Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

¿Sobre qué superficie es mejor proyectar una película?

Agregar a favoritos

Hoy en día el mercado nos ofrece excelentes alternativas de proyectores, tales como la serie Mini Beam, de LG. A la hora de querer sentirnos en el cine dentro de nuestras propias casas, ponemos mucha atención a la hora de comprarnos un proyector, nos informamos sobre ellos antes de adquirirlos, sobre su potencia o portabilidad. Pero, ¿qué hay de la superficie de proyección?, ¿llegaremos a nuestra casa a proyectar películas sobre la pared o compraremos una pantalla?

En resumen hay tres sencillas formas de proyectar nuestras películas: sobre una pantalla de proyección especialmente comprada para estos efectos, sobre una sábana o sobre una pared blanca.

Sábana o pared blanca

Estas dos tienen una ventaja incalculable: ¡son gratuitas! Y si bien es cierto que la calidad de la proyección se verá mermada, resulta ser una forma sencilla de disfrutar de una película porque, ¿quién no tiene una pared blanca en casa o una sábana del mismo tono?

Si no tienes el dinero suficiente como para comprarte una pantalla, utiliza esta opción, pero pon atención a un par de cosas. Si vas a proyectar sobre la pared, asegúrate que ésta sea lo más lisa posible y que no esté manchada. Además debe ser lo suficientemente grande como para abarcar todo el cuadro (aunque también siempre depende de cuán lejos pongas el proyector).

En el caso de que no cuentes con paredes blancas pero sí con una sábana blanca, asegúrate de que no esté amarillenta, ojalá la dispongas sólo para esos fines y la laves con regularidad.

La mejor opción: Una pantalla

¿Por qué es la mejor opción? Simple, las pantallas de proyección están fabricadas con materiales que impiden que la luz rebote. Sin embargo, debes fijarte en algunas características antes de invertir:

1. ¿Pantalla fija o móvil? Podemos elegir una estructura rígida para instalar en casa, o bien, una pantalla enrrollable o plegable para que nos acompañe donde queramos ir.

2. Ganancia: Cuando se dice que un proyector tiene ganancia cero, nos referimos a que la luz del proyector se refleja sobre la pantalla en todas las direcciones. Ahora, si vas a usar el proyector en tu casa, donde vas a tener cierto control de la luz, te recomiendo una ganancia entre 1.0 y 1.8.

3. Brillo: El brillo se mide en LUX y lo ideal es que nos proporcione el mayor contraste posible entre la pantalla de proyección y la pared trasera, para que la imagen no quede blanquecina. Si en nuestro hogar podemos controlar la luz, 100 LUX sería lo óptimo.

4. Una pantalla transparente al sonido: Para lograr un efecto intenso de sonido, lo ideal es colocar los altavoces tras la pantalla. Sin embargo, un requerimiento para hacer esto es que la pantalla que estemos utilizando sea transparente al sonido, es decir, esté microperforada para hacer pasar las ondas de sonido.

5. Ubicación del proyector: Si tienes una pantalla de proporciones 16:9 (lo cual hoy es un requisito básico), lo ideal es que coloques el proyector en el techo. La idea es que quede justo en la línea superior de la pantalla.

Con estos consejos estás listo para ir a la tienda y comprar, de manera informada, tu pantalla ideal (o bien, elegir la mejor de tus sábanas y tu pared más limpia para proyectar). ¡La idea es que tu proyector LG se luzca en el mejor soporte!

Para más información sobre proyectores LG, visita nuestros sitios LG Paris y LG Ripley.

¿Invertirías en una pantalla de proyección?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad