Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Recomendado Netflix: The Toys That Made Us

hermes
Agregar a favoritos

Por estos días de calor, festejos, caña y mucho tiempo muerto que matar, nada mejor que una recomendación de algo inofensivo que no requiere tanta atención y le puede gustar a toda la familia. Aquí va la mía: The Toys That Made Us, un documental en cuatro partes (y cuatro más por estrenarse) sobre juguetes.

Sí, juguetes. Pero no cualquier juguete, claro. Estos son los que hicieron historia, que definieron a generaciones completas y que cambiaron la industria. Por lo tanto, todos los juguetes que todos tuvimos alguna vez o quisimos tener.

IMG_5431

Este es el mejor juguete que tuve en mi infancia. La foto es de internet, porque el mío debió fallecer desintegrado por tanto uso y experimentos que hice con él mucho antes de que se me ocurriera sacarle una foto. Lo vi en una tienda del metro donde estaba mi colegio, así suelto en la vitrina, sin caja, sin nombre, sin nada. Entré a preguntar qué era, me lo pasaron diciendo que era “un títere” y me enamoré perdidamente de él.

En efecto, era un títere. De goma, con ojos plásticos como de vidrio y al meterle la mano en la espalda podías hacer absolutamente de todo con el mono. Si retorcías los dedos de la manera correcta podías hacerlo arrugarse, mover los ojos, hablar, reírse, de todo. Cuando llegué a mi casa me acuerdo que hinché durante días para que me lo compraran, hasta que me dijeron que sí. Cuando fui por él todavía estaba en la vitrina y me lo llevé como un tesoro, jugando con él en el camino.

Pasé días enteros jugando con este mono. Yo ya era un fan de Gremlins y de Ghostbusters y esto era lo más cercano a tener un efecto especial de esas películas en mi casa. Hasta mi papá jugaba con el mono, lo escondía y de pronto se lo mostraba a su amigos (ebrios preferentemente) y las reacciones eran genuinamente hilarantes. Siempre será impactante ver a tu papá pasándolo tan bien como tú con uno de tus juguetes.

Hubo días de experimentación en que yo me volví prácticamente Syd de Toy Story con el pobre mono, pero qué le vamos a hacer. Mojarlo hacía que se viera más asqueroso. Le eché todo tipo de cosas en la boca para aumentar la ilusión y llegué incluso a clavarle jeringas con aire porque se le hacían unas burbujas traslúcidas en la piel, brígidas, muy cerca de lo que le pasa a los gremlins ya transformados cuando les cae agua.

Si es verdad eso de Toy Story de que los juguetes se alegran cuando sus dueños juegan con ellos, este otro debió tener la media vida. Me acuerdo de haberlo llevado al cine y haberlo sentado en la silla al lado mío. Sí, el montaje de Jessie de Toy Story 2, pero con este monstruo.

Viví años sin saber cómo se llamaba la criatura, pero ahora recién gracias a la magia de internet logré dar con él. Se llamaban Boglins y eran parte de una colección de muchos modelos. Y qué bueno que no supe esto siendo niño, porque mis papás habrían tenido que darme en adopción de tanto hinchar para que me los compraran todos.

Y bueno me puse a pensar en todo esto gracias al documental de Netflix, porque los juguetes muchas veces son tan importantes para nuestra vida como la música que escuchamos en esa época, las películas que veíamos o los amigos que teníamos.

Este tipo de pensamientos es solo uno de los milagros que consigue este documental. Pensar en la importancia de los juguetes que uno tuvo (o tiene) y en cómo esa compañía un poco azarosa se transformó en algo que para muchos terminó delineando su imaginación y la manera de ver el mundo. Si creen que esto es grandilocuente, espérense a ver las cosas que dicen algunos de los entrevistados del documental.

Desde Barbie hasta Star Wars

Con mucho material de archivo que hará llorar a los más grandecitos como comerciales televisivos, entrevistas a coleccionistas y empresarios, y hasta algunas recreaciones tan bien hechas que parecen material de archivo (como el momento en que el creador de juguetes ve por primera vez el Halcón Milenario). Los capítulos de este documental tienen ritmo, son muy didácticos y con harto sentido del humor. En otras palabras, cumple por todas partes.

El primer capítulo está dedicado, por supuesto, a los juguetes más poderosos de la galaxia: los de Star Wars. Y déjenme decirles que no tienen que ser fanáticos de la saga para encontrar este capítulo total y absolutamente fascinante. Desde cómo empezaron a hacer los juguetes hasta por qué se tomaron algunas decisiones que lo cambiarían todo en la industria (como el tamaño de cada monito, por ejemplo).

Además cuentan mucho cahuineo de cómo NADIE quería hacer juguetes de Star Wars porque pensaban que sería un fracaso rotundo (visionarios). Cuentan también el estrés de tener que hacer los juguetes muy apurados por eso mismo y de cómo salvaron una Navidad vendiendo cajas vacías con la promesa de que después llegarían los juguetes (esa no la hacen hoy).

También sabrán por qué Boba Fett se transformó en un personaje de culto incluso antes de que se estrenara El imperio contraataca (su primera aparición en la pantalla grande) y por qué justamente un juguete de Boba Fett es el Santo Grial de los coleccionistas.

El segundo capítulo está dedicado a las Barbies y ya se podrán imaginar toda la información que hay ahí. Desde la creación de la muñeca, la fiebre de los coleccionistas, hasta las repercusiones que tuvo incluso en el movimiento feminista. Para muchas hoy en día las Barbies son lo que los monitos de Star Wars para otros, así que este capítulo lo van a gozar. En los capítulos siguientes hablan sobre los G.I. Joes y los He-Man y hay que decir que la información es tan grande, que incluso se escuchan cosas que uno no quiere saber. Como por ejemplo que ese juguete tan querido que tanto te acompañó fue en realidad el resultado de una estrategia de marketing dirigida exclusivamente a niños como tú, con la intención de venderte un pedazo de plástico. Que nuestra imaginación haya hecho tanto por ponerle significado e importancia al pedazo de plástico, es otra cosa.

En fin, les va a encantar.

Pueden ver los cuatro primeros capítulos de The Toy That Made Us en Netflix ahora mismo, en la aplicación de su Smart TV.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad