Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Sergio Lagos y la música: “Si dejo de hacer esto, me ahogo, me muero”

CDCOSMOS-1024x964
Agregar a favoritos

Sergio Lagos ya lleva un buen rato en esto de la música.  A pesar de tener reconocidas experiencias en bandas como Marciano, no fue hasta el debut con el disco del 2007 “Solo”, que se atrevió con un proyecto hecho y derecho. Uno que como bien dice él, no apela a la masividad sino que funciona como una especie de “motor vital” y que lo ha llevado a montar una espectacular propuesta con “Cosmos”, el advenedizo disco que pretende lanzar en el planetario de la USACH con un show en 360°.

De todo esto y más, hablamos en la siguiente entrevista para LGTV.

-Comentabas que te habías documentado mucho para hacer este disco, que habías hablado con científicos y astrónomos, cuéntame ¿Cómo fue ese proceso y cómo es que terminó destilando en un sonido tan calmo, tan suave, como por ejemplo, la canción Ultravioleta?

Este es un proceso que no se acaba, todavía está muy lejos de concluir, porque de alguna forma también mi imaginario de este tema de las estrellas y el cosmos, es muy antiguo. El otro día iba con mi hijo, a dejarlo al colegio a las 7:15 de la mañana, todavía en ese horario es de noche y León me dice papá ¿el espacio es infinito? Y yo estuve a punto de parar el auto  y así como ponerme a llorar, porque es muy impactante, que teniendo seis años se haga esas preguntas que son las mismas que se hacen los astrofísicos y la religión y la filosofía y finalmente en esta ambigüedad que es ser humano, esta incapacidad de abarcarlo todo y poder entenderlo todo, preguntas como aquellas, solo se hacen más grandes y solo se hacen más interesantes mientras más te las preguntas.

Entonces en el disco fueron apareciendo conceptos, ideas, palabras que terminaron por concluir que el disco se tenía que llamar COSMOS y después apareció la serie de NatGEO (RISAS) dijimos  NOOO… jajaja.

Y nada, en ese tiempo me fui a meter a ALMA  y plantearles que tenía esta duda, esta idea, esta vaguedad y que quería conversar de esto con otra gente y ahí empecé, a entrevistas a físicos y también a fotógrafos astro espaciales, porque por un lado está la cosa de la comprensión del fenómeno  y por otro lado está la cosa estética. La cosa estética y ética y por ahí me he ido metiendo.

Alma y el Cosmos

Cosmo.

Cosmos.

-¿Y bueno, cómo fue el acercamiento que tuviste con la gente de ALMA? Cómo dijiste: Ya, con ellos voy a hablar.

Es que son la gente que está ahí. Hoy día ALMA está situado no solo gran parte de la mejor expertise chileno en la materia, sino, estamos hablando de la vanguardia de científicos en el mundo.  Porque ALMA está en proceso expansivo, que cuando se cierre, va a hacer el que entregue y difunda el 95% de la información del mapeado de universo, y acá está ocurriendo todo esto y es como, si te das cuenta que acá vive una súper banda que a ti te gusta, vas y le tocas la puerta porque quieras saber de ellos y me pasa un poco eso con ellos.  Como WOW esta gente está en un nivel que me interesa mucho saber de qué se trata, que hacen, como  lo viven, que sienten.

-Y consideras que es el disco más maduro que has hecho hasta la fecha, porque bueno tuviste SOLO, Concepción, que es un sonido un poco más de añoranza, de tus raíces y ahora con COSMOS. Me imagino que debe ser el pináculo de tu madurez como músico.

Yo creo que cada disco que uno va armando tiene un desafío, porque claro, este es el cuarto disco, está SOLO, Concepción e Irreversible, ya en Irreversible sentíamos que se estaba cerrando un proceso, una manera de enfrentar los discos y que se estaba concretando la idea de una banda. Y con Cosmos damos un primer paso hacia a otro lado.

SL-5

-Claro porque antes era Sergio Lagos, y ahora es Sergio Lagos y los Gaffers…

Venimos siendo hace un rato ya, llevamos 8 años tocando juntos, pero sí, hay en estos dos discos ya, un trabajo de banda concreto.

Los discos los hemos grabado el mismo grupo de personas, las canciones las hemos construido de alguna forma de la misma manera y es un proyecto que quiere seguir creciendo, pero este disco es tal vez, en el cual encontré un espacio especial para situar las canciones, ponerlas entre una capa armónica que también es emocional.

Creo que cuando uno hace un disco,  entra en eso. Si hiciese tango, sin duda sería una dimensión melancólica, nostálgica, añorativa, un poquito antigua en termino como de (…) en este caso no es un estilo, es lo que yo sé hacer o puedo hacer con estas herramientas.

Sergio Lagos en Privado

SL-3

-Lo que me dijiste sobre tu hijo, que es una anécdota que has contado varias veces como fuente de inspiración para realizar este disco, y pienso, bueno quién está sobre en el escenario cuando hablamos de Sergio Lagos como músico, no como presentador de televisión, no como periodista ¿Quién es? ¿El hombre público? ¿El privado?  Sergio como músico es el hombre más privado que le canta a sus seres cercanos ¿O estamos hablando de una faceta distinta?

Ja, que divertido, mira, uno puede ser un millón de personas a la vez. Sin duda. Pero cuando me acerco a la canción, que este es un proceso en la que llevo casi 10 años metidos, es para aprender, aprender de la música, para vivir, es un desafío, y sin dudo es algo súper personal, que tiene que ver con cosas muy subjetivas, privadas a ratos, o algunas muy claras o determinantes. Pero son muy personales, es la manera en la que uno se plasma más auténticamente.

-Una de las entrevistas que dabas, declaras que no buscas la masividad…

Es que es el centro de esto, es un desafío con el día a día de uno. Y de verdad que para mí es un motor vital, es lo que más intento hacer que exista, porque es un lugar bien mágico.

-¿Es lo que más te gusta hacer?

Yo, creo que es el aire que respiro. Si dejo de hacer esto, me ahogo, me muero. Puedo detener cualquier cosa  -excepto el amor y mi familia- pero en términos de lo concreto, yo no me levantaría como me levanto todos los días si no fuese porque existe este proyecto y me levanto muy temprano y me acuesto muy tarde todos los días. Porque estoy en esto.

Es una cosa que tampoco puede hacer mucho porque es una suerte de abducción, en algún momento te agarra y te lleva a donde quiere y claro, uno  trata de equilibrar, también, haciendo que esta cosa que te jala, tampoco te destruya.

Pero en el minuto que la ganas de hacer música te toman ¿Cómo frenarla? Hay mucha gente que ha tenido momentos muy intensos y luego dice que la deja y yo desconfío, es como un adicto a algo.

-No es una relación sana…

O sea puede ser, tal vez le haga muy bien haberlo dejado, pero esa es como la adicción o como cuando algo te gobierna y al contrario, yo siento que estoy absolutamente entregado a que esto ocurra y me lleva y trato de que el vuelo sea placentero.

Apuesta por la Tecnología

20151125_205646

-Bueno, ahora vamos a los “chiches” de producir esto. Vimos algunos videos en 4K de tu presentación en el ICTUS, algo súper sencilla, una pantallas OLED, que muestra viajes espaciales y trata de plasmar la identidad del disco.

-¿Qué tanto ha significado la implementación de este tipo de tecnología para plasmar tu propuesta visual?

Es todo tecnología, desde que se inventó el fonógrafo, el sistema de reproducción de la música cambió. Antes no había cómo registrarla y cómo reproducirla y en un minuto apareció.

Entonces, yo dependo 100% de aquello. La guitarra es un elemento tecnológico al fin y al cabo. Es digital también, claro, la otra digito-cultura, pero es digital. Yo grabo discos en sistemas de reproducción de audio digital y tuve una banda electrónica que era 100% beat.

Ahora, todo es la combinación –creo yo- de la humanidad,  con esta otra energía, también creada por el hombre, que es la tecnología. Así que nosotros logramos desdoblarnos a través de la creatividad y de lo que creamos. Algunos se desdoblan en la interpretación,  un bailarín hace que su cuerpo se transforme en otras cosas, o no sé, las otras personas que inventaron el televisor con máxima resolución de negro, hay otros que logran esbozar una canción.

Pero entre todos estos elementos, siempre aparecen las posibilidades de hacer que existan más vínculos, y la tecnología es un motor creativo para aquello.

20151125_213206

-En este caso, una extensión de tu propuesta…

Se va sofisticando y va adquiriendo nuevos niveles y nuevas capas. Lo que hicimos en ICTUS, es una probeta de lo que vamos a presentar en el Planetario.  Desde ese enfoque, hay un camino de uso y de herramientas tecnológicas y lo que nos permitió estas cuatro pantallas – que sí, no es novedosa la implementación-  para nosotros fue vital, porque pudo hacer que bajáramos por primera vez las imágenes que está trabajando la gente del Planetario en un software 360° que se llama Uniview. Que recoge –este Uniview- toda la información científica puesta en el proceso educativo. Entonces se hacen viajes cósmicos, viajes estelares. Y esto, es otra amalgama más, de esta cosa tecnología y la cosa de a humanidad y la creatividad.

-Tuviste otra banda, Marciano, y también se repite el tema cósmico-espacial ¿De dónde nace esa fijación?

Creo que hay gente que va conectándose con ciertas cosas. Estética y éticamente, porque vuelvo a esa conjugación de conceptos. Sin duda en la estética, no hay nada más lindo que la noche. A todo nivel.

A mí me encanta la iluminación, me encanta como este mundo de luz tan misterioso y las preguntas que te genera y el imaginario que te incorpora y yo partí por ahí mirando y observando mucho, afortunadamente tuve padres con tiempo, que me ayudaron con aquello. Y luego viene todo el imaginario de las películas, de Star Wars, de la ciencia ficción, yo cuando joven leía mucha ciencia ficción y he tratado de todas las maneras posibles, de tener un encuentro sobrenatural, cosa que nunca he logrado, nunca he visto un extraterrestre o un fantasma (risas) pero no puedo negar que no puedan existir.

-¿Pero crees en eso?

O sea, es que el hecho de que yo no vea algo, no quiere decir que no exista.  No puedo negarlo. Te prometo, he ido a lugares, he viajado, todo tipo de cosas…. Pero no lo he logrado, entonces uno también se va construyendo vehículos, para poder llegar a esos mundos que te significan, que añoras.

Además, es también, esta sensación del todo y del nada. Es tan brutal. Te genera un montón de preguntas y cuando tú eres padres, esas preguntas también se van volviendo a producir.

-Por supuesto, algunas veces los hijos te salen con estas preguntas que te descolocan mucho, y te recuerdan cosas que de repente postergas. Los chicos te refrescan, te dan una nueva perspectiva de tus mismas ideas…

Todos los días. Ellos vienen a desordenarte todo lo que tú crees. Afortunadamente nos ha tocado bien. Hay gente que no alcanza a dimensionar aquello, simplemente la dureza del día a día, muchas veces, hace que te desconectes. Pero, bueno, hay que tratar de estar ahí.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad