Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Crítica Maestra: La Liga de la Justicia

LG
Agregar a favoritos

Llegó el día, señores. Por fin se estrenó la película más esperada por todos aquellos guatacas de polera con logo de Superman/Batman/Flash, y la emoción se nota en el aire. Así que bienvenidos sean a mi crítica maestra de La Liga de la Justicia (Justice League). También conocida como:

El Hombre de Acero 3: Resurrección.

Wonder Woman 2: Todos a la Superfriendzone.

Batman vs. Superman 2: Superando a Martha.

Querida Roboticé al Niño: The Miles Bennet Dyson Story.

De pronto Flash: Como Aquaman para Chocolate.

La película que viene después del atado de Martha/ogro feo

No sé si se acuerdan de una película llamada Batman vs. Superman: El amanecer de la justicia, pero se trataba de esos dos superhéroes que siempre quisimos ver juntos luchando codo a codo contra la injusticia, pero mala suerte porque en en la película puro se palabreaban y se tenían mala, y el inventor de Facebook Lex Luthor, se aprovechaba del pánico e iba y le echaba carbón a la situación, así que los dos superhéroes se agarraban a coscacho limpio hasta que de pronto se daban cuenta de que sus mamás se llamaban las dos Martha por lo tanto eran hermanos y se perdonaban, y después luchaban contra un ogro feo y ahí llegaba Wonder Woman y le ponía el lazo de la verdad al ogro y el compadre confesaba que era el mismo ogro de El Señor de los Anillos pero con gym, y al final Superman fallecía porque en todos los trabajos en grupo hay uno que se sacrifica, snif. Y ya que estamos en el tema, ¿por qué no podía manipular la lanza de kryptonita la amazona inmortal en vez del único pobre gil alérgico a la kryptonita? Da para reflexionar.

Bueno, esta película es lo que pasa después del atado Martha/ogro feo, y es mucho más brígido todo porque esta vez hay una invasión de hombres zancudo, y el primero en cachar el mote es Batman, era que no. Como el compadre además está todo culposo por su responsabilidad en la muerte de Superman, decide juntar a los pocos superhéroes que hay en el planeta siguiendo las pistas que encontró en los archivos de Lex Luthor, porque seguirle el amén a Luthor le funcionó tan bien en la película anterior (Batman no aprende). Pero como Luthor les diseñó hasta los logos a Batman, le da pena desperdiciar tanta buena onda y ZUÁCATE, empieza a reclutarlos uno por uno.

justice-league-mondo-poster

Los personajes del poster

Estos compadres son básicamente los que están en el poster, así que ya saben a lo que van. Obviamente está Wonder Woman, que después de llorar cien años la muerte de Kirk por fin decidió que era hora de superarlo (no como tú que todavía estás pegado con tu ex). La comadre es incluso más maestra que en su propia película (reconózcanlo) y en su primera escena aparece parada en una estatua como Batman y después se dedica a patear traseros, rebotar balas en los brazaletes y ponerle el lazo a los terroristas, y uno ahí con los ojitos de corazón buscando matrículas en el curso de aviación para ver si la impresionamos.

Justice-League-team-posterbanner

El otro superhéroe que reclutan es Aquaman, que tiene el poder de nadar realmente rápido y andar con cara de enojado toda la película, lleno de tatuajes. A mí no me engañan loco, este compadre es Maui de Moana. Tiene el mismo pelo fabuloso, los mismos músculos y tatuajes, y cada vez que salta de grandes alturas grita como si estuviera surfeando. Incluso tiene un arma cortopunzante gigante que no suelta nunca, pero no es tan buena onda como Maui y nunca canta esas canciones tan pegajosas compuestas por el mismísimo Satanás. Se supone que el poder de Aquaman es controlar las criaturas marinas, pero nunca lo vemos haciendo un sharknado o liberando a Chtulhu, lamento informar.

Ah también hay un compadre que es un robot deprimido que anda todo triste porque su papá es Miles Bennet Dyson de Terminator 2, y otra vez está haciendo trampa usando tecnología de otro mundo para llevarse él el crédito y ganarse el Nobel. Lo malo es que los experimentos los hizo en él mismo, y ahora es un Cyborg (mitad humano mitad Robocop) que tiene poderes pero nadie sabe hasta dónde llegan sus poderes ni qué va a pasar con él.

El último superhéroe nuevo es Flash, que es un compadre bueno para ponerse chino, que no tiene amigos, es medio cobarde y nunca ha tenido mucho trabajo en el campo del superheroismo, porque sus poderes consisten en ser rápido y sería todo. Puede correr, hacer cosas sin que nadie se dé cuenta, y generar rayos que se ven muy peligrosos, y aunque ya hemos visto superhéroes rápidos antes (Quicksilver, Dash, Speedy González), hay que reconocer que este compadre es una de las mejores cosas de esta película. Ver que se emociona conociendo a Wonder Woman o a Batman, verlo improvisar durante las batallas y que sea el único que se atreve a tirar tallas en los peores momentos, hizo que me dieran ganas de verlo en su película, onda, mañana.

Larga vida a la Liga de la Justicia

Y saben qué, no la voy a alargar más: lo pasé chanchísimo viendo esta película y cualquier persona que le tenga el mínimo cariño a Batman, Superman o Wonder Woman, lo va a pasar bien igual. La trama da lo mismo, y el malo (Stephen Wolf) es exactamente igual a los malos de Wonder Woman, Thor Thor Ragnarok: un ser todopoderoso de maldad, con casco con cachos y poder destructivo de ese que genera una onda expansiva cada vez que le pegan al suelo. En otras palabras: zzzzz. Pero la gracia aquí es ver a todos estos personajes juntos, y ahí sí que la película funciona bien.

El Batman de Ben Affleck sigue siendo tan pulento como siempre y también sus interacciones con Alfred y con Gordon, dan ganas de que estrenen de una buena vez su película en solitario. Pero una vez que une al grupo, ya deja de importarnos mucho. Ahí el show es completamente de los demás personajes, incluyendo al resucitado Superman, que debe ser una de las cosas más pulentas de toda la película.

Si no sabían que volvía Superman y están enojados por el spoiler, por favor denme el dato de dónde queda la caverna esa en la que viven. Bueno, la cosa es que La Liga de la Justicia me llevó a un lugar en el que no había estado hace mucho tiempo: donde Superman es realmente el padre de todos los superhéroes, y donde uno siente que está delante de un alienígena superpodoroso que nos cuida a todos. Aunque a mí me gustan las películas anteriores, creo que esta sensación solo existió de manera esporádica, así que obviamente voy a aplaudir a la película que lo vuelve a poner ahí.

Justice-League-Success-Future-Dc-Movie-Release-Slate

Tiene cosas malas la película, sí. Como ya les dije, el villano no salva a nadie. Es un decir claro, ningún villano salva a nadie (excepto quizás Magneto o Vegeta). La historia acá es demasiado rápida a veces, porque todo el mundo se quejó de que las películas anteriores eran muy largas y/o densas, así que muchos momentos pasan así casi sin que uno se dé cuenta. Pero cada vez que estos personajes están juntos en la pantalla, no pude evitar sonreír de oreja a oreja, levantando las cejas y abriendo así cada pepa cada vez que alguno hacía algo maestro, cosa que sucede con bastante regularidad.

Algo que a mucha gente le preocupa es que esta película sea demasiado Marvel. Con mucho chistecito y escenas post créditos (¡no se vayan del cine hasta verlas!). A esa gente le digo que se quede tranquila, porque sigue sintiéndose distinto a las películas de Marvel de alguna forma, pese a ser más divertida, más light y más rápida. Ojalá hubiese sido mejor, obvio, ojalá el villano hubiese tenido un plan un poquito más entretenido que “juntar bombas para destruir el mundo mmmuajajaja”, ojalá los personajes se hubiesen juntado de manera más orgánica y no tan “¿Hagamos la liga de la justicia? Bueno ya”. Pero con todos esos defectos, y con muchas películas menos que Marvel, sigue siendo un universo pulento que quiero seguir visitando de cuando en vez.

Yo por lo menos me alegro de ver un mundo más colorido, pero que sigue tratándose de dioses que cuidan a la humanidad y que se toman en serio. Como muchos alguna vez jugué a los superhéroes, me puse una bolsa de basura de capa y puse caritas mientras tiraba rayos imaginarios desde las palmas de mis manos. Esta película me recordó lo que se sentía hacer eso, y qué quieren que les diga. Larga vida a la Liga de la Justicia.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad