cierto).

unaserie3

Lecciones de vida en una trágica fantasía

No recomendaría únicamente esta serie para niños, más bien diría que es una serie para ver en familia, sobre todo en el caso de que los chicocos no entiendan por qué está pasando cierta tragedia en la vida de los personajes. De hecho, en el primer capítulo se puede ver un momento un tanto violento por parte del villano que podría descolocar a los menores y/o hasta asustar a los que son más sensibles. Y es raro, porque es una historia hecha para niños (al menos así lo declaran los libros). Además, estoy seguro que los adultos van a encontrar más de algún significado a las líneas del guión y los va a dejar pensando sobre la vida, la justicia y la humildad por sobre todas las cosas.

Otro tema que se toca (y que se puede leer entre líneas), es el del constante error de nosotros los adultos por no escuchar a los niños. Convencernos de que estamos haciendo lo correcto al resguardar su seguridad, pero al mismo tiempo estamos ignorando su lenguaje y sus capacidades en desarrollo. En el fondo, la crueldad del conde Olaf vendría siendo el reflejo de nuestra incapacidad moderna de relacionarnos con los niños; los hermanos Baudelaire son las víctimas de un mundo egoísta. Suena súper triste, pero así es la serie, y lo deja claro desde el principio.

unaserie1

Una conclusión honesta

Lo malo de esta serie, es que la fórmula entre el humor, el drama y el musical, nunca termina por definirse. Termina siendo un poco agotadora, aún considerando que tiene buenos ingredientes en el horno. Incluso, creo que 50 minutos por capítulo es irse un poco al chancho en una historia que se supone que está dirigida a los niños y que fácilmente podría haberse contado en veinte minutos, con un tono más ágil y entretenido.

Dentro de todo, la serie cumple súper bien con su cuota de estilo, producción y entretención. Tampoco es la gran revelación del año en series, pero se agradece tener títulos diferentes de vez en cuando, y en eso Netflix hace un buen trabajo reclutando lo mejor para nosotros.

Véla en tu Smart TV LG y forma tu propia opinión de Una serie de eventos desafortunados, disponible en Netflix para toda la familia.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad