Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Mini proyector Portátil: LG Mini Beam

Proyector Portátil Mini Beam LG
Agregar a favoritos

Tuve días complejos. Sumado al cambio de casa, me sucedió algo horrible. No tuve mi televisor por varios días.

No vamos a entrar en detalles, pero el asunto es que justamente por esas fechas me prestaron el LG MiniBeam PH 300 y cuando lo devolví, lloré. No me malinterpreten, amo mi televisor, pero es que después de pasar una semana viendo por medio de esa maravilla es difícil volver a la realidad.

En el sitio hermano de LGTV para móviles (LG Mobile) hice una reseña del Music Flow p7, un parlante portátil (increíble también) desde la perspectiva de un mortal y bueno, y con MiniBeam opté por lo mismo.

El tamaño perfecto para un proyector portátil

El LG Mini Beam es un mini proyector portátil pequeñísimo.  Es más pequeño que una caja de zapatos de niños y cabe facilmente en tus manos, pero no te engañes, en su interior nos trae un proyector capaz de desplegar una pantalla virtual de hasta 100 pulgadas y una resolución nativa de 1280×720 píxeles. Es decir, puedes convertir tu casa, en una pequeña sala de cine, sin esfuerzo.

El diseño del mini proyector portátil es bonito, elegante y simple, y como dicen por ahí, menos es más. Se nota que se la juegan por un estilo de corte retro que cuando está apagado, pasa por un objeto decorativo bastante cool, no ocupa espacio y es totalmente práctico.

Al frente posee su ampolleta LED –que increíblemente dura 30,000 horas, lo que te alcanza para ver todas las temporadas de Friends, unas miles veces, más menos- junto a su extractor de aire, muy, muy silencioso. En el costado izquierdo está ubicado el enfoque del proyector. En su parte superior cuenta con los controles táctiles para manejarlo,  menú, encendido, apagado, flechas direccionales (que también controlan la velocidad) etc. Todo, muy, muy intuitivo. Y creo que está demás decir que viene con un pequeño control remoto que funciona de maravillas.

Cuenta con entrada HDMI para poder conectar, bueno, básicamente cualquier cosa al día de hoy. Lo probé con notebooks, consolas de videojuegos (lloré), smartphones y tablets (porque también tiene conexión MHL, chúpate esa). Ni un solo problema.

Además, el mini proyector portátil, tiene una conexión USB para poder leer directamente archivos desde unidades de almacenamiento masivo, incluyendo archivos de ofimática (Excel, Power Point, Word o fotografías). Puse mi disco duro para ver cintas y me encontré con una interfaz directa, muy sencilla y rápida de usar. En menos de un minuto estaba viendo películas.

Mini Proyector Mini Beam LG

Proyecta donde quieras, cuando quieras

Como decía en el principio. Estuve sin televisión, así que esta (mini) maravilla me acompañó y, para grata sorpresa, es todo terreno. Mira, si por alguna casualidad de la vida, te encuentras en un lugar sin toma eléctrica (o el enchufe no alcanza, vamos, que eso pasa) el mini proyector portátil posee autonomía propia.  Su batería alcanza dos horas y media, más que suficiente para ver lo que quieras y despreocuparte de los cables.

Su sonido es claro, con una calidad proporcional al audio de tu cinta y cumple satisfactoriamente si es que no tienes algo como el P7 para acompañar. También cuenta con una salida de audio Jack 3.5 mm por si le quieres conectar algo.

Dada su portabilidad, me atrevería a aventurar que este gadget puede ser tu mejor amigo si sales de vacaciones. Básicamente necesitas tres cosas: el Mini Beam cargado, una película y un fondo, el resto del trabajo lo hace solito. E incluso diría que es una buena opción como centro de entretenimiento definitivo si quieres algo distinto.

Ahora tengo televisor, pero sigo mirando el techo y extrañándote, Mini Beam. Por favor vuelve, todavía me quedan capítulos de House of Cards por ver.

Si quieres saber más sobre los productos LG, visita los minisitios en el retail nacional. 

Ripley.

Paris.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad