Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Todos corran a ver la serie The Flash

Serie The Flash
Agregar a favoritos

Nah, mentira. No corran, era para hacer chiste con The Flash, el superhéroe que (spoiler) corre muy rápido (Oh my God!). No creo que tengan que correr a ver The Flash, porque esta no es una serie que nadie deba correr a ver. No señores, cuando uno recomienda series como Game of Thrones, o The Sopranos, uno puede decirle a la gente que corra a verlas, y si a la gente no le gustan es porque es gente con mal gusto que no sabe apreciar lo bueno de la vida. The Flash no es para todos, y seguro habrá mucha gente que ni siquiera le dará una oportunidad. Es de esas series de segunda división, que dan lo mismo si uno se pierde un capítulo y que se pueden ver pajareando. Ustedes saben de qué tipo de series hablo, todos vemos de esas series también. ¿O no?

Bueno The Flash está basada en el célebre superhéroe de DC Cómics famoso por su mameluco rojo, sus orejas de centella y sus poses de Usain Bolt. Tal como Superman vuela, tiene súper fuerza y visión de rayos varios, y Batman es un justiciero entrenado por guerreros milenarios y multimillonario, este Flash, eh, corre rápido. No miren a huevo el poder de Flash, este compadre es capaz de alcanzar cualquier micro, cruza todos los semáforos de la Alameda de una e incluso casi le puede ganar a un lanza chilensis (casi). Ustedes se preguntarán qué gracia puede tener un superhéroe con este poder, pero yo les voy a contar.

En las revistas de monitos (o cómics), los compadres pensaron muchas posibilidades para un personaje que se mueve a súper velocidad y son justamente estos detallitos los que hacen que esta serie sea un constante surtido de “Waaa”, “Oh qué buena” y “¡Oye no es tan malo ser el Flash!”, porque los locos se van en un volón muy ciencioficcioso que va desde la vibración de partículas que hace que el Flash pueda atravesar paredes hasta los siempre pulentos viajes temporales, y ahí sí que da gusto tener estos súperpoderes.

¿De qué trata la serie?

En fin, la serie se trata de Barry Allen, un compadre que es una mutación genética entre un humano y una jirafa. Siendo muy niño, Barry vio que pasaban cosas muy raras en su casa (rayos, agua flotando, tornados rojos y amarillos), solo para descubrir después que alguien mató a su mamá la señora Flashinda, y metieron preso a su papá don Flashón por ese crimen. Pero Jirafaman sabe que aquí hay gato encerrado, y veinte años después es un asesor de criminalística policial civil o algún trabajo mula de esos que inventan en las series para tener personajes que no son policías trabajando en la policía. Como Dexter o Sherlock, ustedes saben.

Ahí descubrimos que el compadre es increíblemente nerd y ha crecido con una hermana adoptiva que en el fondo le gusta (cuidado Jirafaman que Dexter te va a demandar). Y todo bien hasta que un día hay una explosión extraña producto de un acelerador de partículas de un laboratorio (cosas que pasan) y TATE: Súperpoderes. Rápidamente (porque Flash) las cosas se ponen entretenidas, y el mismo laboratorio de la explosión lo busca, y le pone un equipo de nerds a asesorarlo. Como él creció con policías tiene un sentido de la justicia impresionante (cof cof Dexter) y antes de que uno alcance a decir la chica del bikini azul, el compadre se hace superhéroe, con traje y todo.

The Flash Serie TV

(Un detalle bacán que le va a gustar a todos los noventeros, es que el papá de Jirafaman don Flashón es interpretado ni más ni menos que por John Wesley Shipp, el actor que hacía de Flash en la serie vieja)

Lo bueno es que al igual que en Misfits (una serie inglesa de muy buena por si no la han visto), el mismo incidente que le dio a él los poderes, también le dio poderes a un montón de personajes más, y son ellos los que van apareciendo de a uno a pelear con Flash. Y en la vieja tradición de series como X Files, cada capítulo tiene su propio villano, con historias ciencioficciosas filete que el Flash y sus nerds tendrán que investigar y solucionar. Y tal como X Files, tiene también la historia más grande y más teleserie que cruza todos los capítulos y que tiene que ver con el misterio de la muerte de doña Flashinda. Sin spoilear, este misterio está increíblemente bien armado, y el final es lejos lo mejor de toda la temporada. En serio, si le tienen paciencia a la serie van a llegar a momentos filete.

¿Y saben qué? No voy a abandonar mi comparación con X Files. Uno porque muchos capítulos están dirigidos por consagrados de los X Files, y dos, porque el factor ciencia-ficción es mucho más alto de lo que esperaba, siempre con historias espeluznantes y muy entretenidas. Los efectos especiales a veces son demasiado digitales y noventeros, pero funcionan bien para la historia y el tono. Y aunque esta es de esas series en que todos los actores se ven impecablemente falsos y actúan ahí no más, después de un rato uno se la cree completa y les agarra cariño a todos.

Si alguna vez leyeron revistas de monitos (o cómics) de esos que salían una vez a la semana, donde nuestro héroe siempre se enfrentaba a villanos distintos en cada capítulo y uno los leía como nuestras mamás veían teleseries, entonces saben perfectamente qué esperar de esta serie: Momentos entretenidos, ciencia-ficción chamuyenta y efectista, peleas, y un superhéroe que tiene su vida, sus amigos, y sus dramas, sin tener que salvar el planeta todos los días.

Flash, yo te banco.

La primera temporada de The Flash está completita en Netflix.
La segunda temporada de The Flash va todos los jueves a las 23:00 en Warner Channel.

Créditos fotografías: Flash, la serie.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad