Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¡Estreno imperdible! ¡Isla de perros! ¡Vayan!

LG
Agregar a favoritos

No quiero exagerar cabros, pero esta película es lejos lo mejor que he visto en mucho tiempo, y eso que me miro al espejo todos los días. Es una película de animación stop-motion cuadro a cuadro paciencia-system dirigida por Wes Anderson, el compadre que siempre nos deja con la boca abierta a pura simetría, color y ternura, y que con esta película se superó a sí mismo y déjenme decirles que se les va a abrir el alma y van a sangrar arcoíris de dulzura, perritos y amor, y van a estornudar nobleza, y van a toser cariño. Literalmente, porque esta película es una obra maestra.

No sé qué hacen todavía leyendo en vez de estar ahí sentados frente a una pantalla con las pupilas y el alma bien abiertas, pero bueno, voy a seguir hablando. Esta película está ambientada en Japón y se trata de un alcalde pelmazo que decide enfrentar la gripe canina mandando a todos los perros (mascotas con dueño y callejeros) a una isla, isla que rápidamente se transforma en una tierra de nadie post-apocalíptica donde los pobres perros viven en la suya, donde no hay señoras con correas retráctiles, ni chalequitos tejidos a mano, ni humanos que esperan pacientemente con la bolsita para envasar las deposiciones.

isla-perros-kClD--620x349@abc

 Caer en una telaraña de algodón de dulce

La historia empieza cuando un niño llamado Atari aparece en un avión con la firme intención de encontrar a su perro, y conoce a un montón de personajes y de a poco la historia empieza a armarse y uno ahí, flotando en una nube de placer durante ciento un minutos exactos, desde el primer logotipo que aparece, hasta el punto final de los créditos que dice que ningún animal sufrió daño durante la filmación de esta película, porque es de stop-motion y la única que sufrió fue la plasticina.

Como otras películas de Wes Anderson (Los Excéntricos Tenembaums, Gran Budapest Hotel), esta también está contada como si fuese un libro. Tiene capítulos que tienen su título en pantalla, narrador omnisciente de vozarrón profunda, y caer en las redes de la historia es como caer en una telaraña de algodón de dulce que te hace cariño en la cabecita y te mece para que hagas tutito. Tierna como una historia de Charlie Brown, con el honor y la emoción de una historia japonesa.

maxresdefault

Elenco que no se puede creer

El elenco está formado por gente increíble que ya había trabajado con Wes Anderson como Bill “Space Jam” Murray, Edward “el otro Hulk” Norton, Jeff “Brundle Mosca” Goldblum, Tilda “Salta Pal Lao Meryl Streep” Swinton, Frances “Adópeteme Señora” McDormand, F. Murray “Salieri” Abraham y gente que nunca había trabajado con Wes Anderson, como Scarlett “Cuándo la Película de Black Widow” Johansson y el mismísimo Bryan “Say My Name I’m The One Who Knocks Run You’re Goddamn Right I am the Danger Papá de Malcolm” Cranston.

Normalmente me daría lo mismo nombrar a los actores cuando lo único que hacen son las voces, pero van a tener que creerme cuando les digo que todas estas actuaciones son un registro alucinante que no se puede creer. Les juro. Todos estos compadres les dan tanto humor y profundidad a sus personajes, que uno no se imagina a otros actores reemplazándolos.

Especialmente el perro Heisenberg. Algo me dice que desde que Bryan Cranston hizo Breaking Bad que estaba buscando otro personaje tan bueno como ese, y en mi opinión aquí lo encontró. “Chief” es un perro que muerde, que tiene una opinión muy formada del universo, y que se mueve en este mundo como un samurái, o como un ronin más en específico, y su relación con el niño Atari es una de las cosas más inolvidables que han salido en pantalla en los últimos años.

isla-de-perros-berlinale

Y saben qué, yo sé que hacer películas con perritos es trampa. Todos lloramos con Hachiko, Marley & Me y el capítulo del perro de Futurama, pero esto es otra cosa. Aunque los perros se comportan MUY como perros (los dueños de perros lo van a pasar particularmente bien), acá lo que importa es la relación personal que se da entre los personajes. Cómo sus pasados se encuentran en el presente que están viviendo, y cómo se transforman con la presencia de los demás personajes. Mientras pienso en algunos momentos de esta película se me llenan los ojos de lágrimas (no por lo triste, sino por lo emocionante) y me cuesta un poco tipear y cmplke hjnepl

Y me van a perdonar lo breve de la crítica, pero creo que ya lo dije todo. Nota siete, promedio siete. Probablemente la mejor película del año, así que cerremos el 2018 al tiro, entreguemos todos los premios y vámonos a la casa. En serio queridos lectores, si no van a ver esta película al cine, se van a estar perdiendo algo grande, y Dios los va a castigar porque no están aprovechando ni sus globos oculares, ni sus canales auditivos ni su alma. Gracias por leer, cabros. Calificación máxima, por si no quedó claro.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad