Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¿Sabes a qué se deben los dominios .TV?

LG-TV-800x400
Agregar a favoritos
Todo sobre:Cultura

Internet es cada vez más grande.  Cerca de estas fechas, en septiembre del año pasado,  sabíamos que el número de páginas web asciende a más de 1.000 millones y sigue aumentando a ritmo acelerado, según datos del sitio Internet, Live Stats.

Muchos han visto este fértil terreno como la oportunidad de hacerse con un espacio en la web registrando sus dominios bajo distintos “puntos” .CL, COM, VE, etc. Son solo parte de la gran gama de dominios existentes en el universo, pero hay uno que ha tomado fuerza con estos años. Los dominios .TV que  han crecido exponencialmente, pero que al contrario de lo que la gente suele creer, no se refiere a la televisión, sino más bien a un país.

Como indicó en su tiempo el The New York Times:

La prominencia repentina del .tv es la última peculiaridad en una de las historias más inusuales de Internet. En la década de los 90, el sufijo .tv fue asignado a Tuvalú. En el apogeo de la fiebre de oro de Internet, en 1999, una startup llamada DotTV pagó USD $50 millones a Tuvalú por el derecho para vender dominios .tv a otras empresas.

Eso nos deja con la siguiente interrogante ¿Qué sucedió en Tuvalú para vender esta mina de oro a terceros?

Durante el 2.000 nos enteramos de que el pequeño grupo de islas polinésicas, vendió los derechos a dotTV, una empresa de Verisign, en la que ellos poseen un 20%  y que le ayudó financiar su entrada en la ONU en donde se han mostrado especialmente activos.

Una de las razones de esto es que Tuvalu se está hundiendo. Literalmente.

Los efectos del cambio climático han transformado a la isla en la crónica de un hundimiento anunciado.  En LG no  han quedado indiferentes a este tema y han desarrollado una campaña que ayudará a las más de 11.000 habitantes a encontrar una solución al cambio climático que los afecta.

Te dejamos con un vídeo que te da a conocer esta iniciativa.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad