Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

TV Review: Tercera temporada de Orange is the New Black

orange-netflix-800x400
Agregar a favoritos

*Esta columna no contiene spoilers.

Me pongo de pie y aplaudo a Jenji Kohan. No solo creó una serie que desde el minuto uno se sintió como una ráfaga de aire fresco en la televisión, sino que sobrevivió a la maldición de la tercera temporada, que en la mayor parte de las series suele ser débil en el mejor de los casos, con una temporada madura, que se perfila como la mejor hasta el momento.

La historia a esta altura es conocida por todos. Orange is The New Black está basada en la historia real de Piper Kerman, una rubia cuica que estuvo un año en la cárcel y que al salir contó su experiencia en un libro que en manos de Netflix y Jenji Kohan se transformó en un éxito televisivo.

OITNBS3_14JULY14_WHILDEN_D0373.NEF

Lo que podría haber sido un sinfín de clichés y una excusa para mostrar ensayadas peleas entre mujeres, fantasías lésbicas y agresiones sexuales, se convirtió en una hazaña creativa que logró mezclar hábilmente comedia y drama en una prisión que se siente real y es habitada por mujeres reales: afroamericanas, latinas, asiáticas, jóvenes y viejas, lesbianas, heterosexuales y transgéneros, todas juntas en un mismo show, donde cada una tiene su momento para brillar.

CASTORANGE

La primera temporada de las aventuras de Piper Chapman (Taylor Schilling) nos entregó un mundo de “locas lindas” donde la reina indiscutible fue Crazy Eyes (Uzo Aduba), seguida por la implacable Red (Kate Mulgrew), la extrovertida Taystee (Danielle Brooks), y la irresistiblemente tierna y cursilona Lorna Morello (Yael Stone).

OITNBS3_31OCT14_WHILDEN_0451.NEF

La segunda empezó débil y tuvo partes algo inconexas: la incorporación de Vee (Lorraine Toussaint) como personaje central en el arco argumental, cuando ya teníamos nuestros corazones comprometidos con otras reclusas, se sintió como un conejo sacado del sombrero para añadir elementos a la trama, pero hacia el final la serie enmendó el rumbo abriéndonos la posibilidad de mirar el mundo de los guardias de prisión, el que resultó ser tan fructífero y emocional como el de nuestras mujeres de naranja.

La tercera temporada ya se encuentra disponible en Netflix y volvió con todo; dando clases de humor negro con historias simples y bien escritas que se permiten a sí mismas tocar temas de género, lesbianismo, represión sexual, abuso de poder y corrupción, sin renunciar al derecho a sacar carcajadas en el proceso.

OITNB S3 EP3004 7-21-14-475.CR2

La nueva temporada abre con la celebración del “Día de la Madre”. La visita de los hijos de las reclusas es una fiesta, todo parece más ligero que nunca con un montón de cosas divertidas pasando en cada esquina, incluida una secuencia en que los cabros chicos tratan inútilmente de romper una piñata con sus puños porque en la prisión no están permitidos los palos de madera, hasta que suena una alarma y todas las presas deben pegar su pecho contra el suelo, mientras sus hijos asustados lloran y preguntan si ellos deben echarse al suelo también. Es el viraje marca Kohan, de la comedia al drama, donde las situaciones más jocosas son hábilmente socavadas con melancolía, recordándole a los espectadores que sus personajes favoritos están en la cárcel.

OITNBS3_11JUNE14_WHILDEN_D0075.NEF

La historia se desarrolla de manera ágil, con diálogos inteligentes donde se respira calidad y los episodios de casi una hora se hacen cada vez más cortos. En uno de sus mejores momentos, un flashback de la siempre ruda Big Boo (Lea DeLaria) lidiando con el rechazo de su padres a su sexualidad emociona hasta las lágrimas. Otro, centrado en Chang (Lori Tan Chinn), nos recuerda la principal fortaleza de Orange is The New Black: decenas de personajes bien escritos, que apenas empezamos a conocer y que fácilmente podrían protagonizar sus propias series.

Todos, menos Larry (Jason Biggs), obviamente, quien, alabado sea el santo patrono de las series de tv, desaparece completamente en esta nueva temporada. (#SorryNotSorry, Larry).

La serie original de Netflix alcanzó su madurez en esta tercera temporada. Dejó atrás las historias paralelas a la cárcel de los amigos de Piper y supo centrar la atención en el increíble grupo de mujeres talentosas que tiene tras las rejas. Hoy podemos decir, con toda seguridad, que Orange is The New Black forma parte de ese grupo exclusivo de series donde todos los personajes son fuertes y ninguno sobra. Bien jugado Netflix.

Mi recomendación: Pónganse el traje naranja y entréguense a la tercera temporada de Orange is The New Black en maratón. Sin excusas, sin explicaciones.

La tercera temporada de Orange Is The New Black se encuentra disponible en Netflix. Disfrútala en tu  LG Smart TV.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
custom_avatar
Publicado por Clau Carrasco Herrera hace 1 año:

Ayer a las 00.30 hrs. Vi que habían liberado la tercera temporada (no a las 4 am como en House Of Cards), vi solo tres capítulos porque hoy había que trabajar temprano, pero si hubiese podido, me mando una maratón.
Me encanta esta serie, como dices es fresca, entretenida, humor negro e inteligente, habla temas no muy habituales en otras series, y en el contexto que se encuentran hace ver que cosas tan triviales, como enseñarle a tu hijo cómo afeitarse, pueden ser una melancolía de la rutina fuera de la cárcel.
Espero los próximos capítulos sean aún mejores y agradezcamos a dios Netflix que sacó la historia del pololo fome de Piper !!

ad