Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Película 3D de la semana: “Scar 3D”

filmaffinity.com
Agregar a favoritos

Sucede siempre.  Entramos a octubre y los rankings de cintas de terror no fallan.  Entramos en una vorágine de cintas simples, sin pretensiones y en las que, por lo general, suele primar más la forma que el fondo. La de esta semana, Scar 3D, no es la excepción.

Palomitera y destinada al segmento juvenil, en verdad no hay mucho que esperar de una apuesta como esta.

Scar narra la historia de Ernie Bishop, el enterrador de Ovid, un -clásico- pequeño pueblo de Colorado.  Aunque han pasado ya 16 años, el pueblo aún no se recupera.  Bishop era un psicópata que secuestraba a los jóvenes del lugar, encerrándolos en el sótano de la funeraria, en los cajones destinados a los cadáveres. Ahí, se dedicaba torturaba a sus víctimas. Sin embargo, una de ellas, la joven Joan Burrows logra escapar, matando a Bishop y volviéndose una heroína local.

Ahora, Burrows ha vuelto al pueblo, 16 años después,  con el motivo de la coronación de su sobrina Olympia como “Reina Pescadora”, pero alguien ha empezado a imitar a Bishop y los cadáveres empiezan a aparecer.

Scar 3D es una cinta honesta. No es más que eso. Hemoglobina, un asesino en serie y un baile de secundaria, elementos típicos  pero efectivos. Sabemos que no estamos frente a la reinvención del género, pero las fortalezas de Scar no radican ahí. De hecho, podríamos decir que la verdadera naturaleza de este film es sacarle el mayor provecho a tu televisor.

¿Cómo?

Bueno, esta producción –que fue, número uno en varios mercados al momento de su lanzamiento, incluido lugares como Rusia- es la primera cinta en 3D, grabada completamente en HD 3D, ocupando la misma tecnología utilizada por James Cameron en Avatar y también la primera en ser lanzada en el formato VOD para televisores 3D.

Y aunque existen evidentemente cintas superiores en el género, las actuaciones de Angela Bettis o Kirby Bliss Blanton (próxima a aparecer en Green Inferno) cumplen a cabalidad su rol sin perder de vista que lo importante aquí es el 3D.

No estamos frente al efecto de postproducción malo y con un efecto casi nulo, presente en muchas cintas más caras (tipo Wrath of Titans). Acá el gore tiene una posición privilegiada.

El 3D nativo se potencia gracias  a LG.  De partida, por su tecnología FPR (Film Patterned Retarded), las pantallas ofrecen una experiencia inigualable. Además, sus anteojos no son una molestia, al contrario, se sienten livianos,  libres de batería y no fuerzan la vista, anulando el parpadeo.

Por otro lado, la experiencia inmersiva se potencia junto al 3D sound Zooming, un sistema de audio que permite acercar el sonido en función de la cinta, todo esto de la mano de Clear Voice, una innovación que puede resaltar el audio de los diálogos y las voces, por sobre el ruido ambiente.

Finalmente, y como decía, Scar es una cinta sencilla. Su apuesta va por el lado del efectismo y sus bondades en el 3D; en ese apartado cumple a cabalidad. Sangre, efectos logrados, las protagonistas funcionan y se pasa un buen rato.

¿Que mas podemos pedir? Mira el trailer de la película:

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad