Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Review Netflix: “El regreso de Twin Peaks”

Twin Peaks_destacado
Agregar a favoritos

Sinopsis: Han pasado 25 años, y Dale Cooper regresa a Twin Peaks tras desaparecer desde los últimos acontecimientos en el pueblo. Viejos y nuevos personajes se reúnen nuevamente para desentrañar los asuntos que quedaron pendientes, y para enfrentar nuevos misterios.

Volvamos atrás en el tiempo, a Twin Peaks de 1990

David Lynch, el mítico director de títulos tan grandiosos como Dune, Mullholland Drive y Terciopelo Azul, vuelve a unir fuerzas con Mark Frost, el creador original de Twin Peaks, luego de que ambos expandieran el universo de la serie con la película Fire Walk With Me y el libro La Historia Secreta de Twin Peaks, respectivamente. Ahora la serie regresa con una tercera temporada, que promete entre otras cosas, abrir nuevos agujeros negros en la serie noventera, y será transmitida en Showtime y al mismo tiempo, semanalmente, por nuestro querido Netflix.

Antes de contarles de que va esta nueva temporada, es necesario mencionar ciertos detalles de la trama principal, resueltos por los fanáticos que incesantemente han dado con el clavo en estos 25 años de espera. Por ejemplo:

  • La famosa “habitación roja“, es una especie de limbo o sala de espera entre un plano de oscuridad (Logia Negra) y el de la luz (Logia Blanca), allí se encuentran personajes de ambos mundos como el enano que baila, el gigante, el villano de la serie, Bob, y quienes han tenido la mala suerte de nacer con un sexto sentido, como Laura y Dale Cooper.
  • El misterio del asesinato de Laura Palmer ya está resuelto. En el episodio 6 de la segunda temporada se revela que el padre de Laura, Leland, fue poseído por Bob y asesinó de forma muy violenta a la chica. Posterior a eso, (y ya llegando al final de la serie) esta “entidad demoniaca” posee a Cooper dejándolo encerrado en la habitación roja.
  • El otro villano de la segunda temporada, Windom Earle, quiso entrar a la Logia Negra para obtener mayor poder a base del “miedo”, pero es absorbido por Bob convirtiéndolo en lo que él llama “Garmonbozia” (una metáfora del alimento que es representado por maíz).

Si, ya sé, todo es muy raro aquí, pero es parte de la serie hacernos creer que estamos dentro de un manicomio lleno de ángeles y demonios. Así es Lynch señores.

Twin_peaks_3

¿Quiénes vuelven, y quienes no?

Además de los legendarios Kyle MacLachlan (Dale Cooper) y Sheryl Lee (Laura Palmer), regresan a esta nueva temporada Sherilyn Fenn (Audrey), Harry Goaz (Andy), Kimmy Robertson (Lucy), Everett McGill (Big Ed Hurley), Ray Wise (Leland), Harry Dean Stanton (Carl Rodd) y Grace Zabriskie (Sarah Palmer), entre otros.

Sumados a ellos, y teniendo en cuenta la popularidad de la serie desde que fue cancelada, se han integrado rostros ultra conocidos de Hollywood como Monica Belucci, Naomi Watts, Michael Cera, Laura Dern, Jim Belushi, Tim Roth, Amanda Seyfried y David Duchovny (a.k.a Fox Mulder), junto a el mismo Lynch. Y bueno, tres actores que ya partieron a mejor vida, pero que sí alcanzaron a grabar algunas escenas, como Catherine Coulson (la señora del leño) quien aparece en el primer capítulo.

Los únicos personajes que no veremos (carita triste) son Donna Hayward, Catherine Martell y Michael Ontkean, que se restaron de esta nueva etapa por diferentes razones. Una lástima.

twinpeaks_1

¿Cómo parte esta temporada?

De partida, todo es muy extraño, así que no se dejen llevar por los planos larguísimos, o las escenas que aparentan no ser consecuentes.

En teoría, yo que ustedes no tomaría esta serie como un título de entretención como tal. De hecho, personalmente no suelo recomendarla a todo el mundo, porque sé que no a todos les va a gustar, y esto se debe al señor Lynch, que es así con sus obras: raras, inquietantes y al borde de lo prohibido (tal cual, ya que, por si no lo recuerdan, en la transmisión nacional de los años 90’s, Twin Peaks fue una serie totalmente censurada por el canal del “angelito”).

Dicho este pelambre, les puedo adelantar que esta serie parte siendo un remember exquisito para la vieja escuela, y lo más genial es que no cae en el típico abuso de nostalgia al que estamos acostumbrados últimamente en el cine. Aquí hay también espacio para construir un nuevo arco tan fresco como el de la primera temporada, pero con tópicos modernos, y una atmósfera mucho más oscura que la de antes.

El regreso de Lynch y Frost permite la libertad que tal vez nunca tuvieron, al menos desde un punto de vista comercial. Y es que dos décadas atrás, toda libertad de expresión en el argumento fue mutilada para apurar el misterio de Laura Palmer, cosa que finalmente acabó con la serie a un corto plazo.

Ahora la cosa es diferente porque hay un papel en blanco en cuanto a lo que pueda pasar de aquí para adelante. Hay una serie de elementos sobrenaturales (de los cuales quizás solo hemos conocido algunos) que juegan de forma caótica en un mundo paralelo aún por conocer. Y con el episodio 1 y 2 de esta tercera temporada, da la sensación de que vamos en tierra derecha a una dimensión que solo Lynch y Frost conocen, un lugar sin cadenas… y sin cordura, por supuesto.

No me gustaría resumir “así como así” una obra de David Lynch porque sería un crimen, y lo más probable es que cualquier conclusión que diga esté errada. Pero lo que está claro es lo siguiente:

  •  Cooper sigue atrapado en la Logia Negra, pero algo me dice que está próximo a salir para enfrentar a su versión maligna que anda afuera (en el mundo real) y a quien la gente lo reconoce como Mister C.; pelo largo, chaqueta de cuero y bastante agresivo, algo que contrasta totalmente con la cuidada imagen de Cooper.
  • Bill Hastings (un director de una escuela) es culpado del asesinato de una mujer mayor cuya cabeza fue encontrada sin un ojo, y  junto al cuerpo de un hombre decapitado. Todo muy raro, y más aún cuando descubrimos que la relación con su mujer es media turbulenta, lo que nuevamente reconocemos como un sello de Twin Peaks: unir los dramas personales de los habitantes, con los misterios inexplicables.
  • La señora del leño se comunica con un viejo Hawk para darle nuevas visiones sobre Cooper. Esta es quizás la parte más emotiva al ver la condición física de Catherine Coulson, antes de fallecer unos meses más tarde.
  • Las escenas más WTF se las lleva un joven que tiene como trabajo cuidar 24 horas al día una caja de cristal en pleno Manhattan, hasta que “algo” aparezca dentro de ella (?). Una noche una amiga llega a visitarlo con dos vasos de café, se ponen coquetos, y cuando comienzan a desatar sus pasiones… ¡MEJOR VÉANLO!.

twinpeaks_2

 

No solo viajaremos de vuelta a Twin Peaks

Antes de llegar al asunto de fondo, se nos presentarán diferentes lugares en donde paulatinamente van ocurriendo hechos importantes. De hecho, New York -que vendría siendo la antítesis de lo que significa Twin Peaks- es el lugar donde se da comienzo a algunas de las escenas más violentas de los primeros capítulos. Los personajes antiguos solo van apareciendo cuando es necesario y cuando la situación lo amerita (genial no forzarlos para ganar el favor de los más fanáticos).

Quizás lo único que eché de menos fue no sentir ese cálido concepto pueblerino típico de las primeras temporadas, en donde todos los personajes son extrañamente carismáticos, una atmósfera donde casi se podía oler el café recién hecho a través del televisor, o saborear la tarta de cerezas clásica del R&R (restaurante de la serie atendido por Norma). Pero quizás es muy pronto para decir eso, ya que aún falta su buena cantidad de episodios para que la serie se muestre como realmente es. Tal vez (y lo más probable) es que estos capítulos solo sean una introducción a lo que se viene, y esas tazas de café podamos olerlas ahora a través de nuestra Smart TV LG.

Mi consejo es tomar Twin Peaks como una gran película de larga duración, en donde recién estamos al principio, conociendo a los personajes y, como no, al estilo inquietante del director David Lynch (un maestro que lleva once años sin rodar una nueva película).

Los personajes siguen ahí donde mismo los dejamos, solo que los años han pasado sobre su cuerpo, y aunque parezca que están cansados, la verdad es que siguen tan frescos como antaño.

No me alargo más, y los dejo tranquilos para que vayan a disfrutar de este mítico regreso. De seguro en veinte años más va a convertirse en un nuevo título de culto y ustedes podrán decir que lo vieron gracias a Netflix.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad