Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

En tres preguntas: Coco González, pintor chileno

LG-Pintor-800x400 (1)
Agregar a favoritos

Fotografía principal: Jorge Brantmayer

Coco González Lohse es un pintor chileno, Licenciado en Artes con mención Pintura Universidad de Chile, desde 1988 ha desarrollado 14 exposiciones individuales y ha participado en más de 100 exposiciones colectivas. Sin duda, es idóneo para explicarnos cómo sobrevivir a una vida con el arte, sus pasiones e integridad.

En los últimos años ha desarrollado una interesante documentación y coorperativa con variados artistas chilenos uniéndolos en diversas instancias como el libro “Sub 30” donde agrupó a 60 pintores menores de 30 años o en SXC cooperativa de artistas formados en la década del 80.

El pintor ha desarrollado su carrera siempre ligado al trabajo colectivo:

La problemática que ha rondando mi trabajo es la sublimación de la piel. Al principio, el viaje fue solitario y romántico. Después se trasladó a la relación de pareja, mientras que a partir de 1998, comenzó a girar en torno a las nociones de “cuerpo colectivo” y de “pertenencia”. Esto hizo posible que mi trabajo indagara en las relaciones entre lo cotidiano y las imágenes vernáculas.

1010086_536031096495732_341018784_n

Hoy el artista se encuentra de cabeza trabajando para SXC que busca promover la difusión, edición, investigación, creación y venta de obras de arte. Todos tienen en común su paso creativo por la década de los 80.

Además, prepara “BAKAN” su nueva expo colectiva junto a otros cinco artistas que se inaugurará el sábado 20 de diciembre en Vicente Vargas Estudio, Valparaíso.

Conversamos con Coco González sobre su pasión y trabajo colectivo.

-¿Cómo se puede vivir del arte?

Lo primero que tengo que responder, es que es una elección, nadie te obliga a seguir la vida de artista, como tal debes estar medianamente contento, por no decir feliz, con que puedes desarrollar tu trabajo, otra cosa es que lo pases mal y te enrolles haciéndolo, pero eso es harina de otro costal.

Luego tengo que responder de qué forma uno considera que se debe vivir, para qué y cómo, ahí depende de cada uno , no hay una receta que diga qué es lo correcto, estamos demasiado pregnados de ideas neoliberales con respecto de lo que debe ser un artista y un individuo en nuestra sociedad como para también incluir al ARTE en ese plato, pues para mí es el pequeño reducto de libertad que se puede tener.

Ahora si quieres que te responda en término prácticos, es claro que se deben pagar cuentas, comer y todas esas cosas, algunos prefieren trabajar en otra cosa y no vender, otros como yo prefieren estar todo el día inscritos en una vida creativa e indistintamente los dineros salen de trabajos varios con respecto a ese ejercicios, ventas de obras, clases, asesorías, curatorías, ediciones de libros, proyectos, trabajos sociales pagados por el Estado o por alguna empresa, autogestión.

En lo personal me interesa hacer dinero para pagar proyectos colectivos y de redes que de otra forma no tendrían financiamiento. Para finalizar tendría que decir que para mí el dinero solo viabiliza velocidad a la hora de hacer proyectos, no busco el poder excesivo ni un mejor estatus social siendo artista, El artista tiene la fortuna de ser un cortesano que puede moverse transversalmente por la sociedad.

El artista como cualquier persona , puede y debe aspirar y soñar todo lo que se atreva.

526466_296811563751021_858199525_n

“Juntos Solos ” Técnica Mixta sobre tela, 30X30 cm. (2010-2012)

-¿Cuáles son tus artistas chilenos favoritos y las obras que más te marcaron?

En el año 1980 estaba en primero medio y hubo una muestra de Rodolfo Opazo y Ricardo Yrarrazaval en la Sala Matta del MNBA, viendo esa exposición supe que quería ser pintor, luego tuve la suerte de conocer a ambos y de ser alumno y ayudante de Rodolfo Opazo en la Universidad de Chile. También recuerdo que cuando entré en la U, nos hicimos muy amigos con la Juana Díaz que es sobrina de Gonzalo Díaz y con ella y con el Felipe, hermano menor de Gonzalo, fuimos un par de veces a la casa de sus papás y me sorprendía la pintura del “Cancerbero” que había allí y que me marcó también poderosamente.

Con el tiempo me fueron dialogando diferentes artistas que conservo en la mente y en el ojo, algunos mayores como: Pedro Luna, Julio Ortiz de Zárate, Enrique Bertrix, Camilo Mori, Carlos Ortuzar, Juan Downey, que no logré conocer , como así algunos que si he tenido la fortuna de conocer: Eugenio Dittborn, Guillermo Nuñez, Alvaro Oyarzún, Bernardo Oyarzún, Juan Castillo, Juan Domingo Dávila, Las Yeguas del Apocalipsis ( El Pedro y el Pancho ), Norton Maza, Mario Z , Victor Hugo Bravo, Victor Castillo, Rodrigo Cabezas, Samy Benmayor, Bororo, Carlos Altamirano.

Super Rescue. Oleo, Acrílico y Collage sobre tela. 50x50 cm (1994)

Super Rescue. Oleo, Acrílico y Collage sobre tela. 50×50 cm (1994)

-¿Qué diferencias destacarías de tu generación en comparación con la de hoy?

Es indudable que haber estudiado en la década de los ochenta me marcó profundamente teniendo la certeza que mi generación es una etapa perdida dentro de la historia del arte chileno y dentro del país, fuimos una generación de transición en todos los sentidos y hemos pagado todos los derechos demasiado caro para poder participar (con muy contadas diferencias) del sistema. Como soy un pintor-vitalista, es indudable que he graficado pictóricamente este tiempo y mi trabajo ha ido cambiando en base a esa emoción y sentimiento primigenio.

Mi generación tuvo que crear plataformas de difusión y participación inteligentes y creativas, que lamentablemente perdimos con el regreso de la Democracia, fuimos una generación en la cual podías estar sin participar pero igual generabas energía, cosa que ahora no pasa, fuimos una generación en la cual la palabra Underground, si tenía sentido, en la actualidad es más difícil comprender estos parámetros, antes por ejemplo era muy difícil, publicar, estudiar y viajar, cosa que ahora se da por un derecho y muchas personas y artistas no solo lo usan , si no que abusan de ello, prueba de esto es que encuentro contraproducente que un artista con 30 años de experiencia valga menos que un artistas de 30 años con un doctorado, cosas de la profesionalización del arte que no comparto del todo.

Para mí es indudable que las generaciones actuales tienen sus propios problemas y contratiempos, pero que en comparación con los que tuvimos nosotros no son gran cosa.

Bonus

-¿De qué manera pueden los artistas aprovechar las ventajas digitales?

Como provengo de una generación de transición tecnológica, en la cual empecé siendo educado primero por la radio y luego por la televisión, el universo digital entró tardíamente en mi mundo, por lo menos durante el período de Universidad nunca supe de tecnologías, por lo menos usarlas, luego ha sido tan explosivo y pregnante la vida con la tecnología que uno no puede separarse de ella, es un nuevo lenguaje que debes por lo menos usar, aunque creo que es aún más necesarios manejarlos. Ojalá de manera más que óptima, pues son ventajas comparativas usar sus plataformas, de edición, difusión, diseño, de contenido y filiación en el caso de tráfico de información por la red.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente

ad