Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Mi primer 4 de Julio

4-de-julio-800x400
Agregar a favoritos

Me tocaron dos 4 de Julio este año, uno en la playa y otro en el pueblo donde vivo y fueron muy distintos.

El primero fue el sábado y luego domingo y eso que el 4 caía viernes, pero hubo lluvia y se esperaba una tormenta que no apareció, entonces las celebraciones se aplazaron. Lo llamativo es que acá el día de la independencia se celebra como un feriado más, uno de los pocos que hay en el calendario estadounidense, y no es gran cosa.

No hay una semana entera de celebración, la gente no se reúne a comer y tomar alcohol y no hay muertos por accidentes de transito. Nadie se va preso por el fiestón del 4 de Julio y el presidente no inaugura la parada oficial o algo por el estilo.

Suena aburrido, plano, y lo es, pero tiene su encanto también. Esto quizás no es una sorpresa, pero para mi lo fue: en el independence day la gente se reúne a ver fuegos artificiales y esa es la celebración.

No veo mucha TV y no me entero de todo lo que pasa en los otros 49 estados, pero al menos acá en New Jersey mi 4 de Julio fue dos noches seguidas de explosiones en el cielo, ir a un restaurant a comer pizza, un hot dog y cuatro chicken fingers por 4 dólares. El día de las pizzas fue el sábado en Asbury Park, una playa a poco menos de 1 hora de donde vivo y mi lugar favorito de la costa de New Jersey o, como a nadie le gusta decirle gracias al infame reality de MTV, Jersey Shore.

Bruce Springsteen ha escrito sobre Asbury Park , una ciudad costera que fue ha tenido varias épocas de gloria o depresión económica y que ahora pasa por un buen momento: hay restaurantes, hay música en vivo (tocaba 311 y Smash Mouth en un par de semanas), hay gente de la mano, hartos niños y una playa tranquila. Yo no soy amigo del mar, quizás porque el pacifico es frío y agresivo, pero acá el atlántico es tranquilito y luego de un rato ya puedes estar nadando y capeando olas.

Lo extraño es que para entrar a la playa hay que pagar 6 dólares, pero bueno, de algún lado tiene que venir el dinero para la seguridad, los salvavidas y la limpieza. Ese día estaba tirado en la arena con mi novia y una pareja de amigos esperando que comenzaran los cohetes, pero explotaron antes en la playa que está a 500 metros más allá.Y si entrecerrabas los ojos también se veían pequeñas luces en el cielo, en la playa a 2 kilómetros.

Luego nos tocaría a nosotros y 30 minutos después ya íbamos camino al restaurant de pizzas que a esa hora se transforma en club. Jugamos varias partidas de Jenga con unos gringos que conocimos ahí.

Ella era de otra playa más al norte llamada Long Branch y él era de la misma ciudad donde vivo yo pero ahora tenia su casa en Nueva York. Ese día descubrí que el Jenga no es lo mío y que cuando digo “Fuck yeah” o “Fucking A ” los gringos se ríen. “Estas cada vez más americano” me dijeron. Lo del domingo fue diferente. En Highland Park hay una mezcla de familias y estudiantes, pero ganan los niños, los pre adolescentes y sus padres.

Ahí comí el hot dog y los 4 chicken fingers. Los fuegos artificiales fueron en un parque muy bonito que la gente usa para hacer deportes como baseball o fútbol, y para correr. Se llama Donaldson y bordea el rio Raritan. Las explosiones no fueron tan fuertes ni tan altas, ni tan impresionantes como en la playa, pero ahora si me tocó un poco de USA.

Por los alto parlantes pusieron el himno y unas marchas militares. Y si bien nadie gritó “Fuck yeah America” todos se pararon a cantar. Y fue como en las películas: una pequeña niña invitada por la alcaldesa se paró frente a todos y entonó la canción nacional con un timbre de voz que vibraba de emoción.

El 4 de Julio no es malo por ser distinto, pero yo estoy acostumbrado a otro tipo de celebraciones y ya quiero que llegue Septiembre para mostrarle como lo hacemos allá en Latinoamérica. Van a quedar peinados para atrás.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad