Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Ready Player One: Sin Spoilers

LG
Agregar a favoritos

Hace unos días, todo Twitter se volvió loco posteando crossovers para hablar del inminente estreno de AVENGERS: INFINITY WAR. Ustedes saben, crossover, cuando se mezclan personajes de distintas franquicias, como por ejemplo cuando Los Picapiedras se juntaron con los Supersónicos, o cuando el Chavo conoció al Chapulín, o cuando mi viejo fue a una reunión de apoderados y la profesora jefa se desmayó.

Bueno no quiero aguarles la fiesta con Avengers, pero no hay manera de que esa película tenga mejores crossovers que las cosas que vi en Ready Player One. En serio cabros, da lo mismo que los Guardianes de la Galaxia conversen con Spider-Man, en esta película [SPOILER] pelea con [SPOILER] y un arma secreta que deja la grande es ni más ni menos que [SPOILER]. Si me hubieran dicho hace años que esos tres personajes iban a salir en una misma película, y que esa película iba a estar dirigida por Steven Spielberg, yo les habría dicho “Llévame a esa época mágica, persona misteriosa del futuro”. Heavy.

Steven Spielberg y su gran videojuego ochentero

Bueno, no sé si ubican a este tal Steven Spielberg, pero antes de hacer películas para tu abuelita como Lincoln, Puente de espías o The Post, el compadre hizo cosas que marcaron para siempre a toda una generación como Always, Hook o Jurassic Park 2, además de otras películas olvidables como Tiburón, E.T. o Indiana Jones. También hizo qué sé yo La lista de Schindler o Rescatando al soldado Ryan, que son películas famosas por hacer llorar a abuelitos veteranos de guerra en silla de ruedas. Lo que estoy tratando de decir, es que el compadre igual se las trae, tiene una carrera muy promisoria por delante y ténganle ojo porque algún día nos va a sorprender a todos.

READY PLAYER ONE

Esta película Ready Player One, está basada en un libro famoso y se trata de un compadre que vive en un futuro donde son todos pobres y lo pasan pésimo, pero da lo mismo porque lo que todos hacen es conectarse a Internet y vivir en un mundo llamado “el oasis”, que es básicamente un gran videojuego donde uno escoge su avatar, así que todos son personajes famosos, y sale el DeLorean de Volver al Futuro, y en una parte sale el tiburón de Cachureos y pelea con el tío Valentín, todo mientras se escucha la canción de Sábados Gigantes etc. Porque todas las referencias son ochenteras y a la cultura plop que le gusta a la gente de la tercera edad.

Obviamente esos ejemplos que di no salen en la película (sorry), pero es porque no quiero revelar ninguna sorpresa, y lo del DeLorean da lo mismo porque sale en el tráiler. Ah, y el compadre es uno de estos jugadores piola que tiene una segunda vida on-line y nadie sabe quién es realmente.

La caza de huevo de Pascua más pulenta

La historia empieza porque el creador de este súper videojuego escondió un easter egg (o “huevo de pascua”) que le traerá fortuna y gloria al que lo encuentre, así que hay millones de personas jugando todo el tiempo tratando de encontrar el famoso huevo, y hay equipos de una empresa corrupta, y hay mafiosos digitales y todo, y ahora que lo pienso esta es una excelente película para ver el fin de semana de resurrección porque es la caza de huevo de Pascua más apasionante y pulenta que he visto en mi vida. Los jugadores llevan años buscándolo y todavía no pasa nada, porque el creador escondió el huevito realmente bien, no como el conejo de Pascua que siempre escoge los lugares más típicos como adentro del zapato que uno está por ponerse, uy conejo qué sofisticado.

critica-ready-player-one-6064451-1

Bueno, como se imaginarán, esta película se trata de este montón de personajes que andan buscando las pistas y/o luchando batallas increíbles, todo con lógica de videojuego y secuencias de acción que son verse para creerse. Un poco como Willy Wonka mezclado con Wreck-It Ralph y con The Matrix y con la colección de Funko Pops que tienen los nerds sin polola. Y aunque reconozco que la historia siempre me pareció un poquitín tonta (perdón), debo reconocer también que esta película me hizo sonreír de satisfacción más que ese día en que vi a mi peor enemigo pisarse los cordones de los zapatos y caerse al suelo con toda la nariz sobre un kínder sorpresa de perro. En serio cabros, hay al menos tres secuencias de esta película que son para aplaudir y hacer “¡Wooo!”, como si uno estuviera en un MTV Award y Rihanna le diera un beso en la boca a Meryl Streep. Es que no se puede creer.

Cameos

Me atrevería a decir que uno ha visto muchas películas parecidas a esta, o con secuencias parecidas, pero les garantizo que nunca han visto algo como esto. Sí, hemos visto batallas multitudinarias en mundos digitales imposibles como Avatar o El Señor de los Anillos, pero en ninguna de esas películas sale Freddy Krueger en el campo de batalla, ni mete la cuchara Goro de Mortal Kombat. Uno ha visto persecuciones maestras como en The Matrix Reloaded, pero entre los autos no estaba la moto de Akira, ni uno de los obstáculos era [SPOILER]. Sí, no les digo porque esa aparición me hizo apuntar con el dedo a la pantalla, como si ninguno de los presentes supiera que tenía que mirar hacia delante.

¿Saben de qué me acordé viendo esta película? De Quién engañó a Roger Rabbit. Una película de Robert Zemeckis (muy importante para Ready Player One) que se trata de un investigador privado que llega a la tierra de los dibujos animados, y ahí se encuentra con Bugs Bunny y Mickey Mouse, o con Dumbo, o con el Pato Lucas teniendo un duelo con el Pato Donald. Esa película tenía su propia historia, que era entretenida y satisfactoria en sí misma, pero los cameos de todos esos personajes famosos juntos eran motivo de felicidad adicional, igual que aquí.

Lo que estoy tratando de decir, cabros, es que esta película es mucho más que sus referencias. Yo sé que es de lo que más se va a hablar (hay una secuencia de película-dentro-de-la-película que no se puede creer), pero háganme caso cuando les digo que este es un flim maestro hecho por un compadre que viene de vuelta en esto de poner la cámara y contar historias. Aunque no sepan cuál es la referencia, o qué personaje es ese que el gordito nerd tanto aplaude, la película es tan buena que uno siente la importancia igual, y se emociona tanto como el gordito nerd.

El malo es el compadre que todos ninguneaban en Rogue One y está perfecto aquí haciendo básicamente el mismo personaje, nada más que en vez de construir la Estrella de la Muerte, aquí está tratando de ganar el juego, y en vez del Imperio, es la corporación para la que trabaja. También actúa el compadre que hacía de Cyclops en X-Men Apocalypse y la comadre es Helenita Bonham Carter de Me, Earl and the Dying Girl, todos los cuales actúan increíble.

No sé si ha quedado claro, pero recomiendo esta película a todos los que les gustan las cosas buenas, a coleccionistas de Funko Pop, a fanáticos de Stranger Things y también a todos esos hermosos, inteligentes y sensibles seres que se consideran fanáticos de la obra de Steven Spielberg. Si me preguntan a mí, este compadre es el responsable de que esta película haya quedado tan buena teniendo tantas probabilidades de fracasar. Es cierto que a veces se le pasa la mano con la cursilería y el sermón, pero saben qué, después de cualquiera de esas tres secuencias que les dije (la carrera, el cine, la batalla final), me da lo mismo que me sermonee por diez minutos, la verdad es que no me importa porque todavía estaré con la boca abierta. Busquen la pantalla más grande que encuentren, pónganse sus cotillones y celebren esta fiesta que es Ready Player One.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad