Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Netflix Review: “The White Helmets”

whitehelmets_destacado
Agregar a favoritos

Sinopsis: La ganadora del Oscar a Mejor Corto Documental ‘The White Helmets’ trata sobre un grupo de rescatistas voluntarios conocidos como La Defensa Civil Siria o “Cascos Blancos”. A diario arriesgan su vida para ayudar a los civiles que se ven afectados por los incesantes bombardeos en el país, mientras deben lidiar con la seguridad de sus familiares en la zona de ataque.

Hace unas semanas atrás (previo a la ceremonia de los Oscar) se supo que el joven cinematógrafo Khaled Khateeb, parte del equipo de The White Helmets, no iba a poder asistir a la ceremonia debido a los nuevas políticas migratorias impuestas por el presidente naranja Donald Trump. Ahí quedó la escoba, y el mundo hollywoodiense aprovechó ese momento para levantar la voz sobre los recientes acontecimientos que giran en torno a La Casa Blanca respecto a la discriminación, y digámoslo, también por la falta de empatía con el resto del mundo. De todas formas, el documental igual se llevó el Oscar y reconoció la labor humanitaria de Los Cascos Blancos en Siria, aun sin su director presente en la alfombra roja.

Estamos claros que en la guerra no hay bandos buenos. Y hasta que uno no ve las imágenes, cuesta entender lo desolador que puede llegar a ser un bombardeo sobre una ciudad, realidad actual de Siria y que pareciera que es de nunca acabar.

Los bombardeos ocurren cientos de veces al día, y decenas de muertos quedan sepultados bajo los escombros, desde recién nacidos hasta ancianos. Y ahí están los “Cascos Blancos“; un grupo de héroes voluntarios que dedican su vida a rescatar diariamente a decenas de heridos y sobrevivientes, siendo los primeros en llegar a un ataque en la ciudad y que ahora dan su testimonio a través del documental que lleva su nombre –y que por cierto pueden ver a través de su Smart TV en Netflix–.

thewhite_helmets2

Héroes sin poderes

Parte de este corto documental (40 minutos de duración aprox. que se hacen nada) es descubrir las motivaciones de este grupo de hombres. Ninguno de ellos es un experto en lo que hace, de hecho la única preparación que tienen antes de enfrentar las emergencias, es la que hacen ellos mismos en un campo de entrenamiento lejos de la zona de conflicto. Otra cosa es que sus familias no tienen ningún tipo de resguardo ni preferencias en la guerra; sus familiares (hijos, hermanos, esposas) viven principalmente en las zonas donde hay mayor conflicto y es de suponer que en cualquier momento una bomba puede caer sobre sus techos (bombas que pueden pertenecer al Estado Islámico, de la coalición estadounidense, o del mismo gobierno sirio).

Así mismo, los cascos blancos van circulando por diferentes ciudades (dependiendo de dónde ven caer la bomba casi por azar) y Alepo es una de esas ciudades; escombros por doquier, gente gritando, y edificios completos en el suelo son parte de un paisaje que pareciera estar más cerca de una novela apocalíptica que una postal del Medio Oriente. Incluso, uno como espectador llega a pensar que con tantas muertes –habidas y por haber–, es de esperar que el fuego cese cuando ya no queden más personas de pie en esas tierras, lo que es una conclusión aterradora si recordamos que aun quedan muchos niños que podrían ser rescatados y re ubicados en otras regiones del continente (otra problemática más). Para los White Helmets, una de esas motivaciones son precisamente los niños. Ellos dan cuenta que la mayoría de los voluntarios han perdido a algún ser querido en los bombardeos, pero también entienden que no existe diferencia entre un civil y otro. “Tus hijos son los míos, y mis padres son los tuyos“, y el “Bebé Milagro” es prueba de ello.

thewhitehelmets_1

“El bebé milagro”

El 2014 se hizo publico a través de las redes sociales un video que mostraba el milagroso rescate de un bebé entre los escombros de una casa. Un voluntario sirio llamado Khaled Omar Harah trabajaba como rescatista ese día, y escuchó los llantos de un bebé. En un principio pensó que se trataba de una alucinación por el arduo trabajo de la jornada, pero finalmente terminó por –literalmente– desenterrar a un recién nacido del polvo tras horas de un intenso operativo.

Al bebé lo bautizaron como Mahmoud y actualmente vive con buena salud, y es constantemente visitado por Los Cascos Blancos como bien dice el documental. Es algo así como un hijo de la guerra, y la prueba viviente de la labor humanitaria de la organización.

El año pasado se supo que el rescatista héroe de esta hazaña fue asesinado en uno de los tantos ataques sobre la ciudad mientras realizaba un rescate. Algo sumamente triste, pero que sostiene esa idea de que “salvar una vida, es salvar la humanidad” como bien dicen ellos.

whitehelmets_3

Un documental de los buenos

Más allá del registro crudo in situ de lo que está ocurriendo en Siria (aunque sin duda igual podría haber sido mucho más heavy de lo que se ve), lo destacable de ‘The White Helmets‘ es que vemos la labor de una agrupación desde el punto de vista personal y ético. Los locos están más cerca de ser considerados un target para los enemigos, que un grupo de ayuda humanitaria. Hay incluso quienes dicen que están siendo apoyados por Al Qaeda, y no son “tan santos” como pretenden parecer, que la organización es propaganda, etc. Yo personalmente, me quedo con lo que se puede ver en este documental, porque en ningún momento se da un mensaje político ni religioso en pantalla, es más; el único llamado es a terminar la guerra para que Los Cascos Blancos dejen de ser necesarios y vuelva la paz en el Medio Oriente.

Los Cascos Blancos han sido nominados al Premio Nobel de la Paz, y es por algo. Ellos son los héroes de nuestros tiempos, los que prefieren sacrificar su vida en pos de la de otros. Sin rangos, sin carreras, ni posiciones sociales, y con un alma de acero dispuesta a todo.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad