Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

TV Review: Better Call Saul

BCS4-2015-800x400
Agregar a favoritos

La imagen en blanco y negro muestra que ya no estamos en el desierto de Nuevo México. Afuera nieva. El hombre que conocimos como Saul Goodman en Breaking Bad mira por la ventana. Busca una caja, saca un VHS y lo pone en el reproductor. Escuchamos un comercial que nos suena familiar: “¿Tienes un problema? Llama a Saul Goodman, abogado”. La toma se cierra en unos ojos melancólicos .

Una ochentera presentación revienta los colores en pantalla. Aterrizamos en el presente de la serie, seis años antes que mister White, Jessie Pinkman y los Pollos Hermanos entren en escena. Bob Odenkirk es el abogado James “Jimmy” McGill y la cámara se enfoca en su sombra, no vemos su rostro, mientras prepara el discurso para defender a un trío de adolescentes. Entra a la corte abriendo ruidosamente las puertas y la verborrea comienza antes que llegue al estrado. Puede que se llame Jimmy y que aún no piense en convertirse en Saul, pero a nosotros no nos engañan, ese es Saul Goodman.

2

En la enseñanza media leí El Socio, de Jenaro Prieto, hasta ahora una de mis novelas chilenas favoritas, y me obsesioné con Julián Pardo, un pobre corredor de propiedades que para llevar el sustento a su esposa y su pequeño hijo, inventa a un excéntrico y astuto socio imaginario. La historia avanza y el pobre Julián queda atrapado en su propia red de mentiras, desarrollando un trastorno de identidad que lo consume por completo. Jimmy McGill me recuerda a Julián. Saul al socio.

Saul Goodman es más exitoso e inteligente que Jimmy McGill. Sabemos que Jimmy McGill debe morir para que nazca Saul Goodman.

saul

Jimmy sube las escaleras asesorando clientes al teléfono, la mentira rápida es su mejor arma como abogado: “Trae a tu mamá. El juez querrá ver a tu mamá, no sirve tu tío… ¿Tienes a alguien que se parezca a tu mamá?”. Trata de convencerse a sí mismo sobre su propia moralidad: “Soy un abogado, no un criminal”, dice, y es imposible no sonreír, sabemos cómo se viene la mano. Una vez más Vince Gilligan nos tiene rogando por el triunfo del antihéroe y murmurando: ven al lado oscuro Jimmy, no te resistas, te estamos esperando con galletas.

12

Sabemos cómo terminará la historia, pero no cuál fue el evento que convirtió a este abogado de poca monta, que acepta casos miserables y duerme en su oficina, en la habitación de los trastos de un salón de manicure vietnamita, en nuestro entrañable Saul Goodman. Abróchense los cinturones, vamos a descubrir cómo se ensució las manos y el viaje será movido.

Hay muchos detalles para los viudos de Heinserberg y Cía. en este spin off: la enérgica narración visual de Gilligan sigue intacta, el humor negro es aún más ácido porque la serie se acerca más a la comedia que al drama y cada cierto tiempo, como bonus, personajes del universo Breaking Bad ingresarán sin previo aviso en la vida del abogado. Sin embargo, lo que más sorprende es cuán rápido nos invade la sensación de lo necesaria y oportuna que es esta historia.

7

Vince Gilligan eligió al personaje perfecto para continuar su travesía por el desierto de Albuquerque. Bob Odenkirk sabe llenar la pantalla, hace muecas, recita frases de películas y logra entregar el dramatismo justo cuando el momento lo amerita. Un simple “it’s show time, folks” frente al espejo, nos obliga a poner manos de All That Jazz mirando el televisor.

Llegado el momento, Gilligan sabe regalarnos una secuencia en el desierto, con personajes maniatados y las nubes blancas sobre el cielo azulino. El efecto está completo: esto es amor verdadero. Bastan dos capítulos para que Better Call Saul se convierta en una de nuestras series de cabecera para este 2015.

10

Si Breaking Bad es un hermoso ensayo sobre el ego masculino, donde un profesor de química se tranforma en el hombre poderoso que siempre soñó ser, Better Call Saul se construye sobre el pillo interior que lucha por salir a flote, ese que nace sin talento pero que es lo suficientemente inteligente para otorgarse una ventaja sobre los otros haciendo trampa.

BONUS: Easter Egg para viudos de Breaking Bad, con sabor a Cinnabon

better-call-saul-cinnabon-hed-2015

La triste y casi desgarradora primera escena de Better Call Saul, nos muestra a nuestro abogado favorito trabajando como empleado de una tienda Cinnabon. Los que tienen frescos en la memoria los últimos capítulos de Breaking Bad recordarán que cuando las decisiones de Walter White obligaron a Saul Goodman a dejar la ciudad y abandonar su exitosa identidad, él predijo este grisáceo futuro:Si tengo suerte, en un mes a partir de ahora, en el mejor de los casos, estaré trabajando en una tienda de Cinnabon en Omaha”.

Better Call Saul se encuentra disponible en Netflix y estrena nuevos capítulos todos los martes.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad