Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

“Perdidos en el Espacio”, el remake familiar que vale la pena

lostinspace_destacado
Agregar a favoritos

La serie de culto de los años 60 vuelve en una nueva adaptación para Netflix, con todo el espíritu aventurero de la serie de antaño, aunque renovada con toda la challa posible en efectos especiales. ¿Por qué decimos que es tan buena? A continuación te lo explicamos con bombos y platillos voladores:

Las aventuras de la familia Robinson, que nació de un cómic de los años 60, renace cada ciertos años para replantear “en nuevos contextos” la idea de que una familia clásica americana esté deambulando en planetas, mazmorras y situaciones peligrosas, en galaxias muy, muy lejanas.

La idea de esta historia fue siempre sumarse a la ola de ciencia ficción que finalmente convergió en títulos maestros como El Planeta de los Simios y Odisea del Espacio, pero antes de estos, la familia Robinson desempeñó una labor importante en la entretención por la pantalla chica, y que ahora, cincuenta años después, sigue siendo tan interesante como lo que veían nuestros padres o abuelos.

La historia de este remake dice así

En un futuro no muy lejano y debido a problemas medioambientales, por conflictos bélicos y superpoblación, los gobiernos del planeta Tierra organizan un viaje para colonizar Alpha Centauri. Siguiendo la –ya clásica– idea de encontrar nuevos territorios para dar una nueva oportunidad a la humanidad, la nave Resolute viaja por el espacio con cientos de personas a bordo, hasta que son invadidos por una raza alienígena y obligados a escapar en pequeñas naves llamadas Júpiter. Ahí es donde conocemos a la familia Robinson, un grupo un poco disfuncional pero que aprende a superar sus diferencias para poder sobrevivir a esta catástrofe, y así regresar vivos a la Resolute.
losinspace2

Renovando el carné

Para los entendidos o los que alguna vez vieron la serie original (o la mala película de Matt LeBlanc y Gary Oldman de 1998), saben que esta historia es full aventura con personajes de diferentes razas y orígenes, ahí es done creo que esta versión se asemeja mucho a Star Trek, casi como un spin off familiar que ocurre de forma paralela a las aventuras del capitán Kirk y compañía. Bajo esa idea (y conociendo el universo hater de redes sociales), probablemente ocurra que esta serie reciba una lluvia de críticas por cambiar ciertos detalles para fines de adecuarla a tiempos actuales.

Así mismo es que en esta nueva versión hay una variedad exquisita de personajes que conviven en un universo de culturas, lo que no solo alimenta la trama, sino que también derriba el molde del “american way“, tan típico de la década de los 60s (mujeres buenas amas de casa, hombres rubios bien peinaditos e hijos inocentones…. ¡Yiuk!). Afortunadamente, los tiempos cambian junto a las series y, por ejemplo, aquí las mujeres están bien empoderadas y cumplen un rol fundamental en la batalla, el funcionamiento de la nave y la ciencia misma, sin dejar de ser madres o antagonistas temerarias, por ejemplo.

Si tuviera que elegir a un personaje entre todos, diría que Will (Maxwell Jenkins) es el protagonista más fuerte de la familia Robinson. El niño es un tiernucho desde el capítulo uno y sus escenas junto al robot son sin duda las partes más entretenidas de la serie.

lostinspace3

Otro personaje importantísimo y bien logrado, es el de la Doctora Smith, interpretada por la gran Parker Posey (Superman Returns), una actriz que injustamente ha tenido poca participación en grandes títulos del cine, pero que ha logrado papeles inolvidables en su carrera. Ella fue en algún momento del 2006 la chaperona de Lex Luthor y ahora sigue en el lado oscuro como una mujer ambiciosa, peligrosa y enigmática, cumpliendo el rol que en algún momento tuvo Jonathan Harris.

El resto de los personajes sigue la senda clara de perfiles luminosos, aunque de vez en cuando nos recuerdan que en la ficción, así como en la vida real, nadie es perfecto. Sin embargo, en esta serie todo elemento o circunstancia suma, y nos encontramos frente a una idea renovada a full, con luces y contrastes que siguen manteniendo el alma de la idea original, pero que al mismo tiempo aterrizan en temas actualizados que hoy son críticos en la sociedad.

lostinspace1

Un arte visual filete

Esta es la parte en que muchos de ustedes podrían estar pensando en el “¿Ya, y?”. Pero les cuento que Perdidos en el Espacio es también una serie hecha para ser disfrutada a lo grande, es decir, con un buen bowl de estrellitas, helados centella y un televisor con una definición y sonido envolvente, como los paneles LG OLED 2018. Su sistema de reducción de ruido de cuatro partes, su nitidez de imagen basada en frecuencia, sus mejoras de contraste y sus negros profundos, hacen que sea el mejor soporte para disfrutar de un contenido en que el espacio es el protagonista.

ThinQ_Cinema-Mode-768x512

Hay momentos en que la serie recuerda algunos títulos de videojuegos (Mass Effect, por ejemplo) o la libertad creativa-visual que hay detrás de esos proyectos cinematográficos ambiciosos que muchas veces aparecen en cartelera o la televisión (Battlestar Galactica), y en donde un grupo de personajes debe sortear un clima agresivo o la fauna de otro planeta muy diferente al nuestro. En esos detalles es donde se encuentra el cotillón de esta serie, un pavo real que muestra sus plumas para llamar la atención: oro puro con los efectos especiales.

Aunque la comedia se hace extraña por momentos y el humor no termina de cuajar bien, tenemos aquí a personajes creíbles, paisajes maravillosos y una trama alucinante. Así que puedo decir desde esta linda butaca que Perdidos en el Espacio es una de las mejores series que ha pasado por Netflix desde La Casa de Papel.

Bienvenidos al Jupiter 2, bienvenidos a una tremenda historia de colonos espaciales esquivando peligros y con un sin fin de aventuras por delante.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad